viernes, 23 agosto 2019
08:35
, última actualización

Comienzan los trabajos para abrir la fosa común de Benacazón

Se cree que hay varios vecinos enterrados tras ser fusilados en agosto de 1936, entre ellos el exalcalde del municipio José Ortiz Garrido

12 ago 2019 / 11:24 h - Actualizado: 12 ago 2019 / 13:27 h.
  • Comienzan los trabajos para abrir la fosa común de Benacazón
  • Comienzan los trabajos para abrir la fosa común de Benacazón
  • Comienzan los trabajos para abrir la fosa común de Benacazón

Han pasado 83 años desde que varios vecinos de la localidad sevillana de Benacazón fuesen fusilados por las fuerzas represivas franquistas y enterrados en una fosa común del cementerio. Desde hoy, el Ayuntamiento está realizando los trabajos para abrir la fosa, en la que que se ha investigado que están enterrados varios vecinos del municipio fusilados en 1936, entre ellos el exalcalde del municipio José Ortiz Garrido.

Se trata de unos trabajos que se han iniciado tras un trabajo de investigación en el que se han analizado documentos que certifican la existencia de enterramientos de represaliados en el camposanto del municipio.

Durante la investigación previa se ha llevado a cabo un análisis de las actas y expedientes del Archivo Histórico Municipal por el equipo técnico encargado de la apertura de la fosa, a cargo de la doctora en Arqueología María Concepción González.

Se recopiló toda la información

El estudio tenía por objetivo la recopilación de información procedente de estos archivos, que incluyen censos, actas de defunción, resoluciones judiciales, testamentos, contratos, dotes, inventarios de bienes, etc., relativos al período histórico comprendido entre la Guerra Civil española y la posguerra, que pudieran arrojar luz sobre las personas represaliadas y ubicadas en la fosa común.

Se trata de un paso previo a las actuaciones que se llevarán a cabo en el cementerio municipal, que se centran desde hoy en la indagación, localización, delimitación, exhumación, estudio antropológico y, si procediera, evaluación balística e identificación genética de los restos óseos.

El concejal de Memoria Democrática, Francisco Bernal, ha explicado que se sabe con exactitud que Ortiz Garrido, fue fusilado el 10 de agosto de 1936, y se está a la espera de que se abra la fosa para concretar cuántas personas se encuentran inhumadas en el mismo enterramiento.

Varios días de trabajos

Los trabajos, iniciados esta mañana, se prolongarán durante varios días, sin una previsión clara de cuándo estarán completamente finalizados.

Una vez que se terminen de desenterrar todos los restos, será el momento de empezar el trabajo de laboratorio. Para ello, se extraerá ADN de los familiares de las personas que puedan ser las enterradas en la fosa, y se cotejarán con los restos humanos hallados.

Una vez terminado todo el trabajo de laboratorio, los restos serán entregados a las familias, que serán las encargadas de organizar el entierro definitivo y digno de sus antepasados, ya sea individualmente o de todas las personas encontradas al mismo tiempo. Esa decisión ya compete en exclusiva a las familias.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016