martes, 25 junio 2019
19:26
, última actualización

La Cruz de Abajo de Aznalcóllar celebrará sus fiestas mayores en 2020

Los festejos, que no son anuales, se llevaron a cabo por última vez en 2010, siendo la última procesión de los titulares en el año 2016

12 jun 2019 / 13:34 h - Actualizado: 12 jun 2019 / 13:41 h.
  • Santa Elena y la Cruz de Abajo de Aznalcóllar.
    Santa Elena y la Cruz de Abajo de Aznalcóllar.
  • Santa Elena y la Cruz de Abajo de Aznalcóllar expuestos en su capilla.
    Santa Elena y la Cruz de Abajo de Aznalcóllar expuestos en su capilla.
  • Firma del contrato con Alejandro Marmolejo para la elaboración de la corona, aureola y cruz para Santa Elena
    Firma del contrato con Alejandro Marmolejo para la elaboración de la corona, aureola y cruz para Santa Elena
  • Diseño de la nueva corona, aureola y cruz para Santa Elena, obra de Alejandro Marmolejo.
    Diseño de la nueva corona, aureola y cruz para Santa Elena, obra de Alejandro Marmolejo.
  • Última salida de la Cruz de Abajo, en 2016.
    Última salida de la Cruz de Abajo, en 2016.
  • Última salida de Santa Elena, en 2016.
    Última salida de Santa Elena, en 2016.
  • Santa Elena bajo el arco conocido como ‘El Terrible’.
    Santa Elena bajo el arco conocido como ‘El Terrible’.
  • Romería nocturna que se celebra en torno a la festividad de Santa Elena.
    Romería nocturna que se celebra en torno a la festividad de Santa Elena.
  • Imagen de Santa Elena, de cuya llegada a Aznalcóllar se cumplen 200 años.
    Imagen de Santa Elena, de cuya llegada a Aznalcóllar se cumplen 200 años.
  • Capilla de la Cruz de Abajo, en la plaza del Alamillo de Aznalcóllar, con la antigua cruz en torno a la que se funda la hermandad en su fachada.
    Capilla de la Cruz de Abajo, en la plaza del Alamillo de Aznalcóllar, con la antigua cruz en torno a la que se funda la hermandad en su fachada.

Hay que remontarse a 2016 para hablar de la última procesión de la Cruz de Abajo y Santa Elena en Aznalcóllar. Sus fiestas no son anuales y, cuando finalizan, nunca se sabe cuándo volverán a ser las siguientes. Pero ya hay nueva fecha, y los hermanos de Abajo se llenan de ilusión, con la mirada puesta en 2020, cuando se volverán a celebrar las fiestas mayores.

El cabildo de hermanos aprobó la celebración el pasado 1 de junio

La hermandad conmemora el próximo año el bicentenario de la llegada de Santa Elena a la corporación. Se trata de una imagen anónima, “solo se sabe que vino procedente de un convento franciscano de la provincia en el año 1820”, explica Mª Ángeles Sánchez, secretaria de la corporación. Reformada en 1943 por Calderón, Álvarez Duarte realiza un nuevo cuerpo tallado en 1993. El aniversario de la llegada de la imagen, tan vinculada al culto a la cruz, es el motivo que sustenta estas fiestas extraordinarias.

Fue el pasado 1 de junio cuando los hermanos, en cabildo extraordinario, aprobaron su celebración. Un trámite necesario e importante, pues son los que – con sus donativos y aportaciones – sufragarán las fiestas. Este es el motivo de que no sean anuales y se celebren “cuando las circunstancias y la economía lo permitan”.

La Cruz de Abajo y Santa Elena solo procesionan cuando hay fiestas grandes. Aunque en 2016 se celebraron, “no fueron exactamente Fiestas Mayores, pues muchos de los actos que comprenden no se llevaron a cabo, aunque sí salieron ambos pasos”. Así, hay que remontarse a 2010 como última ocasión en que se vivieron.

Las fiestas tendrán lugar entre el 8 y el 16 de agosto, incluyendo la procesión de los titulares

Las fiestas comenzarán el 8 de agosto de 2020. Ese día se llevará a cabo la imposición de bandas a la Romera Mayor, Mayordomo de la Cruz y sus dos acompañantes, y Mayordomo de Santa Elena y sus dos acompañantes. Con el Pregón darán inicio los festejos, que se desarrollarán durante la semana.

La gente de Abajo no escatimará en adornos y cohetes “de los gordos. Nuestra hermandad es conocida por sus cohetes y fuegos artificiales”. Se instalará también una arquitectura efímera de arcos de papel y luces en las calles del entorno de la capilla, que comenzarán a prepararse este verano. Destaca ‘El Terrible’, un arco de proporciones colosales, que reproduce la puerta de San Miguel de la Catedral de Sevilla, y que fue construido en 1926. Su apodo, además de sus dimensiones, viene motivado porque “uno de los años de fiestas grandes llovió y el arco se hinchó, y se llevó mucho tiempo puesto porque no se podía quitar”.

Con un esquema que se repite en estas fiestas extraordinarias, el día 13 de agosto se llevará a cabo la inauguración del alumbrado. El viernes 14 se celebrará el Romerito, una antigua tradición en la que un cortejo de caballistas sale a recoger romero y flores para ofrendárselas a la Cruz y a Santa Elena en su capilla. El sábado 15 de agosto tendrá lugar la Romería a la Ermita de El Palmar, donde la hermandad pasará un día de fiesta portando el templete de Santa Elena – estandarte que acoge una reproducción de la imagen –.

El día grande será el domingo 16 de agosto. Por la mañana los pasos serán trasladados, acompañados por las mujeres ataviadas con mantilla y bandas de música, hasta la parroquia de Aznalcóllar. Allí se celebrará la función religiosa. En la tarde volverán a salir en procesión la Cruz y Santa Elena, recorriendo entre cohetes y fuegos artificiales gran parte del pueblo. El valor de esta procesión radica en que solo se produce en las fiestas grandes.

Muchos serán los festejos populares que acompañarán estos días. Artistas de la talla de Antonio Machín, Lola Flores o Ecos del Rocío han puesto su música y su arte en estos festejos extraordinarios. Como también ha pasado con las bandas de música, entra las que se recuerdan especialmente la Caballería de la Policía Armada, Regimiento de Ingenieros, o más recientemente la del Nazareno de Huelva, entre otras. Siempre buscando lo mejor, razón por la que se deja pasar un periodo de tiempo entre las fiestas.

Santa Elena estrenará corona, aureola y cruz con motivo del bicentenario de su llegada

Del mismo modo, y para conmemorar el aniversario de la llegada de la imagen, en 2020 se estrenarán la nueva corona, aureola y cruz para la Santa. Diseñadas por Alejandro Marmolejo, estarán elaboradas en plata sobredorada, y ya se trabaja en su confección. Un hito que quedará perpetuado en los atributos que la venerada imagen estrenará.

Fundada en 1780 en torno a la cruz de la plaza del Alamillo, donde se realizaban fiestas en su honor, posee la hermandad su capilla propia en este enclave. La capilla fue ampliada y reformada en 1947, conservando en su fachada la antigua cruz de la plaza. Ubicada en una zona baja del pueblo, es conocida como la Cruz de Abajo. La hermandad rendía culto a una antigua cruz de 1800, que hoy se venera en la ermita de El Palmar, datando la actual, de estilo gótico, del siglo XIX. Hermandad de gloria desde sus orígenes, celebra triduo y función a la Cruz en torno al 3 de mayo. En torno al 18 de agosto, festividad de Santa Elena, se celebra triduo, romería nocturna y función a la titular. Al no celebrarse ninguna procesión anual, la de las fiestas grandes es anhelada por los hermanos de Abajo.

Cuando se cumplan 4 años de su última procesión, la Cruz y Santa Elena volverán a recorrer Aznalcóllar, entre cohetes “gordos de Abajo”, con todo el esplendor y sin escatimar gastos para hacer unas fiestas grandes que se recuerden hasta que puedan celebrarse las siguientes.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016