martes, 20 febrero 2018
17:49
, última actualización
Aceituna de mesa

EEUU enviará una delegación en enero para supervisar a las aceituneras

Forma parte de las medidas de vigilancia de la documentación presentada por las empresas

04 dic 2017 / 21:56 h - Actualizado: 05 dic 2017 / 08:23 h.
  • Reunión en el Ministerio Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente con el sector de la aceituna. / Fotos: Efe-EP
    Reunión en el Ministerio Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente con el sector de la aceituna. / Fotos: Efe-EP
  • El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro.
    El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro.

El Gobierno de Estados Unidos vigilará muy de cerca que las empresas aceituneras sevillanas cumplan con la medida impuesta en forma de aranceles y, por ende, el resto de las españolas que colocan aceitunas negras en las mesas norteamericanas, y lo haría incluso en forma de visita en persona a principios de año, para comprobar que lo que las empresas han enviado para defenderse coincide con la realidad.

Es una de las principales conclusiones de la reunión de este lunes, donde representantes de este departamento, la Junta de Andalucía y el Gobierno central se han visto para hacer un frente común ante una medida que es oficial desde el pasado martes. El secretario general de la Asociación Española de Exportadores e Industriales de Aceituna de Mesa, Asemesa, la principal patronal del sector, Antonio de Mora, explicó a El Correo de Andalucía los detalles de una visita que se dio a conocer en este encuentro a tres bandas, señalando que será «una visita de verificación, para comprobar si la información que tienen es correcta», que no se limitará a ver a las propias empresas, sino que también tendrá como punto de destino tanto el Ministerio donde se ha llevado el encuentro como la consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía.

Los representantes del Departamento de Comercio de Estados Unidos parece que no quieren cabos sueltos, ya que en su agenda estarán no solo las tres empresas investigadas principalmente, las que les provocan una mayor competencia a sus productos, sino que podrían visitar una serie de compañías indeterminadas.

Este lunes se supo, por ejemplo, que han sido unas 150 las empresas que se han metido en la investigación norteamericana, que ahora tienen que pagar un arancel aduanero para que sus productos se consuman en sus 50 estados. No obstante, el portavoz de Asemesa se muestra tranquilo ante la perspectiva de la visita, ya que «es un procedimiento habitual, que tiene como principal fin comprobar si la información que les han facilitado empresas y Administración es correcta, ya que los aranceles se basan en la información que se les ha facilitado», de modo que parece que afrontan la visita sabiendo que, una vez en marcha los aranceles –aunque de forma provisional– poco tienen ya que perder.

De esta forma, queda mucho por delante para el sector aceitunero sevillano, el más maltratado por esta situación, por lo que el consejero de Agricultura y Pesca de la Junta, Rodrigo Sánchez Haro, apelaba al final del encuentro a potenciar «una puesta en común de las administraciones, Ministerio, Junta y sector, que vamos a continuar trabajando», sobre todo teniendo en cuenta que ahora «llega el momento de la verificación de la cantidad ingente de información que se ha trasladado al Gobierno americano, y hay que seguir trabajando y coordinados en la misma dirección, peleando contra una situación injusta que sólo busca una ventaja competitiva de las empresas americanas al establecerse un arancel».

Contra esto, el consejero pide «seguir trabajado con armonía y coordinación, y demandar a la Unión Europea que siga prestando el apoyo que ha prestando hasta el momento, y si hace falta, llevar el asunto a la Organización Mundial del Comercio», la entidad que, finalmente, verifica las ayudas que hace públicas la UE, que son las que pone en entredicho esta medida de Estados Unidos.

Frente al proceso de verificación que ahora se abre, el consejero aboga por «apoyo a las empresas, como hasta ahora, y tenemos buenas sensaciones, con buena armonía para seguir trabajando todo el sector juntos». En ese punto, el secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, asegura que la Secretaría de Estado de Comercio o incluso vía la Unión Europea se estudiará ayudar a paliar los gastos con los despachos de abogados de las empresas, que ascienden a casi 5 millones de euros.

No obstante, señala que habrá que esperar a mayo o junio del año próximo para ver cuál es el resultado final de la investigación por parte de EEUU y, a partir de ahí, si fuese necesario, «iremos conjuntamente con la UE, la OMC», aunque confía en que no sea necesario, porque el proceso no llegue a mayores.

La valoración positiva del encuentro la comparte Miguel López, secretario general de COAG en Andalucía, que destaca que la Junta está movilizando «15 técnicos del más alto nivel, trabajando», con un planteamiento que «deja claro que no hay ayudas ilegales, eso no se puede concebir».

López lamenta que el Gobierno de Estados Unidos ha actuado en este asunto igual que con los acuerdos medioambientales de París, «porque ellos rompen lo que les da la gana, pero habrá que intentar que la UE nos defienda».


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016