martes, 23 abril 2019
21:26
, última actualización

El PSOE afianza su poder

Provincia. En la mitad de este mandato diez municipios han cambiado de alcalde. Dos socialistas han tomado el bastón de mando tras prosperar una moción de censura

13 jun 2017 / 06:09 h - Actualizado: 13 jun 2017 / 11:35 h.
  • A la izquierda, Ana Isabel Jiménez toma el bastón de mando como alcaldesa de Alcalá de Guadaíra. A la derecha, la regidora de Constantina, Eva María Castillo. / Pepo Herrera /J.A.F.
    A la izquierda, Ana Isabel Jiménez toma el bastón de mando como alcaldesa de Alcalá de Guadaíra. A la derecha, la regidora de Constantina, Eva María Castillo. / Pepo Herrera /J.A.F.
  • El regidor de Villanueva del Río y Minas recibe aplausos tras asumir la alcaldía. / F.J.D.
    El regidor de Villanueva del Río y Minas recibe aplausos tras asumir la alcaldía. / F.J.D.
  • La alcaldesa socialista de Santiponce, Carolina Casanova. / José Luis Montero
    La alcaldesa socialista de Santiponce, Carolina Casanova. / José Luis Montero
  • El PSOE afianza su poder

Una decena de ayuntamientos sevillanos han cambiado de alcalde en estos dos años de mandato municipal. Dos de ellos ha recogido el bastón de mando mediante mociones de censura, otro por una cuestión de confianza, un cuarto por un acuerdo entre formaciones para realizar el relevo y el resto por renuncias de sus predecesores, todas ellas por motivos personal o por pasar a ocupar un puesto en la Administración autonómica. Estos movimientos han afianzado el poder del PSOE en la provincia, al ganar cuatro alcaldías meses después de la constitución de los ayuntamientos. Cuando en junio de 2015 se formaron los equipos de gobierno municipales, los socialistas se pusieron al frente de 66 localidades. Ahora ya lideran 70 consistorios, frente a los 17 de IU, los siete del PP, los cinco del PA y cinco de otras formaciones.

Las mociones de censura prosperaron en el municipio serrano de Constantina y en Santiponce, mientras que la cuestión de confianza tuvo lugar en Villaverde del Río poco tiempo después de los comicios. En esta última localidad, el candidato más votado fue Santiago Jiménez de La Voz de Villaverde, quien ante el «bloqueo» que entendía que sufría por parte de la oposición –PSOE y PP–, presentó la cuestión de confianza para gobernar en minoría. Esta no prosperó, haciéndose con la Alcaldía el socialista José María Martín, cuya formación tenía los mismos concejales que la de Jiménez, cinco.

Meses después, en enero del año pasado, se presentó la reprobación contra el alcalde de Constantina, Manuel Álvarez de Ciudadanos por Constantina. Para forzar su destitución se unieron PSOE y dos de los tres ediles del PA, que auparon a la socialista Eva María Castillo. Los socialistas y los andalucistas para justificar su decisión expusieron el «inmovilismo» de Álvarez que, según ellos, llevaba siete meses haciendo poco o nada. Esta moción de censura fue tachada de ilegal por el hasta entonces regidor, quien indicó que la reprobación no se podía presentar porque los ediles andalucista la firmaron con las siglas del PA, cuando esta formación estaba en «liquidación».

En mayo de 2016, sin haber transcurrido ni un año de la constitución de los ayuntamientos, llegó la segunda moción de censura. Fue en Santiponce, donde se repitió el pacto entre PSOE y PA. En este municipio próximo a la capital hispalense se desalojó de la Alcaldía a José López (IU), quien fue reemplazado por la socialista Carolina Casanova. López gobernaba en minoría, con cuatro ediles, frente a los nueve de la oposición y en los últimos meses de su mandato pasó por momentos muy convulsos: adeudaba algunas nóminas a los trabajadores municipales y cesó a su primer teniente de alcalde por no acudir a su puesto de trabajo en la casa consistorial. Socialistas y andalucistas alegaron para desbancar a López –que también fue alcalde desde 1995 hasta 2007– su incapacidad de gestión, la parálisis municipal y el endeudamiento al que había llevado a la localidad.

El pleno para hacer alcaldesa a Casanova fue convulso. Se vivieron momentos de mucha tensión entre los partidarios de la moción y los que apoyaban a López, que en la sesión contó con el respaldo de muchos compañeros destacados de su formación y de regidores. Finalmente, la socialista pudo tomar el bastón de mando, aunque para ese momento todos los ediles de la formación de izquierdas ya habían abandonado el plenario.

El último Consistorio en el que el PSOE ha asumido el poder es Villanueva del Río y Minas. Fue el pasado 20 de mayo. En esta ocasión el traspaso fue pactado, sin tensiones. Los socialistas llegaron a un acuerdo con la formación de Unión Minera de la hasta entonces alcaldesa, María José Ferre, tras romperse el pacto entre Unión Minera, Unidos por el Cambio y PP, que habían aupado a Ferre a la Alcaldía en 2015. Tras fracturarse este acuerdo, Unión Minera y PSOE acercaron posturas y sellaron un acuerdo de gobierno en el que se establecía que el socialista Miguel Ángel Barrios asumía la Alcaldía, mientras que Ferre pasaba a ser la primera teniente de alcalde en la nueva corporación local.

El nuevo regidor explicó que su formación y Unión Minera decidieron dar un paso adelante «ante la grave situación de desgobierno» que atravesaba el municipio. Añadía, además, que esta decisión la habían tomado por «responsabilidad». Barrios también recordó entonces que el PSOE había sido la fuerza más votada en los pasados comicios municipales.

El resto de cambios

Los otros seis alcaldes que han asumido el cargo con el mandato ya iniciado lo han realizado por las renuncias de sus compañeros de formación.

La más sonada y también la más previsible fue la del que había sido desde 1995 regidor de uno de los municipios más importantes de la provincia de Sevilla –Alcalá de Guadaíra–, Antonio Gutiérrez Limones. El también senador socialista dejó el Consistorio tras los constantes rumores de que la oposición amenazaba con presentarle una moción de censura. A pesar de las diferencias ideológicas de las formaciones –PA, PP, IU y la marca blanca de Podemos–, habían iniciado rondas de contactos argumentado la necesidad de «regeneración». Además de la reprobación, Gutiérrez Limones estaba y está inmerso en una investigación judicial por supuesta prevaricación y malversación, por un presunto desvío de fondos públicos en la empresa municipal Alcalá Comunicación Municipal (ACM).

Finalmente, Gutiérrez Limones dimitió en mayo de 2016 y fue sustituido en el cargo por su compañera de formación Ana Isabel Jiménez, una mujer muy cercana a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que ha conseguido tranquilizar las aguas en el convulso Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra. En menos de un año de mandato ha sacado adelante los presupuestos municipales que llevaban prorrogados desde 2014. La tarea no fue fácil, pero logró el apoyo de una edil de Ciudadanos y que se abstuviesen los cinco concejales del PP y los tres de Izquierda Unida-Alternativa Alcalareña. Solo se opusieron a las cuentas la edil del PA y los cuatro de Alcalá Puede.

Otro municipio que está dando de qué hablar es Espartinas, el único de Sevilla gobernado por Ciudadanos. En este mandato la localidad ha tenido tres regidores. Tras las elecciones fue nombrado alcalde José María Fernández, que tuvo que dimitir por su imputación en una denuncia presentada por el PP por contrataciones irregulares en el Ayuntamiento. Fue sustituido por Olga Hervás, que al estar de baja por enfermedad ha sido reemplazada por Iván Gómez. La situación en este Consistorio también es difícil, puesto que los de la formación naranja gobiernan en minoría, con seis concejales, de 17, tras romper la coalición con el PSOE.

En Gines, Manuel Camino dejó la Alcaldía por motivos personales y fue reemplazado por su compañero de formación el socialista Romualdo Garrido.

Por motivos de salud renunció a la Alcaldía de Alanís Cecilio Fuentes (PA). Ahora al frente del Ayuntamiento de este municipio de la Sierra Norte está la también andalucista Eva Cristina Ruiz.

Finalmente, los regidores de Cañada Rosal y Castilblanco de los Arroyos, José Losada y Segundo Benítez dejaron sus consistorios para ser delegados territoriales de Medio Ambiente y Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, respectivamente. Fueron sustituidos por sus compañeros socialistas: Rodrigo Rodríguez Hans, en Cañada Rosal, y por José Manuel Carballar, en Castilblanco de los Arroyos.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016