miércoles, 26 julio 2017
05:00
, última actualización

El juez ordena que no se incineren los tres cadáveres del incendio de Vejer

La madre y el niño de 9 años siguen ingresados en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla con un pronóstico muy grave

17 jul 2017 / 21:33 h - Actualizado: 17 jul 2017 / 22:18 h.
  • Los vecinos de la Algaba (Sevilla), han guardado hoy cinco minutos de silencio por los tres fallecidos en el incendio de ayer en El Palmar, una pedanía de Vejer de la Frontera (Cádiz), con la mente puesta en la mujer y su hijo que siguen ingresados en estado grave.EFE/Jose Manuel Vidal.
    Los vecinos de la Algaba (Sevilla), han guardado hoy cinco minutos de silencio por los tres fallecidos en el incendio de ayer en El Palmar, una pedanía de Vejer de la Frontera (Cádiz), con la mente puesta en la mujer y su hijo que siguen ingresados en estado grave.EFE/Jose Manuel Vidal.

TAGS:

El titular del juzgado de Barbate (Cádiz) que lleva la investigación del incendio en el que ayer murieron tres personas en El Palmar, una pedanía de Vejer de la Frontera (Cádiz), ha ordenado que no se incineren los cadáveres de las víctimas, un padre, su hija de cinco años y otro hombre amigo de la familia.

Así lo han explicado a Efe fuentes de la investigación, que han indicado que hoy han sido enterrados el padre y la niña de cinco años fallecidos en el siniestro, mientras que mañana se hará lo mismo con el amigo de la familia que murió en el incendio.

El padre y la niña han sido enterrados en Sevilla, mientras que el amigo será trasladado mañana al cementerio municipal de San Fernando (Cádiz), de donde es natural toda su familia, aunque vivía en Sevilla capital.

A las 11:00 de la mañana se celebrará un responso y el entierro está previsto para las 12:40 en el municipio gaditano.

Fuentes familiares consultadas por Efe han dicho que han aceptado la medida del juez “aunque están claras las causas de la muerte”, con la confianza de que en unos dos meses se puedan llevar a cabo las incineraciones previstas en los tres casos.

Mientras, la madre y el niño de 9 años siguen ingresados en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla con un pronóstico muy grave.

La madre está ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Traumatología, atendida por profesionales de esta unidad y de la de Grandes Quemados, mientras que el pequeño está en Unidad de Cuidados Intensivos y Urgencias Pediátricas del Hospital Infantil.

Ambos, según fuentes del centro hospitalario, requieren cuidados especializados en quemaduras de grandes superficie y soporte vital básico, con supervisión de enfermería las 24 horas del día, con una superficie corporal quemada del 70 % en el caso de la madre y del 65 % en el pequeño


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016