domingo, 23 septiembre 2018
13:34
, última actualización

IU quiere que el convento de las Teresas de Écija abone el IBI

El edificio, declarado BIC, lleva cerrado desde que se marcharon las monjas carmelitas en 2015

14 jul 2018 / 21:47 h - Actualizado: 15 jul 2018 / 10:22 h.
  • Viandantes pasean junto al convento de las Teresas de Écija, que permanece cerrado desde marzo de 2015 cuando se fueron las carmelitas descalzas. / M.R.
    Viandantes pasean junto al convento de las Teresas de Écija, que permanece cerrado desde marzo de 2015 cuando se fueron las carmelitas descalzas. / M.R.

El Grupo municipal de IU en el Ayuntamiento de Écija anuncia una iniciativa para que se estudie anular la exención de pagar el impuesto de bienes inmuebles (IBI, conocido popularmente como la contribución) a la orden de las carmelitas descalzas por el convento de las Teresas. La formación de izquierdas va a proponer esta medida en la comisión informativa de cuentas anterior al pleno del mes de julio.

El convento de las Teresas, en pleno centro de Écija, en la calle Del Conde, lleva más de tres años abandonado, desde que en marzo de 2015 se marcharan las monjas carmelitas que lo ocupaban desde casi 400 años antes. Para el edil de IU, David Delis, ese abandono y su cierre justifican que, por lo menos, «se estudie y analice si procede» anular su exención de pagar el IBI.

«Desde nuestro punto de vista, sí procede», explicita Delis, «pero deberán ser los técnicos municipales los que lo digan y estudien según la normativa», reconoce. El edificio es un antiguo palacio, el de los Condes de Palma, catalogado incluso como Bien de Interés Cultural (BIC), y uno de los elementos patrimoniales de mayor belleza del caserío astigitano, según las pocas personas afortunadas que han podido visitar el interior de la clausura ahora desatendida.

La titularidad de Las Teresas sigue siendo de la orden religiosa de las carmelitas descalzas. IU basa su propuesta de cobrarles la contribución en que la Ley de Haciendas Locales establece la exención de la Iglesia y las órdenes religiosas de pagar este impuesto de acuerdo con el Concordato con la Santa Sede de 1979, pero solamente en los supuestos legales de que el inmueble esté dedicado al culto o sea residencia de sacerdotes o congregaciones religiosas.

«Este edifico gozaba de exención del impuesto pero ya no se dan dos de las cuestiones necesarias», expone Delis, porque «ni está destinado al culto ni vive ninguna monja ni orden religiosa en él». «Desde nuestro punto de vista y en virtud de la Ley de Haciendas Locales, creemos que procede al menos el estudio por parte de los técnicos municipales para que expliquen si este edifico no tiene por qué estar exento de pagar el IBI, como se ha hecho en otros ayuntamientos, por ejemplo el de Córdoba».

Delis destaca sobre todo «el abandono del convento» y sostiene que la petición de su grupo sirve «como medida de presión». «Es el único instrumento que puede tener un ayuntamiento para decirle a la propiedad del inmueble, a la orden de las carmelitas descalzas, que no están cumpliendo con el objetivo que señala la exención de un elemento en cuanto a la aplicación del impuesto».

Sobre el carácter de BIC del palacio de los Condes de Palma, el concejal de IU recuerda que estos también están exentos de pagar el IBI, «pero tampoco se cumple el objeto de la regulación de estos bienes culturales, que es, en este caso, que el edificio albergue visitas».

«Creemos que existen los elementos suficientes para que la Concejalía de Hacienda proceda a estudiar la iniciativa que vamos a presentar», enfatiza David Delis, que también señala que su propuesta es «sobre todo un aviso a navegantes, ya que hay otros inmuebles en la ciudad que las órdenes religiosas podrían abandonar por falta de vocaciones y no podemos permitirnos tener esos edificios tan importantes para el patrimonio local igual que están Las Teresas».

Al respecto, el edil de IU señala el caso del convento de Las Marroquíes, igualmente cerrado tras marcharse también las monjas que lo ocupaban hace años, «y todos esos inmuebles que no estén abiertos al culto u ocupados por órdenes religiosas, que son las condiciones para la exención del IBI», insiste.

El convento de las Teresas supera los 5.600 metros cuadrados de superficie construida, según los datos del catastro municipal. La comunidad religiosa abandonó en marzo de 2015 el inmueble, el primer edificio de Écija que fue declarado monumento nacional, catalogación que logró durante la II República, en la misma lista en que aparece, entre otras, la Torre del Oro de Sevilla.

El abandono del edificio supuso el final a casi 400 años de presencia de las carmelitas descalzas en la ciudad. Las monjas ocupaban el palacio desde 1640 aproximadamente. En su día, la asociación cultural Amigos de Écija denunció el presunto expolio del edificio por el traslado de bienes del interior «por la puerta trasera del convento, sin que conste se haya procedido al oportuno inventario», por lo que pidió la intervención de las administraciones y la mediación del Arzobispado.

A pesar de que se aprobó su apertura a turistas e investigadores, el antiguo palacio sigue cerrado.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016