domingo, 09 diciembre 2018
21:35
, última actualización

Una reflexión sobre el Mediterráneo

Comienza el año y se inaugura un contador que resulta ser el más claro indicativo del gran fracaso de la sociedad europea

07 ene 2018 / 22:05 h - Actualizado: 07 ene 2018 / 22:07 h.
  •  Una reflexión sobre el Mediterráneo

Comienza el año y se inaugura un contador que resulta ser el más claro indicativo del gran fracaso de la sociedad europea; se inaugura el contador de personas muertas que trataban de tener una vida digna lejos de sus países de origen.

Hace unos días, ciento cincuenta personas trataban de llegar a Europa navegando en un bote inflable. Estando al norte de Trípoli, el bote naufragó y, aunque la cifra de muertos no está clara, parece ser que son veinticinco las personas que han muerto ahogadas.

El mar Mediterráneo sigue convertido en el cementerio más cruel y multitudinario de la Tierra; convertido en símbolo de la vergüenza que debería sentir cualquier europeo sabiendo que, cada día, son cientos las personas que intentan llegar a las costas europeas en busca de un futuro; convertido en el símbolo de un fracaso humanitario y colectivo incomprensible e injustificable.

En Europa no se duda en intervenir una economía, pero los países de la UE son incapaces de cumplir con sus compromisos humanitarios. Vemos a través de los medios de comunicación cómo hombres, mujeres y niños, se juegan a vida y, muchas veces la pierden, pero eso ya no es una noticia de interés. Es necesario que los europeos reflexionemos sobre lo que está pasando en el Mediterráneo.


  • 1