jueves, 25 mayo 2017
15:57
, última actualización
Radiografía a los bomberos

¿Estamos protegidos ante las llamas?

Los cuatro parques de la capital cuentan con 457 bomberos, mientras que los 27 de la provincia también aglutinan a casi medio millar de trabajadores. Pero, ¿son suficientes para dar respuesta a las emergencias?

21 abr 2017 / 19:02 h - Actualizado: 21 abr 2017 / 20:33 h.
  • ¿Estamos protegidos ante las llamas?

En caso de que se produzca un incendio o cualquier emergencia de similares características, tan importante es la rapidez en la intervención como que exista un número de efectivos suficiente para realizar el trabajo de manera eficiente. Los estándares internacionales aconsejan que la proporción sea de un bombero por cada mil habitantes.

Sevilla capital cuenta en la actualidad, con una plantilla de 457 bomberos que se aglutinan en un total de cuatro parques: el Central o de San Bernardo –en la calle Demetrio de los Ríos, junto a la Diputación–, el del Polígono Sur –en la avenida de la Paz–, el de la Carretera Amarilla –en la avenida de la Prensa– y el de Pino Montano –en la calle Agricultores–, que cubren las emergencias de una población aproximada de 700.000 habitantes. Según explicaba a finales del pasado año el jefe del Servicio de Protección, Extinción de Incendios y Salvamento del Ayuntamiento de Sevilla, José María Casar, Sevilla debería tener al menos 538 bomberos después de las bajas que no se han repuesto, sobre todo porque, a su juicio, el Consistorio hispalense dispone de medios económicos suficientes para rejuvenecer y ampliar considerablemente la plantilla. Algo que por el momento no se ha realizado y, de hecho, una posible huelga en demanda de ese centenar de bomberos y de la regulación de sus horas extra planea sobre la próxima Feria de Abril de Sevilla. Además, los mencionados parques, como han denunciado en diferentes ocasiones el Sindicato Andaluz de Bomberos (SAB) y grupos de la oposición como IU, sufren «graves carencias» de mantenimiento que, por ahora, están pendientes de solventar.

Por su parte, la provincia tiene casi una treintena de parques de bomberos divididos en cinco áreas operativas: la del Aljarafe, la del Bajo Guadalquivir, la Centro, la Norte y la Campiña-Sierra Sur, que se encuentran de una forma u otra bajo el paraguas de la Diputación. Asimismo, existe el de Dos Hermanas, que en el año 2014 decidió apostar por la autogestión aunque está conveniado con el Ayuntamiento hispalense y con la asociación empresarial del seguro Unespa para proporcionar el servicio. La plantilla total de estos parques, que asciende a 485 trabajadores, tiene que prestar servicio a 1,2 millones de habitantes. Pero la cantidad no es el principal problema al que se enfrentan los bomberos de la provincia sevillana, pues aunque efectivamente el secretario general del Sindicato Andaluz de Bomberos (SAB) en la provincia, Juan Manuel Martín Silva, denuncia la carencia de personal para atender las emergencias, su verdadera batalla está en la «profesionalización» de los que ya trabajan en el territorio, ya que en la actualidad aún existen muchos parques que se mantienen abiertos con la figura de lo que ellos consideran el «falso voluntario».

SEVILLA CAPITAL

El de Carretera Amarilla será el próximo parque que se renueve

En Sevilla capital no hay problemas con los bomberos voluntarios porque, sencillamente, no existen. Las 457 plazas ocupadas de las 532 que existen las cubren, en su totalidad, bomberos funcionarios. Aquí, lo que verdaderamente es necesario es una renovación de los cuatro edificios que prestan servicio a la ciudad: el Central de San Bernardo, el del Polígono Sur, el de Pino Montano y el de la Carretera Amarilla.

Todos ellos presentan «graves carencias», denunciadas por el Sindicato Andaluz de Bomberos (SAB), que desde el Consistorio hispalense se están intentando solventar, si bien, tal y como explicó a finales del pasado año el jefe del Servicio de Protección, Extinción de Incendios y Salvamento del Ayuntamiento de Sevilla, José María Casar, «la situación no es crítica, es mejorable» y con los medios con los que cuentan «se están arreglando poco a poco». La próxima construcción, de hecho, tendrá lugar en el parque ubicado en el polígono empresarial Carretera Amarilla, según confirmó el Ayuntamiento de Sevilla, un proyecto aprobado en la Junta de Gobierno dentro de la estrategia municipal de ampliar y modernizar los parques de bomberos. En concreto, la parcela ocupa 3.400 metros cuadrados y el nuevo edificio estará destinado a talleres para vehículos, almacenes y aulas de formación, entre otros servicios. No obstante, no se tiene constancia de los plazos concretos de comienzo y finalización de las mencionadas obras.

ALJARAFE

Zona conflictiva en la que se prevé un aumento de trabajadores

El área del Aljarafe, la más numerosa en habitantes y en índice de riesgo de que se produzcan siniestros de toda la provincia (un 26,2 por ciento), ha sido especialmente conflictiva en el último año como consecuencia de la falta de personal, lo que ha obligado a cerrar algunos de sus parques en varias ocasiones, según denunciaron los bomberos de la Mancomunidad. En cualquier caso, el Programa Operativo de la Diputación para este 2017 recoge que esta área está compuesta por 31 municipios, con una población total de 366.537 habitantes, y una superficie de 1.695 kilómetros cuadrados, dando lugar a una cobertura del 32,8 por ciento de la población y prestando servicio al 12,3 por ciento de la superficie.

Los parques de los que dispone esta área se ubican en Sanlúcar la Mayor, Pilas, Mairena del Aljarafe y Santiponce, pero solo el mairenero y el poncino cuentan con una plantilla de bomberos profesionales pertenecientes a la Mancomunidad de Desarrollo y Fomento del Aljarafe. Los últimos datos sobre personal arrojaban que ambos están compuestos por 43 bomberos y cuatro operadores de transmisiones, si bien tras una huelga de celo los trabajadores han conseguido el compromiso de aumentar la plantilla hasta los 66 efectivos en tres años. El parque pileño está integrado en su totalidad por personal voluntario vinculado a su Ayuntamiento, mientras que el sanluqueño pertenece a la institución provincial, al igual que la plantilla de bomberos profesionales que en él trabaja.

BAJO GUADALQUIVIR

Cinco parques gestionados por los propios ayuntamientos

Un total de cinco parques de bomberos dan servicio a los 188.382 habitantes del área del Bajo Guadalquivir, compuesta por 10 municipios –Las Cabezas de San Juan, Coripe, El Coronil, El Cuervo, Lebrija, Los Molares, Montellano, Morón de la Frontera, Los Palacios y Villafranca y Utrera– y con una superficie de 2.164 kilómetros cuadrados. Así, con las infraestructuras localizadas en Lebrija, Los Palacios, Montellano, Utrera y Morón, el Sistema Provincial de Bomberos de la provincia cubre al 16,9 por ciento de la población, dando servicio al 15,75 por ciento de la superficie.

Técnicamente, los de Utrera y Lebrija son los que concentran el mayor índice de riesgo si se produjera un siniestro y, de hecho, el utrerano es, según el Programa Operativo 2017, el único que cubre un municipio que se encuentra fuera de su área. De hecho, ambos suman más de la mitad del 16,7 por ciento de riesgo potencial con el que cuenta esta zona. En cuanto a la plantilla del área, esta se compone de 69 bomberos funcionarios y 22 voluntarios del parque de Montellano, es decir, el 75 por ciento del total de la plantilla es de funcionarios. Los profesionales se concentran en Lebrija, Los Palacios, Morón y Utrera, y solo Montellano tiene voluntarios vinculados a su Ayuntamiento.

A diferencia de otras áreas, en las que la Diputación o la Mancomunidad son las titulares de los parques, en el Bajo Guadalquivir todos pertenecen a los consistorios de cada municipio en el que están situados.

ÁREA CENTRO

El 20% del riesgo de siniestros en la provincia se cubre con 99 bomberos

En tan solo nueve municipios –Alcalá de Guadaíra, Alcalá del Río, La Algaba, Brenes, Burguillos, Carmona, Mairena del Alcor, La Rinconada y El Viso del Alcor– se concentra casi el 20 por ciento del índice de riesgo de siniestros de la provincia. Se trata del área denominada Centro, que cuenta con una población total de 229.674 habitantes y una superficie de 1.602 kilómetros. El sistema de bomberos cubre en ella al 20,61 por ciento de la población y da servicio al 11,6 por ciento de la superficie total del territorio. Son cuatro los parques territoriales con los que cuenta este área, situados en Alcalá de Guadaíra, La Rinconada, Carmona y Mairena del Alcor.

El primero de ellos tiene una plantilla compuesta íntegramente por bomberos funcionarios del Ayuntamiento alcalareño, mientras que el rinconero, el carmonense y el mairenero los conforman personal voluntario a los que se suma personal funcionario perteneciente a la Diputación. Los recursos humanos de esta área se componen, de esta forma, de 99 bomberos, de los cuales 62 son funcionarios y 37 son voluntarios de los consistorios en cuestión. El parque municipal de La Rinconada es el que más municipios atiende, un 8,08 por ciento de la población repartida en seis localidades.

Y aunque no se circunscribe a esta zona, por cercanía podría incluirse el parque de Dos Hermanas, que funciona de manera independiente desde el año 2014 y que cuenta con una plantilla de 50 bomberos, todos ellos funcionarios e interinos, según el Ayuntamiento nazareno.

ÁREA NORTE

La imposibilidad de mantener los voluntarios cierra dos de sus parques

De los seis parques que cubrían el área Norte de la provincia, dos no se encuentran operativos debido a los acuerdos adoptados en pleno por sus ayuntamientos. Es el caso, según el Programa Operativo de la Diputación, de El Ronquillo y Aznalcóllar, que funcionaban en exclusiva con bomberos voluntarios. Por tanto, son cuatro parques los que dan servicio a una zona compuesta por 25 municipios que tienen una población total de 121.523 habitantes –un 10,9 por ciento de la población que cubre el sistema provincial– en una superficie de 4.487 kilómetros cuadrados –el 32,6 por ciento del total–. No obstante, siendo el territorio más extenso, su índice de riesgo es del 16,6 por ciento, es decir, el más bajo de todas las áreas. De ahí que solo tenga 58 trabajadores.

Así, Cazalla de la Sierra –con sus nuevas instalaciones recién inauguradas–, Gerena, Lora del Río y Cantillana son los parques de titularidad municipal que velan por la seguridad en esta zona, pero solo el cazallero cuenta con un funcionario. En el resto de los parques, todos sus componentes son bomberos voluntarios vinculados al Ayuntamiento correspondiente. Actualmente, la Diputación tiene adscritos al parque loreño 20 bomberos de su plantilla, los cuales realizan guardia en dicho parque y también en el de Cantillana. La institución provincial tiene previsto reforzar esta zona con la creación de un nuevo parque en el término municipal ronquillero, así como en Constantina, para el que ya se está redactando el proyecto, y que pretende dar apoyo al de Cazalla.

CAMPIÑA-SIERRA SUR

Los bomberos funcionarios suman el 66% del total de la plantilla

No solo es el área más extensa en superficie –comprende 3.787 kilómetros cuadrados–, sino también una de las más numerosas en municipios, con un total de 28 que suman 208.194 habitantes a los que prestar servicio. Para ello, cuenta con seis parques territoriales ubicados en Fuentes de Andalucía, Écija, Arahal, Osuna, Estepa y El Saucejo, más un séptimo, el de Marchena, que permanece cerrado tras un acuerdo plenario de su Ayuntamiento.

Todos estos parques son de titularidad municipal, pero sus plantillas se modelan de forma muy diversa. Solo en Écija todos los trabajadores son funcionarios, pues en Fuentes de Andalucía existe una plantilla mixta de funcionarios y voluntarios. En Arahal, se mezclan bomberos funcionarios con interinos del propio Ayuntamiento que han sustituido a los anteriores voluntarios, aunque esta situación ha cambiado hace relativamente poco tiempo, según el secretario general del SAB en la provincia, Juan Manuel Martín Silva.

El parque de El Saucejo, por su parte, tiene toda su plantilla integrada por bomberos voluntarios con vinculación con su Consistorio, mientras que al de Estepa se destinan a bomberos de Diputación adscritos al parque de Osuna para realizar guardias. Este último, cuyo nuevo edificio comenzó a construirse hace apenas un año en el polígono industrial Las Vegas, tiene adscritos a 30 bomberos de la Diputación.


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016