sábado, 15 junio 2019
19:08
, última actualización

La Diputación destinará 3,5 millones al plan de climatización de colegios

La partida, que forma parte del Plan Supera VI, se incorporará a la programación de la Junta, que tiene un listado de prioridades de interveción. También habrá inversiones en la compra de vehículos, en «rematar» edificios públicos inacabados y a la mejora del parque de bomberos

Iñaki Alonso @alonsopons /
26 mar 2018 / 13:56 h - Actualizado: 26 mar 2018 / 13:56 h.
  • Villalobos y parte de su equipo e gobierno, durante la presentación de las líneas del Plan Supera VI
    Villalobos y parte de su equipo e gobierno, durante la presentación de las líneas del Plan Supera VI

El plan de climatización de colegios en el que está trabajando la Junta contará con 3,5 millones de euros extra de la Diputación de Sevilla, que ha incorporado esta partida a las que destinará los fondos del superávit de 2017, enmarcados en el llamado Plan Supera. El presidente de la institución provincial, Fernando Rodríguez Villalobos, ha avanzado esta línea de actuación destinada a «los centros de Primaria e Infantil, que son los centros educativos que son de competencia de los Ayuntamientos». Esta cuantía, estimada en unos 3,5 millones de euros, se destinará «a lo que estime la Junta», que ha realizado una auditoría sobre los centros que tienen más necesidades de una «demanda ciudadana de importancia». En ese sentido, Villalobos enumeró actuaciones como «sellado de ventanas, instalación eléctrica o colocación de filtros de aire», entre otras muchas variables.

Este plus de la Diputación al plan de la Junta se formalizará con un protocolo de actuación, donde el único propósito, según Villalobos, «es sumar» a lo que ya tenía previsto ejecutar la administración autonómica. De hecho, avanzó que algunos ayuntamientos el de Sevilla, por ejemplo, cuenta con partidas específicas para la climatización de colegios también pondrán su cuota aparte para este tipo de actuación.

El dinero proviene del Plan Supera VI, una iniciativa con un montante de 52,4 millones provenientes del superávit de 2017 del que la Diputación de Sevilla pudo aportar esta mañana más novedades. Así, la climatización de colegios se engloba dentro de una línea de programas específicos para los pueblos, donde también se contempla una partida de cuatro millones para «rematar la faena» en obras de equipamientos públicos que se habían quedado al 80 por ciento de ejecución –remodelación de casas consistoriales, bibliotecas,...–; una inversión de 3,1 millones para la adquisición de vehículos para servicios públicos como Policía Local, Protección Civil o limpieza; y 600.000 euros más para un plan de inversiones en centros residenciales.

MÁS ESPACIO PARA EXPOSICIONES EN LA IGLESIA DE SAN LUIS

También existe otra línea, valorada en 11,18 millones, destinada a acciones supramunicipales que se divide en cuatro patas. La primera, de 3,2 millones, se destinará a la remodelación del patrimonio e instalaciones provinciales, donde entraría arreglos en las dependencias provinciales de Blanco White, un lavado de cara para la residencia de estudiantes de Miraflores, una actuación específica para reconvertir la antigua residencia de Cazalla en un centro multifuncional (de día y para personas dicapacitadas); y una nueva actuación en la iglesia de San Luis de los Franceses. En este templo, abierto al público desde el año pasado, contará con unos 400.000 euros de inversión para la restauración de algunas piezas, arreglos en la sacristía, una mejora de la cubierta para prevenir filtraciones y, en especial, una adecuación del refectorio para que sea habilitado para contar con más espacio para exposiciones.

La segunda pata se centra en inversión en servicios públicos básicos, que recibirán 4,9 millones que irán, casi en su totalidad en insuflar músculo económico al plan para construir parques de bomberos en la provincia y dotarlos de equipamiento. Al respecto, Villalobos señaló que se cumplirán los plazos del plan director –se prevé nuevos parques en La Rinconada, Écija, Mairena del Alcor y Los Palacios– y que esperan que, con una nueva edición del Plan Supera, las infraestructuras están acabadas en 2019. La única partida que no va dirigida a bomberos es la construcción del pantalán de Isla Mínima, en La Puebla del Río, con 250.000 euros y que no se pudo ejecutar el año pasado por problemas con la licencia de obra, que dependía de otras administraciones (Puerto, Costas,...)

Las dos patas restantes van en sintonía con otras ediciones anterior del plan: 1,9 millones para la mejora de la señalización turísticas y 1,1 millones para dotar de mayores prestaciones tecnológicas a la provincia. Al respecto, destaca una partida estimada de 475.000 euros para dotar de zonas de wifi gratis a todos los pueblos de la provincia. Esta medida se quiso aplicar en el pasado, pero no se pudo llevar a cabo por una normativa que prohibía tal actuación, pero que ya está subsanado.

A todo eso, Villalobos sumó otros 30 millones del Plan Supera que están reservados para que sean los Ayuntamientos los que decidan su utilidad. Al respecto, se mostró satisfecho con la decisión adoptada por el Ministerio de Hacienda, por el cuál ha abierto las posibilidad de destinar el superávit a «servicios de orden público, prevención de incendios, limpieza, servicios funerarios y cementerio, actividades docentes, centros de educación especial, bibliotecas, museos e instalaciones deportivas». El Plan Supera se aprobará inicialmente en un pleno que se celebrará entre el 9 y el 13 de abril y, a partir de ahí, se fija un calendario. Hasta junio habrá de plazo para la recepción de proyectos por parte de los consistorios; mientras que entre agosto y diciembre se deberá iniciar la licitación y adjudicación de las obras para que, como máximo, estén iniciadas en el mes de enero.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016