lunes, 21 enero 2019
22:57
, última actualización

Santa Clara recupera su puerta original y gana accesibilidad

Los trabajos, aprobados por la Comisión de Patrimonio, afectarán al que fuera el acceso principal del antiguo convento y al camino desde los jardines

25 ago 2018 / 08:52 h - Actualizado: 25 ago 2018 / 08:53 h.
  • La antigua puerta del convento que lleva años clausurada al público. / El Correo
    La antigua puerta del convento que lleva años clausurada al público. / El Correo
  • Los trabajos también afectarán al camino desde el convento. / El Correo
    Los trabajos también afectarán al camino desde el convento. / El Correo

Santa Clara tiene intención de convertirse en un motivo de peso para que turistas y sevillanos se acerquen hasta el antiguo convento a disfrutar de alguna propuesta cultural. El espacio, que viene acogiendo exposiciones y eventos vinculados con algunos de los ciclos de la ciudad –Alumbra, Año Murillo...– será en breve también la sede de la colección permanente de la obra de Luis Gordillo, uno de los pintores españoles más importantes en la actualidad, que recientemente selló un acuerdo con el Ayuntamiento para que algunas de sus piezas estuvieran en su ciudad natal. Todo esto, junto con el atractivo que ya supone el inmueble en sí mismo –que cuenta con visitas al edificio desde noviembre de 2015–, da como resultado que el Ayuntamiento se proyecte ahora buscar una salida accesible para aquellas personas que decidan visitar o disfrutar de algunas de las actividades del Espacio Santa Clara más allá de la propia entrada de la calle Becas.

Para ello, el Consistorio hispalense plantea un proyecto, que tiene ya el visto bueno de la Comisión Provincial de Patrimonio, con el que quiere adecentar una vía alternativa de salida desde el claustro del convento, cruzando los jardines que rodean la Torre de don Fadrique y a través del compás, para posibilitar dicha salida a la calle Santa Clara. De esta manera, además, se recuperará el que fuera el acceso original al inmueble, que hace años que dejó de ser transitable para el público. Todo ello será posible gracias a un presupuesto de licitación de 32.327 euros y un plazo de mes y medio de trabajo.

Así, la intervención prevista afectará no solo a la puerta original, sino también al camino que lleva hasta ella. Y es que desde que se recuperó el entorno de la torre y se retomaron las actividades en los jardines, que habían sufrido un parón de 13 años por el estado de abandono en el que se encontraban, las inclemencias del tiempo y la falta de mantenimiento han deteriorado el aspecto del panelado que se colocó en dicha intervención, por lo que es necesario revisar las fijaciones y aplicar un tratamiento superficial para mejorarlo.

Así mismo, teniendo en cuenta la gran afluencia de público a algunos de los eventos culturales que se organizan en los espacios puestos en uso dentro del conjunto, es necesario habilitar un recorrido accesible hasta la calle Santa Clara ya que, actualmente, el pavimento desde el muro que separa la zona de los antiguos huertos de los jardines de don Fadrique hasta la puerta histórica de acceso al convento presenta algunos desniveles, oquedades e irregularidades que no posibilitan su uso por personas con movilidad reducida.

A todo esto se le suma que debido a la situación en la que se encuentran algunas partes del inmueble próximas al recorrido de salida que se pretende habilitar, se hace necesario acotar el camino convenientemente para evitar que los visitantes accedan a aquellas zonas que están pendientes de intervenir –de hecho el gobierno local ha solicitado las ayudas al 1,5 por ciento cultural para acometer nuevas mejoras en la torre– con las medidas de seguridad pertinentes.

La primera de las actuaciones será la revisión de las fijaciones y los anclajes del panel fenólico de alta densidad que protege los cerramientos de las edificaciones en el recorrido. También se limpiarán y lijarán para posteriormente pintarlos de blanco. Para resolver las diferencias de niveles en los pavimentos se rellenarán las oquedades en la senda de hormigón que discurre a lo largo de los antiguos huertos del convento y se repararán las tapas de las arquetas existentes. Entre el hueco que comunica esta zona con los jardines de la torre y el ábside de la iglesia, se ejecutará una solera de hormigón con un tratamiento superficial. Esta solera se demolerá en el futuro, cuando el resto del convento esté rehabilitado y sea posible habilitar una salida accesible con otro recorrido.

El resto del pavimento existente hasta la salida por la puerta de Maese Rodrigo es de adoquín de granito e interior de chino lavado que presenta algunas pérdidas de material y oquedades por lo que, tras una limpieza pormenorizada, está prevista su reparación y un enlechado posterior.

Desde ahí hasta la puerta de la calle Santa Clara se ejecutará una capa de hormigón. De este modo se creará un itinerario accesible y, paralelamente, se protegerá el pavimento frente a los desperfectos que se pudieran ocasionar en el futuro debido al acceso de vehículos y maquinaria para el desarrollo de las obras de seguridad, conservación y rehabilitación que aún es necesario ejecutar en el antiguo edificio conventual. Al igual que la solera de hormigón que se colocará junto al ábside de la iglesia, este hormigón también será demolido cuando se rehabilite el compás.

Finalmente, los recorridos se acotarán y se señalizarán con cintas balizadoras o con elementos que impidan el acceso a zonas no autorizadas o no seguras.

Respecto al compás, se realizará una limpieza, desbroce y poda, tanto en esta zona como en los jardines que se encuentran entre el ábside de la iglesia hasta la puerta de Maese Rodrigo.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016