miércoles, 19 septiembre 2018
12:45
, última actualización

Descartan que los malos olores de Coria del Río sean peligrosos

La comisión de seguimiento sobre la problemática detectada en la barriada Guadalquivir apunta como posible origen a un antiguo pozo

16 nov 2017 / 20:08 h - Actualizado: 16 nov 2017 / 20:12 h.
  • Imagen de los vecinos durante una concentración por los malos olores.
    Imagen de los vecinos durante una concentración por los malos olores.

La comisión de seguimiento, convocada este jueves por el Ayuntamiento del municipio sevillano de Coria del Río, sobre la problemática de los malos olores detectados la barriada Guadalquivir ha descartado la peligrosidad de esos “gases” y ha apuntado como posible origen a un antiguo pozo.

Según informa el Ayuntamiento en un comunicado, esta comisión, creada en la pasada Junta Local de Seguridad, analiza las conclusiones de los estudios y medidas que se han ido adoptando en relación con los gases emanados desde el subsuelo de la barriada Guadalquivir y que están provocando molestias y malos olores a los vecinos.

Así, presidida por el alcalde de Coria del Río, Modesto González (PA), ha estado integrada por representantes de las Consejerías de Salud y Medio Ambiente, de la Subdelegación del Gobierno, Policía Local, Policía Autonómica, Protección Civil, Aljarafesa y Emasesa, así como por representantes de todos los grupos políticos y de los vecinos.

En primer lugar, se han cotejado los distintos informes emitidos y tanto el informe encargado por el Ayuntamiento de Coria a la Universidad de Sevilla como los encargados por Emasesa y Medio Ambiente descartan que exista peligrosidad para la salud de las personas.

Por otro lado, el ingeniero técnico municipal ha apuntado hacia una hipótesis, respaldada por el resto de administraciones y entidades, y que se va a proceder a comprobar, como es que se trata de un punto concreto de la parte más antigua de la barriada que pudiese albergar un pozo ciego no descubierto perteneciente a un antiguo taller de coches.

“Mañana mismo el gobierno local realizará los trámites necesarios con los propietarios, ya que actualmente es un local cerrado, para proceder a las comprobaciones oportunas”, recalca el Consistorio.

Técnicamente, se va a proceder a colmatar la red de saneamiento del local para intentar averiguar si tiene filtraciones hacia la red general. A su vez, Emasesa está haciendo otras comprobaciones en la zona para descartar la posibilidad de un terreno contaminado en las cercanías.

En cuanto al resto de Administraciones, la Delegación de Salud se ha comprometido a iniciar un seguimiento rutinario de los vecinos que así lo consideren necesario, aunque “hasta ahora ninguno de los síntomas de salud registrados pueda considerarse de gravedad”.

Por último, el gobierno municipal va a instar a la Agencia Andaluza del Medio Ambiente a desarrollar nuevos análisis en las viviendas de los vecinos. Estos análisis fueron descartados inicialmente por dicha agencia por considerar ésta “que los análisis que pueden tomarse en una vivienda particular son de escasa validez científica”.

El alcalde ha querido hacer una llamada a la tranquilidad a los vecinos, afirmando que el problema está siendo “muy complejo y, por tanto, la solución también, pues hay que ir descartando posibilidades”. González ha afirmado que “el gobierno municipal no ha dejado de trabajar ni un solo momento para intentar resolver el problema y no va escatimar ningún esfuerzo material, humano o económico hasta encontrar una solución definitiva”.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016