sábado, 17 noviembre 2018
21:09
, última actualización

Denuncian que el centro de salud de La Rinconada lleva tres semanas sin aire acondicionado

El Sindicato de Enfemería lamenta que se hayan tenido que colocar algunos aparatos portátiles y que algunos profesionales se niegan a trabajar en estas condiciones

24 ago 2018 / 19:16 h - Actualizado: 24 ago 2018 / 19:22 h.
  • Un sanitario vacuna a un paciente en un centro de salud. / Efe
    Un sanitario vacuna a un paciente en un centro de salud. / Efe

TAGS:

El Sindicato de Enfermería (Satse) de Sevilla ha criticiado que el centro de salud de La Rinconada lleva con el aire acondicionado averiado «desde hace tres semanas en pleno mes de agosto».

Según informa el Sindicato de Enfermería de Sevilla en un comunicado, esta situación está provocando las quejas de usuarios y de los profesionales del centro de salud que en los últimos días están «cumplimentando comunicados de riesgo por las condiciones laborales en las que se ven obligados a trabajar».

Tal y como detalla el sindicato, el pasado 7 de agosto dejó de funcionar el aire acondicionado en el centro y fue comunicada la incidencia al distrito sanitario Sevilla Norte, del que depende. El distrito, según el sindicato, se limitó «a llevar tres aparatos portátiles para paliar la situación mientras se esperaba la llegada de un nuevo compresor para el aire acondicionado que, tres semanas después, sigue sin aparecer».

Así, tras las quejas de los profesionales, Satse explica que esta semana se colocaron en el centro de salud siete aparatos portátiles para dar cobertura a tres consultas médicas, dos consultas de enfermería, una consulta de pediatría y una de auxiliar de enfermería así como para el servicio de recepción y administración y la zona de urgencias, donde trabajan tres profesionales 24 horas y las correspondientes salas de espera de los pacientes.

Así las cosas, el sindicato ha manifestado que esta situación provoca que «los profesionales se concentren en las zonas de trabajo donde se han colocado los aparatos portátiles» que, además, al requerir una toma externa de aire, el cual va a través de un tubo, cumplen «con dificultad» su función ya que necesita tener las ventanas abiertas.

Según denuncia Satse, los termómetros han llegado a alcanzar «los 35 grados en las consultas», incumpliendo «las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo establecidas en el Real Decreto 486/1997», que establece que nunca debe superar los 25/27 grados. De esta forma, se han llegado a trasladar consultas a otros centros ante la negativa de los profesionales a trabajar en estas condiciones, generando el consiguiente perjuicio para los usuarios.

Ante esta situación, el Sindicato de Enfermería concluye exigiendo a la dirección del distrito sanitario «una solución inmediata para los usuarios y profesionales del este centro de salud para que se pueda garantizar unas condiciones de trabajo dignas y con los requisitos mínimos en materia de seguridad y salud laboral».


Todos los vídeos de Semana Santa 2016