lunes, 23 octubre 2017
09:53
, última actualización
Cantillana

Cantillana no se olvida del legado obrero de Blas Infante

El pleno aprueba solicitar la inscripción como lugar de la memoria democrática de Andalucía al Centro Obrero de Castro del Río

13 ago 2017 / 16:53 h - Actualizado: 13 ago 2017 / 16:53 h.
  • Los alcaldes de la Ruta de Blas Infante no faltaron esta semana a su cita en el kilómetro 4 de la Carretera de Carmona. / El Correo
    Los alcaldes de la Ruta de Blas Infante no faltaron esta semana a su cita en el kilómetro 4 de la Carretera de Carmona. / El Correo

El Ayuntamiento de Cantillana ha aprobado en pleno solicitar a la Junta que el Centro Obrero de Castro del Río (Córdoba) –uno de los lugares de la Ruta de Blas Infante– sea inscrito como lugar de la memoria democrática de Andalucía. La propuesta –que no ha sido aprobada por unanimidad por la abstención del concejal de UPyD– da cumplimiento a uno de los objetivos marcados en la asamblea de los municipios que componen la ruta, celebrada en la localidad cordobesa el pasado junio, de solicitar la declaración de forma individual por cada Ayuntamiento, entre ellos Peñaflor y Coria del Río, los otros sevillanos de la ruta. La propuesta aprobada será remitida a la Dirección General de la Memoria Democrática para su resolución.

Blas Infante no estuvo en Castro del Río, pero su movimiento obrero influyó notablemente en la creación de su ideología y su pensamiento político. La localidad fue un enclave activo de «reivindicación y lucha para la mejora del campesinado andaluz», según se desprende de la moción. Fue sede de un congreso obrero agrícola celebrado en octubre de 1918, en el inicio del Trienio Bolchevique. Señalado como «el primero de los congresos obreros a nivel andaluz» tuvo «influencia en el programa político de republicanos, socialistas y regionalistas».

El centro obrero actuó también como ateneo, fomentando la lectura como «vehículo de auto educación», además de editar multitud de publicaciones, fomentar el teatro, «campañas constantes contra los juegos de azar y el alcohol, lastre de la clase trabajadora». Una institución destacada en la cultura y el aprendizaje. Atendiendo a la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, el lugar reúne interés como patrimonio histórico al «haberse desarrollado en él hechos de singular relevancia» por su «repercusión en la memoria colectiva, vinculados a la lucha del pueblo andaluz por sus derechos y libertades».

En la reunión de los ocho alcaldes de los pueblos de la ruta se acordó trasladar a la Junta, a través de su aprobación en los plenos, la declaración para el centro obrero. Un paso más dentro de las diversas actuaciones a realizar para relanzar esta ruta, que se vertebra a lo largo de la comunidad y a través del andalucismo y de la figura de Blas Infante. Para ello, en la sesión fueron aprobadas otras acciones, como la instalación de una señalética común en las distintas localidades.

La Ruta de Blas Infante está integrada por ocho pueblos, destinada a la promoción de la figura del padre de la patria andaluza y al reencuentro con las señas de identidad de Andalucía. Nacida en 2013 en Casares, su patria chica, reúne enclaves relacionados con Blas Infante. Además de su localidad natal la integran Manilva, Archidona, Cantillana, Peñaflor, Isla Cristina, Coria del Río y Castro del Río.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016