miércoles, 20 septiembre 2017
00:23
, última actualización
Carmona

La «peligrosidad» de las paradas suprimidas se sabía desde 2015

El Consorcio avisó a Madrid del riesgo para los viajeros de Camposol. El Consistorio carmonense lamenta la situación de unos mil vecinos

04 may 2017 / 10:04 h - Actualizado: 04 may 2017 / 10:07 h.
  • Dos jóvenes esperan el autobús en la parada de Carmona que dejará de funcionar el 3 de mayo. / El Correo
    Dos jóvenes esperan el autobús en la parada de Carmona que dejará de funcionar el 3 de mayo. / El Correo

TAGS:

Las paradas de autobús de Camposol, que presta servicio a unos mil vecinos de urbanizaciones de Carmona, se suprimió por riesgo para los viajeros. Una «peligrosidad» sobre la ubicación que el Consorcio Metropolitano de Transportes trasladó hace ya dos años al Ministerio de Fomento para que tomara medidas. «Se hace constar la existencia de dos paradas de la M-124 que deberían ser suprimidas por medidas de seguridad», reza el informe, al que dio respuesta Fomento año y medio después certificando su supresión. Pese a ello, el Consorcio invitó, en otro escrito de abril, a Demarcación de Carreteras a buscar otro emplazamiento que reúna las condiciones de seguridad y que «mantenga la prestación de servicio».

Tras esos dos años de pulsos burocráticos, las paradas de Camposol se suprimieron hoy, para malestar de los vecinos de esta urbanización, pero también las de El Pilar, La Celada y El Corzo. Desde el Ayuntamiento de Carmona, lamentan «la situación» en la que lo más que pueden hacer es «instar a las administraciones a buscar una solución». Así lo manifestó el portavoz del Consistorio carmonense en el Consorcio de Transportes del Área de Sevilla, Alberto Sanromán, que recordó que carecen de competencias en la materia –la carretera por la que transita la M-124 es estatal y el servicio es metropolitano–.

Pese a ello, Sanromán aclaró que se llegó a reunir con la Asociación de vecinos de Urbanizaciones de Carmona (Asocurca) para buscar alternativas, como desplazar la parada al parque logístico. «Eso no solventaba el problema que sufren, que es tener que coger el coche privado para ir a esta parada de autobús». A la vista de las dificultades, se elevó la petición a Fomento para «asegurar» estas paradas junto a la urbanización Camposol.

Sanromán también defendió la labor del Consorcio de Transportes, que «se ha portado bien» en este conflicto manteniendo la parada hasta que se ha tenido que suprimir «a la espera de una solución» desde Madrid.

Las paradas de autobús de Camposol, que presta servicio a unos mil vecinos de urbanizaciones de Carmona, se suprimió por riesgo para los viajeros. Una «peligrosidad» sobre la ubicación que el Consorcio Metropolitano de Transportes trasladó hace ya dos años al Ministerio de Fomento para que tomara medidas. «Se hace constar la existencia de dos paradas de la M-124 que deberían ser suprimidas por medidas de seguridad», reza el informe, al que dio respuesta Fomento año y medio después certificando su supresión. Pese a ello, el Consorcio invitó, en otro escrito de abril, a Demarcación de Carreteras a buscar otro emplazamiento que reúna las condiciones de seguridad y que «mantenga la prestación de servicio».

Tras esos dos años de pulsos burocráticos, las paradas de Camposol se suprimieron hoy, para malestar de los vecinos de esta urbanización, pero también las de El Pilar, La Celada y El Corzo. Desde el Ayuntamiento de Carmona, lamentan «la situación» en la que lo más que pueden hacer es «instar a las administraciones a buscar una solución». Así lo manifestó el portavoz del Consistorio carmonense en el Consorcio de Transportes del Área de Sevilla, Alberto Sanromán, que recordó que carecen de competencias en la materia –la carretera por la que transita la M-124 es estatal y el servicio es metropolitano–.

Pese a ello, Sanromán aclaró que se llegó a reunir con la Asociación de vecinos de Urbanizaciones de Carmona (Asocurca) para buscar alternativas, como desplazar la parada al parque logístico. «Eso no solventaba el problema que sufren, que es tener que coger el coche privado para ir a esta parada de autobús». A la vista de las dificultades, se elevó la petición a Fomento para «asegurar» estas paradas junto a la urbanización Camposol.

Sanromán también defendió la labor del Consorcio de Transportes, que «se ha portado bien» en este conflicto manteniendo la parada hasta que se ha tenido que suprimir «a la espera de una solución» desde Madrid.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016