domingo, 21 abril 2019
22:25
, última actualización
Semana Santa 2019 en la provincia

Cautivo y Amargura. Las bondades de un nuevo Martes Santo en Cazalla

Por tercer año consecutivo la cofradía paseó por elegancia por las calles de Cazalla de la Sierra, siendo el último en el que la virgen lo hará en el mismo paso que el cristo. El año que viene cada uno discurrirá en su paso

17 abr 2019 / 09:22 h - Actualizado: 17 abr 2019 / 09:31 h.
  • El Cautivo de Cazalla y la Virgen de la Amargura. / J.A.F.
    El Cautivo de Cazalla y la Virgen de la Amargura. / J.A.F.

Ver al Cautivo de Cazalla en la calle, y a su Santa Madre la Virgen de la Amargura, es un gozo ya no solo para la vista, sino también para el corazón. Y lo es, no solamente por el valor artístico y cofrade que atesora la Hermandad con más solera de la localidad, sino por el pundonor, el sacrificio y el buen hacer de una joven junta que hace unos años decidió devolver el Martes Santo a Cazalla de la Sierra.

Haciendo las cosas bien, sin perder el ánimo por el camino, un reflejo del trabajo de esta nueva junta de la que hablamos es el discurrir de una procesión hermosa que apura las últimas luces del día para mostrarse a Cazalla. De esta manera, la comitiva se puso en la calle a las ocho y media de la tarde. Una tarde que mostraba un azul radiante en el palio natural de Sierra Morena. Una tarde iba a llevar en volandas a una cuadrilla con arte que llevaba a cabo la tan trabajada salida de la Parroquia de Ntra. Sra. de la Consolación.

Cautivo y Amargura. Las bondades de un nuevo Martes Santo en Cazalla
El Cautivo de Cazalla y la Virgen de la Amargura. / J.A.F.

El corazón en el puño en el primer tramo de la procesión, donde el discurrir por calles estrechas inundó un año más la fe cristiana con los sones de cornetas y tambores de la banda de Amor de Cristo, de San Juan de Aznalfarache, que fue quien acompañó musicalmente a la cofradía.

Noche de estrenos

La noche también sirvió para que toda Cazalla pudiera ser testigo de los estrenos de este año. Unos estrenos que suponían un nuevo regalo a la vista para quien estuviera presenciando la procesión, pues los acólitos vestían juego de dalmáticas del siglo XIX. No fue ese el único estreno, también el Cautivo estrenaba juego de gemelos en oro.

Cautivo y Amargura. Las bondades de un nuevo Martes Santo en Cazalla
El Cautivo de Cazalla de la Sierra. / J.A.F.

Y como la noche era plácida, Cautivo y Amargura caminaron sin premura por las calles de Cazalla de la Sierra, demostrando al mundo que regresaron para quedarse. Que la intermitencia no ha de ser de nuevo protagonista en sus vidas y que gozan, nuevamente, de una era de esplendor que ya nadie les podrá arrebatar. Un caminar serio flanqueado de nazarenos de túnica negra y capa blanca, y todas la bondades climatológicas a su alcance llenaron de belleza cada uno de sus pasos.

Alrededor de las diez de la noche el paso hacía su aparición por la Calle Llana con sones nazarenos propios de la Banda de la Presentación al Pueblo, como es el caso de la marcha Madre. Los gaditanos de Rosario se impusieron en la reverencia al Convento Madre Dios gracias a Gitano tu eres de Santa María, mientras que encararon La Plazuela con Al gitano de la Cava. Cambio de tercio en la peatonal mediante todo un clásico como es Pasión, Muerte y Resurrección, propio del estilo cigarrero, para finalizar con los sones trianeros de A esta es y La Pasión.

Al filo de la medianoche el Cautivo y Ntra. Sra. de la Amargura se volvían hacia Cazalla de nuevo para dar las gracias por una noche espléndida. Por un nuevo y agradecido Martes Santo y constatando que el trabajo bien hecho, bien queda. Eso sí, será la última vez que veamos ambas imágenes sobre el mismo paso, ya que tal y como ha anunciado la propia Hermandad, el año que viene la virgen discurrirá en su propio paso de palio. Un hecho más que viene a confirmar el gozo que todo cazallero ha de sentir al contemplar una cofradía que no deja de crecer y que regala pasión y amor cada Martes Santo al pueblo de Cazalla de la Sierra.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016