martes, 13 noviembre 2018
01:22
, última actualización

La Roda apoya a sus emprendedores

Los vecinos pueden acceder a 500 euros por estar seis meses como autónomos y a 500 más si contratan a una mujer

29 ago 2018 / 08:16 h - Actualizado: 29 ago 2018 / 07:00 h.
  • Yésica Rivera ha montado una pequeña tienda con la ayuda del Ayuntamiento. / F.C.
    Yésica Rivera ha montado una pequeña tienda con la ayuda del Ayuntamiento. / F.C.
  • Pepi Quintana posa en su tienda de desavío. / F.C.
    Pepi Quintana posa en su tienda de desavío. / F.C.

Casi 40.000 euros ha invertido el Ayuntamiento de La Roda de Andalucía en un programa de fomento de empleo para jóvenes y mujeres destinados a apoyar el empleo. Eso sí, tiene un matiz muy particular: el dinero se entrega a fondo perdido, y siempre que se justifique que se está «en paz» con todos los impuestos.

La medida, que acaba de firmar un nuevo capítulo con la entrega de nuevos cheques, supone que si alguien se da de alta como autónomo, seis meses después puede recibir 1.000 euros a fondo perdido, ya que se le entregan 500 euros por llevar medio año en la actividad y 500 más si contrata a una mujer, con el fin de ayudar a paliar las cifras de paro entre la población femenina del municipio.

El alcalde, Fidel Romero (IU), entiende que es una medida casi más necesaria que original, ya que «los jóvenes y las mujeres son los sectores más castigados en el mundo laboral, y el paro tiene demasiadas mujeres y hombres, con lo que se intenta ayudar al sector empresarial, mujeres y jóvenes, castigados por el desempleo, y se dinamiza la microeconomía, no solo de forma directa, sino que también se le ayuda a contratar a otras personas».

El apoyo se considera, además, muy importante a la hora de realizar en la localidad una labor de economía circular, ya que si los autónomos tienen liquidez «les ayuda a comprar a proveedores, disponer de materiales, trabajar con comerciales o ayudar en la fabricación de productos».

Hasta el momento, este capítulo de ayudas ha certificado la entrega de 39.975 euros, siempre que se cumpla una condición mínima: las personas que las solicitan tienen que certificar ante el Ayuntamiento que se encuentran completamente al día en el pago de todos los impuestos relacionados con su actividad. Si es así, automáticamente reciben 500 euros a fondo perdido. Si certifican, además, que han contratado a una mujer, la ayuda se eleva, también a fondo perdido, a 500 euros más.

Se trata de uno de los programas de ayudas por el que más mujeres y jóvenes han pasado y seguirán pasando a lo largo de los próximos meses. Además, el Ayuntamiento cuenta con otro programa, el de los microcréditos de hasta 1.500 euros que concede la banca pública pionera del municipio, destinados igualmente a empresarios y autónomos del municipio que quieran realizar algún tipo de ampliación en su labor y precisen para ello de ayuda extra.

Por encima de la cantidad, que se podría considerar escasa en el contexto de una gran inversión para poner en marcha un negocio, el dinero viene a paliar las muchas necesidades que tiene un comercio de vez en cuando, como explica Yésica Rivera, una joven de 30 años que gestiona una tienda en el número 51 de la calle Cervantes del municipio rodense.

En octubre pasado puso en marcha La despensa de Jayza, y cuando cumplió el plazo mínimo para pedir la ayuda, accedió a los 500 euros a fondo perdido. «Fueron invertidos directamente en el negocio», explica, recordando que, «ahora mismo no voy a contratar a nadie, pero pienso hacerlo, y contar con una ayuda para eso es algo a tener en cuenta». Esta empresaria bromea pidiendo al Ayuntamiento «que conceda una ayuda así cada seis meses, porque desde luego es un apoyo perfecto».

Un paseo de solo dos minutos conduce al número 18 de la calle Batalla de Munda, donde, a sus 44 años, Pepi Quintana gestiona el típico desavío que abastece a sus vecinos de todo lo que precisen. Pepi abrió su negocio con una fórmula similar a la de Yésica. «Lo puse en marcha hace dos años, empezando desde cero, no tenía nada y tuve que comprarlo todo», explica. Señala que se acogió a una ayuda de la banca pública para percibir un préstamo sin intereses, y ahora ha optado a los 500 euros a fondo perdido por llevar, como mínimo, seis meses dada de alta como autónoma.

«Es una idea estupenda, que me ayudó a salir adelante», admite y recuerda que «antes trabajaba en el campo, y anteriormente estuve 11 años como dependienta».

Reconoce que por el momento no tiene pensado contratar a nadie, «porque es una tienda pequeña que llevo bien sola».


Todos los vídeos de Semana Santa 2016