sábado, 22 septiembre 2018
14:31
, última actualización

Degüella a un comerciante chino tras robarle una botella de cerveza en Carmona

La comunidad china se concentra en el local y clama justicia. El alcalde critica que ande suelto en la calle una persona que acumula un historial de más de un centenar de detenciones

20 may 2018 / 08:55 h - Actualizado: 20 may 2018 / 16:33 h.
  • La comunidad china mostró ayer sus respetos en la tienda donde Jian Lin Wang fue asesinado el sábado. / E. G.
    La comunidad china mostró ayer sus respetos en la tienda donde Jian Lin Wang fue asesinado el sábado. / E. G.
  • Degüella a un comerciante chino tras robarle una botella de cerveza en Carmona
  • Degüella a un comerciante chino tras robarle una botella de cerveza en Carmona
  • Frente del negocio en el que ocurrió el asesinato y la comunidad china se concentra en las puertas del local. / E.G.
    Frente del negocio en el que ocurrió el asesinato y la comunidad china se concentra en las puertas del local. / E.G.
  • Degüella a un comerciante chino tras robarle una botella de cerveza en Carmona

TAGS:

Eran las 20.30 horas de un sábado de feria más. El cielo había descargado casi treinta litros de agua en una tromba primaveral que sorprendió a todos. Los negocios permanecían casi todos cerrados, salvo los bazares orientales que siempre están abiertos para cualquier desavío. Allí estaba Jian Lin Wang, de 51 años, y que no hace mucho había reabierto su tienda en la calle San Pedro, frente a la que regentaba anteriormente. No era una persona muy habladora, pero sí amable y simpática en el trato.

Muchos carmonenses bajaban hacia el Real de la Feria y el ambiente era festivo. A esa misma hora, A.G.R., de 36 años y con un historial delictivo con más de cien antecedentes, entró en el negocio. Cogió una litrona y se marchó sin mediar palabra. Wang salió tras él para indicarle que no le había pagado. Y el presunto homicida le asestó tres puñaladas a la altura del cuello que, a la postre, supusieron un fatal desenlace. Tras dejarle gravemente herido, emprendió la fuga en un coche.

Rápidamente, un médico forense que caminaba por la calle y una enfermera que iba vestida de flamenca lo atendieron de urgencia e intentaron taponar la herida mientras llegaban los servicios sanitarios. Antonio Toranzo, portavoz de Participa Carmona, que también pasaba por allí, llamó al alcalde, Juan Ávila (PP), que se desplazó de inmediato al lugar. Jian intentó aferrarse a la vida como pudo, pero al llegar al Hospital Virgen Macarena de la capital fallecía.

En ese instante, todos los focos se centraron en la detención del presunto delincuente que, tras los hechos, se atrincheró en el piso de un familiar en el barrio de Santiago, donde fuentes de la investigación confirmaron que guardaba armas de fuego.

El operativo en torno a la vivienda estaba formado por varias patrullas de la Guardia Civil, Policía Local, agentes negociadores de la Policía Judicial de Sevilla, Tedax, y miembros del Grupo Rural de Seguridad (GRS).

Los agentes del orden esperaron fuera a que el juez de guardia emitiera la orden de entrar en la vivienda en la que A.G.R. seguía encerrado y provocando disturbios. Sobre las 4.30 de la madrugada tuvieron que ser desalojadas las viviendas de alrededor del piso de la Huerta María Auxiliadora al amenazar con explotar bombonas de gas si los agentes no se marchaban.

Además, lanzó varios objetos y vecinos indican que incluso un frigorífico fue lanzado por las escaleras para herir a los agentes. En torno a las seis de la madrugada, y tras horas muy tensas en el barrio de Santiago, donde muchos vecinos no durmieron, efectivos del GRS entraron en la vivienda y detuvieron al presunto agresor, que mostró una actitud muy violenta, siendo trasladado a la comisaría de la Policía Local de Carmona.

Sobre las 14.00 horas del domingo, un centenar de ciudadanos de nacionalidad china que regentan negocios en Carmona y otros vecinos se concentraron a las puertas del local donde sucedió esta tragedia, que estaba lleno de velas, claveles blancos y fotos de Jian. Sus amigos reclamaron que «el peso de la justicia caiga encima del presunto asesino» y «mayor vigilancia en una ciudad como Carmona de marcado carácter turístico». Igualmente, agradecieron al alcalde «su ayuda y cercanía en estos momentos tan duros».

Ávila se acercó hasta esta concentración espontánea para transmitirle a los familiares y amigos de la víctima su «total apoyo y repulsa». El regidor mostró su indignación por la «tardanza de la orden judicial» para poder asaltar la vivienda familiar en la que se atrincheró el presunto asesino así como «no entender que una persona con cien delitos esté en la calle». Acudieron también concejales de todos los grupos políticos de la oposición y miembros de la Guardia Civil de la localidad que expresaron su pésame a los allegados.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016