sábado, 15 diciembre 2018
05:12
, última actualización

La igualdad se aprende a través de las mujeres

La semana cultural del colegio Maestro Pepe González de San José de La Rinconada da visibilidad al papel de las féminas

27 abr 2018 / 21:23 h - Actualizado: 28 abr 2018 / 13:32 h.
  • La igualdad se aprende a través de las mujeres
  • La igualdad se aprende a través de las mujeres
  • La igualdad se aprende a través de las mujeres
  • La igualdad se aprende a través de las mujeres

Las mujeres, como los hombres, llenan todos los ámbitos. Sociales, culturales, políticos. Es parte de la igualdad real, la que les permite destacar al contar con idénticas posibilidades, y que las personas sean valoradas atendiendo a su capacidad, su formación y sus méritos, no a su género ni a su sexo. Desde esas premisas, el colegio Maestro Pepe González de San José de La Rinconada ha realizado su semana cultural, denominada Mujeres, y dedicada a reconocerlas y valorarlas.

Este curso las mujeres –que son mayoría absoluta en el claustro del colegio– han llenado con más énfasis las clases y el propio edificio. Tras trabajar sobre ellas durante el curso y en todas las asignaturas, esta semana el colegio se ha transformado para resaltarlas. Así, las primeras mujeres con derecho al voto daban la bienvenida en un pasillo dedicado a las que han reivindicado sus derechos y la igualdad. Una gran línea del tiempo ha recorrido el edificio, desde la antigüedad hasta la actualidad, jalonada de mujeres que han hecho posible esa historia. Y en distintas ubicaciones, los árboles de nuestras mujeres, con fotos aportadas por los alumnos y los profesores de aquellas mujeres que han marcado sus vidas.

Cada pasillo ha estado decorado y lleno de información sobre mujeres en un campo concreto. Paneles, dibujos, maquetas y decorados trabajados por los alumnos han servido para mostrar a las mujeres en el arte –en el pasillo de Infantil–, en la ciencia a través de primero y segundo de Primaria, en la literatura –por los grupos de tercero y cuarto– y en el deporte –desde quinto y sexto–. Proyecciones, lecturas y talleres han completado la oferta de esta exposición, que todos los grupos, guiados y con explicación de los propios alumnos, han visitado. Abierta además a las familias, con unas previsiones desbordadas de público para conocer este gran trabajo.

A las profesoras y a las madres –volcadas en la consecución de esta semana cultural– se han unido algunas conocidas, como Frida Kahlo, Coco Chanel, Sara Baras o Gloria Fuertes. Pero también han paseado por los pasillos del colegio Rosalind Franklin –cuyos trabajos sobre el ADN quedaron eclipsados por los de otros hombres–, o Ada Lovelace –creadora del primer algoritmo informático–, a las que una sociedad con mirada masculina silenció. O también Marie Curie, «que recibió el premio Nobel cuando su marido renunció a él si no se lo daban a los dos en reconocimiento del trabajo de ambos. Esto es lo que pretendemos. Mostrar que la mujer ha hecho las mismas cosas, y que no hay que ocultarlo, sino valorarlo», explica Juan Martínez, director del centro.

Además de reivindicar la contribución que históricamente han hecho las mujeres en todos los ámbitos posibles, se ha dado valor y normalidad a las mujeres de la actualidad. Como la deportista local Sonia Macías, la Princesa del desierto, atleta ultrafondista en desafíos límite, que además trabaja con mujeres para que logren sus objetivos vitales y deportivos. Junto a ella, las ingenieras aeronáuticas Esther Alcaraz y Alejandra Portillo; la matemática Clara Grima, que hace asequibles los números y la ciencia a través de representaciones teatrales y juegos; la periodista y escritora María Luisa Cárdenas, la pintora Vereda López y la artista plástica Magdalena Bachiller han acercado sus respectivas áreas de trabajo, estudios y desarrollo a los pequeños. Un espejo en el que las niñas y los niños han podido ver reflejadas sus expectativas, entender que no hay cuestiones exclusivas de hombres o de mujeres y ver que, con independencia de su género, pueden llegar hasta donde se propongan.

Algo fácil de mostrar además a través de mujeres. Porque «es imposible no encontrar una materia donde no haya una mujer importante», señala el director. Así, «haciendo foco en la mujer», desde el inicio de curso hasta su finalización se ha trabajado un proyecto transversal en el que «se ha visualizado más» la aportación de la mujer a la historia de la humanidad. Pero no tratándolo como algo excepcional, sino «con la naturalidad de mostrar que hay hombres y mujeres en las mismas áreas y ámbitos, exponiéndolo como lo que es, algo normal. Cada persona con sus características intelectuales y físicas, pero iguales».

No solamente se ha trabajado con especial énfasis la igualdad en este curso y con este proyecto, puesto que «es una lucha que hacemos entre todos, una labor continua que venimos realizando desde la creación de este centro». Sin hacer distinciones, educando con mujeres y hombres a las personas del mañana.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016