domingo, 15 septiembre 2019
23:15
, última actualización

El alma cofrade del Polígono Sur

La música procesional suena en Las Tres Mil Viviendas con la AM Santa María de la Esperanza

02 mar 2017 / 12:15 h - Actualizado: 02 mar 2017 / 12:16 h.
  • Componentes de la AM Santa María de la Esperanza, del Polígono Sur./ El Correo
    Componentes de la AM Santa María de la Esperanza, del Polígono Sur./ El Correo

La devoción y el sentimiento cofrade forman parte de Sevilla, son pasiones que se encuentran en cualquier rincón de nuestra ciudad. En el barrio del Polígono Sur, la humildad convive con la fe, y las hermandades de Sevilla han querido apoyarles. El Proyecto Fraternitas nace en el Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla, en una asamblea de hermanos mayores que decidieron hacer una acción social conjunta ubicada en esta zona.

A la cabeza de este proyecto está Maruja Vilches. «Nos dimos cuenta de que los intereses de la juventud, normalmente, van con la música, con ser costalero, Sevilla es cofrade por antonomasia. Pensamos que la creación de una banda de música en esta parroquia podía ser una iniciativa muy formativa y motivadora para los jóvenes. Entonces recurrimos a las hermandades, que, francamente, se han volcado con esta banda».

La agrupación musical Santa María de la Esperanza es la niña bonita del Proyecto Fraternitas. Está creciendo de forma ejemplar. Y de ello tiene mucha culpa su director musical, Mario Infante. «Nosotros tenemos la ayuda 100% del Proyecto Fraternitas. Siempre que nos ha hecho falta algo, las hermandades han estado ahí. Y gracias a Dios, la evolución que está teniendo la banda nos permite financiarnos un poco los instrumentos y parte de la uniformidad».

Una particularidad de esta banda es que está integrada en una parroquia, la de Jesús Obrero. En ella residen los titulares de Bendición y Esperanza, que cada Viernes de Dolores procesionan por las calles del Polígono Sur. Este año serán más del barrio que nunca, porque su misterio irá acompañado durante todo el recorrido por estos músicos.

Maruja siente algo especial por el barrio de Las Tres Mil Viviendas. «Esta noticia nos tiene a todos en la gloria. Lo que ellos tienen más próximo son los titulares de esta agrupación parroquial que saca un paso de misterio maravilloso el Viernes de Dolores. Todo aquel que venga a verlo sentirá que el Evangelio va por las calles del barrio, y este año mecido por la banda Santa María de la Esperanza. La gente se vuelca con los titulares, vienen a verlo con un respeto impresionante. Yo vengo todos los años a acompañarlos y en ningún momento del recorrido están solos ni hay una sola falta de respeto ante su presencia».

El director está preparando a conciencia a sus músicos esta temporada tan especial que supone un importante paso adelante para la agrupación. «Poder acompañar durante todo el recorrido a los titulares de Bendición y Esperanza este Viernes de Dolores es una sorpresa grata para nosotros porque el objetivo con el que se crea la agrupación musical es salir detrás de su misterio. Desde el primer momento hemos ido con él durante un pequeño un tramo del recorrido, pero este año lo hacemos al completo. Esperamos saber aprovechar esa oportunidad.

Estamos a contrarreloj porque gracias a Dios tenemos muchos compromisos dentro y fuera de Andalucía. Este año promete, tenemos tres días ya en la Semana Santa de Sevilla. El Viernes de Dolores vamos tras nuestro misterio, el Sábado de Pasión estamos con la Hermandad de los Dolores de Torreblanca y el Domingo de Ramos acompañamos a la Cruz de Guía de la Hermandad de La Paz. Además, el Jueves Santo vamos a Zalamea La Real, Huelva, donde también hemos tenido una gran acogida y nos han renovado otro año más».

Para que todas las piezas de este grupo de músicos encajen a la perfección, Santiago Mosquero se encarga con especial atención del personal humano. «Hablamos de un barrio que tiene el 60% de paro, y donde el absentismo escolar es brutal. Nosotros tenemos que hacer que se sientan útiles en su casa, que se sientan cómodos. Si los chavales están con nosotros unas horas a la semana dejan de pensar en otra cosa. Eso no significa que aquí todos los chicos tengan que caer en lo que estamos insinuando, es una labor que también se hace en otras bandas de Sevilla.

Nosotros hemos crecido, tenemos compromisos, seguramente esta Semana Santa será muy especial. Pero con lo que yo me quedo, especialmente, es con la alegría del trabajo bien hecho. Los chicos ven que con mucho esfuerzo, sacrificio y disciplina se logran cosas, y ellos son los protagonistas»


  • 1