viernes, 24 noviembre 2017
23:23
, última actualización

El plan Infoca está activo durante todo el año para prevenir y sofocar fuegos

21 abr 2017 / 21:35 h - Actualizado: 31 oct 2016 / 09:30 h.
  • Operarios del Infoca se disponen a subir a un helicóptero para acudir a sofocar el incendio de El Castillo de las Guardas del año pasado. / José Manuel Vidal (Efe)
    Operarios del Infoca se disponen a subir a un helicóptero para acudir a sofocar el incendio de El Castillo de las Guardas del año pasado. / José Manuel Vidal (Efe)

El dispositivo andaluz para la prevención y extinción de incendios forestales, el conocido como plan Infoca, cuenta en la provincia de Sevilla con 400 operarios que están en alerta los 12 meses del año. Nunca bajan la guardia, aunque en las estaciones más frescas su trabajo se centra fundamentalmente en realizar labores preventivas. Ejecutan trabajos manuales de limpieza en 1.218 hectáreas y de forma mecanizada en 1.041.

Además, hay una Red de Áreas de Pasto Cortafuegos de Andalucía (Rapca), que cuenta con 6.825 cabezas de ganado, para mantener en buen estado los cortafuegos mediante el pastoreo controlado. Esta actividad se inició en 2005 en las provincia de Cádiz, Málaga y Granada, aunque ya se ha extendido a otras como Sevilla.

Estos bomberos forestales reconocidos como tales por la Junta de Andalucía, pero no por el Gobierno central, además de prevenir y combatir los fuegos en el campo, también actúan en otro tipo de emergencias como pueden ser inundaciones, nevadas, ventiscas o vertidos, según explica el director del Centro Operativo Provincial del Infoca en Sevilla, Salvador Benítez.

No obstante, este técnico aclara que las labores de prevención solo se realizan en suelos de titularidad pública, «los propietarios de fincas son ellos los que las tienen que mantenerlas en buen estado para prevenir incendios». De hecho, señala que los dueños de estos suelos forestales están obligados por ley a tener un plan de prevención de incendios y ejecutarlo, «y cada vez están más concienciados».

Asimismo, los propietarios de cualquier infraestructura en el medio natural tienen la obligación de adoptar medidas de autoprotección como tener controladas las vías de evacuación. «Nosotros –comenta Benítez–, como parte de nuestro trabajo, les asesoramos y les ayudamos a realizar estos planes».

Este técnico recuerda que el Infoca nació en 1993 para trabajar en el entorno rural. Alaba el buen trabajo que se ha realizado en este tiempo. Para ello, recalca que es fundamental la entrega del personal y su «cualificación», a pesar de que Madrid no quiera reconocer que son bomberos forestales, se lamenta.

Por otra parte, Benítez señala que prácticamente el cien por cien de los incendios que se producen en las zonas rurales son por culpa del hombre, ya sea por una negligencia, un accidente o una intencionalidad. Este es el caso del fuego más importante que ha sufrido la provincia en los últimos años, el que tuvo lugar el pasado verano en el municipio de El Castillo de las Guardas, donde ardieron 1.800 hectáreas y tuvieron que ser evacuadas las pedanías de Archidona y Alcornocosa. Rememora que otro incendio que fue intencionado es el que tuvo lugar en 2004 en Aznalcóllar en el que, en cambio, sí hubo dos víctimas mortales.

Para en la medida de lo posible evitar esta situaciones, durante los meses de invierno el personal del Infoca realiza campañas de educación ambiental. Según fuentes del Infoca, a lo largo de este año participarán en esta iniciativa 143 centros educativos y más de 7.150 niños de toda Andalucía. Estos escolares tendrán la oportunidad de conocer los procedimientos de trabajo de los profesiones del plan y los recursos aéreos y terrestres que disponen, al mismo tiempo que recibirán charlas sobre los incendios, sus causas, orígenes y comportamiento, que irán acompañadas de una parte práctica como demostraciones y explicaciones relativas a los medios que utilizan los bomberos forestales.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016