martes, 16 enero 2018
19:04
, última actualización

Turismo sostenible para 2018

08 ene 2018 / 23:45 h - Actualizado: 08 ene 2018 / 23:45 h.
  • Turismo sostenible para 2018

El pasado año ha sido un tiempo excelente para el turismo. Los números que ya se conocen son de récord. Y, por si quedaba alguna duda por aclarar, este año que acaba de comenzar parece que será mejor. Una excelente noticia que no puede convertirse en otra cosa debido a los descuidos o a la mala gestión. No sería la primera vez que la falta de control y un crecimiento sustentado en la baja calidad y la falta de encaje posible con la realidad desembocan en un desastre.

No se trata de sumar sin tener en cuenta qué es lo que se va acumulando, no se trata de llenar la ciudad de turistas olvidando que los sevillanos no pueden perder calidad de vida ni parte de su bienestar y que no pueden dejar de ofrecerse servicios públicos básicos por la acumulación descontrolada y desproporcionada de turistas.

Andalucía es la tercera comunidad autónoma preferida por el turista si tenemos en cuenta el número de personas que la visitan. Y Sevilla sigue atesorando datos que convierten la ciudad en un destino turístico de primera línea. Sigue aumentando el número de turistas que utilizan los establecimientos hosteleros, también el número de extranjeros que visitan la ciudad, el número de turistas nacionales o la cantidad de pasajeros que pasa por el aeropuerto de Sevilla. Faltan por conocer los datos del mes de diciembre aunque todo indica que los datos definitivos del año serán motivo de celebración.

La ciudad ha conseguido enseñar la mejor de sus caras y el turista ha ido respondiendo de forma más que positiva. Ahora hace falta que la magnífica oferta cultural con el ‘Año Murillo’ al frente, la calidad de los servicios públicos y de la oferta hostelera, se mantengan al mismo nivel de excelencia a la que se ha llegado. No pueden olvidarse las cuestiones fundamentales que convertirían un gran éxito en un fracaso absoluto que sólo serviría para ingresar unos euros durante un tiempo determinado y poco más.

El turismo sostenible y encajado en la realidad de Sevilla está muy alejado de las aglomeraciones sin sentido o de un turismo de muy baja calidad que sólo afecta negativamente a la imagen de la ciudad.


  • 1