miércoles, 14 noviembre 2018
05:33
, última actualización

Sánchez-Torra: ¿Dialogar sobre qué?

06 jul 2018 / 23:21 h - Actualizado: 06 jul 2018 / 23:45 h.
  • Sánchez-Torra: ¿Dialogar sobre qué?

Como ya hemos advertido tantas veces en estas páginas, el problema catalán vuelve a ser el mismo que fue, las posiciones secesionistas vuelven a ser las mismas que fueron, la gravedad del problema es idéntico. Y se suma el que se gesta en el País Vasco (se está redactando un estatuto que más bien parece la constitución de un país cualquiera). Además, todo puede empeorar.

Pedro Sánchez ha tenido que decir basta. Aunque de forma tibia y sin que el golpe en la mesa haya sido especialmente sonoro. Ante una evidente debilidad del Gobierno, Torra ha apretado el acelerador. Cada uno muy en el papel que les toca interpretar en esta pantomima. Uno habla de proporcionalidad y firmeza, de la necesidad de una actitud menos agresiva al otro lado. El otro quiere la independencia y solo eso.

El Gobierno va a impugnar ante el Tribunal Constitucional la moción que se aprobó en el Parlament el pasado jueves. En esa moción, el independentismo catalán reafirma «los objetivos políticos» que se aprobaron en la resolución el 9 de noviembre de 2015; es decir, el independentismo apuesta por seguir adelante para conseguir la independencia de Cataluña y la proclamación de la república catalana.

Ha dicho la ministra portavoz, Isabel Celaá, que «el derecho a la autodeterminación no existe, no está contemplado en ninguna carta magna ni constitución de los estados democráticos, por tanto, esto no tiene ningún recorrido». Cosa que, por otra parte, es radicalmente cierta.

Pero entonces, ¿de qué van a hablar Sánchez y Torra el próximo lunes? Si lo que van a pedir los independentistas es imposible (algo que todos los españoles saben incluidos ellos), ¿de qué quieren hablar exactamente? Por otra parte, el señor Sánchez sabe que el referéndum del 1 de octubre fue ilegal, que la mitad de los catalanes está radicalmente en contra de este circo que montó la derecha catalana para tapar sus miserias en forma de comisiones ilegales y que la izquierda aprovechó para avanzar en su movimiento republicano e independentista. Si sabe esto, que solo es una pequeña muestra del desbarajuste catalán, ¿de qué intenta hablar con el supremacista y xenófobo Torra?

Veremos cómo justifica Sánchez todo esto y veremos cómo Torra le acusa de ser el mismo perro con distinta correa. Veremos.


  • 1