martes, 21 mayo 2019
19:27
, última actualización
Arqueología

El Conjunto Arqueológico de Carmona sigue rehabilitando su milenario legado

La comisión provincial de Patrimonio de la Junta ha aprobado la restauración de la tumba de Postumio, rica en pinturas, muy deteriorada por diversos factores

Ezequiel García ezegarcia85 /
11 ene 2019 / 09:54 h - Actualizado: 11 ene 2019 / 10:13 h.
  • Tumba de Postumio en el Conjunto Arqueológico de Carmona. / El Correo
    Tumba de Postumio en el Conjunto Arqueológico de Carmona. / El Correo

Siguen las buenas noticias para una de las joyas patrimoniales más importantes de la ciudad de Carmona. La Comisión de Patrimonio de la Junta de Andalucía ha aprobado la restauración de la tumba de Postumio y su entorno cercano en el Conjunto Arqueológico de Carmona -conformado por la Necrópolis y el Anfiteatro-, por considerar que supone una mejora de las condiciones de conservación de ese complejo funerario y su entorno.

Diversos estudios llevados a cabo en la Necrópolis romana habían observado el evidente deterioro de gran parte de las tumbas excavadas, y que se han puesto de manifiesto en la pérdida de masa del soporte de piedra de las mismas y de los estucos y frescos de las paredes.

El inevitable paso del tiempo

La tumba de Postumio, como el resto de complejos funerarios de la Necrópolis romana de Carmona, se fecha sobre el siglo I d.C., destacando desde su hallazgo y excavación a finales del siglo XIX, el conjunto de pinturas parietales (rupestres) que contiene, y que con el paso del tiempo se han visto afectadas por la arenización del soporte de biocalcarenita, que es un material frágil ante las circunstancias medioambientales y microclimáticas adversas. Asimismo, el entorno ha sufrido los cambios provocados por el hombre, que con el paso del tiempo ha traído consigo un cambio en las pendientes y la reorganización de los sistemas hídricos internos, circunstancias que han ido generando un importante cuadro de patologías que han degradado considerablemente la tumba.

Por ello, la actuación aprobada va más allá de la mera restauración o consolidación de los pocos elementos originales que todavía están adheridos a la original y pretende una explicación racional del conjunto funerario en consonancia con su entorno, teniendo a su vez en cuenta que la dirección del Conjunto Arqueológico ya está interviniendo en la explicación del entorno mediante paneles explicativos.

Anfiteatro con nuevo vallado y tramoya protegida

Esta intervención se une a la ya aprobada a finales de año por la misma comisión en el entorno del Anfiteatro Romano, y que consistirá en la sustitución del vallado perimetral, toda vez que se adecuen las calles laterales del mismo. El actual cercado, que tiene más de 80 años, será sustituido por uno nuevo de chapa tratada y perforada, que mejore también las funciones de visibilidad y seguridad.

Igualmente, antes de las Navidades se finalizaron los trabajos de reentierro de la arena del citado Anfiteatro romano, que fueron aprobados por la Comisión Provincial de Patrimonio en la sesión de 26 de septiembre a propuesta de la Dirección del Conjunto Arqueológico de Carmona.

El lugar, expuesto a la intemperie, supone una amenaza evidente para la conservación del complejo sistema de canalizaciones y huellas, por lo que la dirección del Conjunto planteó esta pequeña obra que, ya finalizada, ha consistido en el reentierro de la arena del anfiteatro con objeto de preservar de los efectos dañinos de la intemperie este sistema de infraestructuras para la tramoya del espacio de espectáculos. La intervención permitirá preservar las únicas estructuras de canales para la tramoya circense que se conservan del imperio romano.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016