sábado, 18 agosto 2018
12:06
, última actualización
Constantina

La Sierra Norte, por la educación ambiental

El Parque Natural presenta su programación para el presente año en el Centro de Visitantes de El Robledo, en Constantina, en la que se priorizará la restauración de espacios protegidos

31 ene 2018 / 08:28 h - Actualizado: 31 ene 2018 / 08:28 h.
  • Una familia pasea por el Centro de Visitantes de El Robledo, en Constantina. / El Correo
    Una familia pasea por el Centro de Visitantes de El Robledo, en Constantina. / El Correo
  • Momento de la presentación de la programación del Parque Natural. / J.Á.F.
    Momento de la presentación de la programación del Parque Natural. / J.Á.F.

El Parque Natural Sierra Norte de Sevilla presentó ayer su programa para el año 2018 en lo que a educación medioambiental se refiere. Lo hizo en un acto llevado a cabo en el Centro de Visitantes de El Robledo, en Constantina, al que acudieron asistentes de diversos sectores profesionales. Así, junto a miembros del profesorado de la comarca y representantes políticos, se dieron cita ganaderos, apicultores o responsables de turismo rural, entre otros, los cuales se mostraron participativos en todo momento y comprometidos con el tema a tratar.

Esta actividad se desarrolla en el marco del proyecto de participación y sensibilización ambiental en el Parque Natural Sierra Norte de Sevilla, proyecto financiado por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural 2014-2020, para el fomento de la participación social para la conservación en Red Natura 2000 y de la biodiversidad. Los objetivos prioritarios del proyecto son sensibilizar e implicar a la población local de los espacios protegidos para restaurar, preservar y mejorar los ecosistemas dependientes de la agricultura y silvicultura y restaurar y preservar y mejorar la biodiversidad incluidas en las Zonas Natura 2000 y los sistemas agrarios de alto valor natural y los paisajes europeos.

Con esto, según los responsables del parque, se pretende elaborar colectivamente estrategias que faciliten la sensibilización ambiental para la conservación de los recursos naturales del parque y crear un colectivo de personas implicadas para su implementación y seguimiento como observatorio permanente para impulsar la participación, la educación ambiental y sensibilización. Para lograr tales objetivos, el parque se ha propuesto potenciar la participación y el debate entre los distintos sectores, que están implicados y desarrollando plantes y programas en el territorio, así como potenciar el interés de conocer mejor los recursos, para su gestión entre tantos actores y mejorar la participación entre los habitantes y crear redes colaborativas.

Abrió este foro participativo el director del Parque Sierra Norte de Sevilla, Antonino Sanz, quien alabó el entorno natural del territorio y sus tres designaciones internacionales, la pertenencia a la Red Natura 2000, la Reserva de la Biosfera de la Unesco y el reconocimiento como Geoparque mundial, una distinción que podría renovarse en fechas cercanas. Además, señaló la necesidad de crear una estructura sobre la que se asiente la base de lo que ha de ser la educación en los valores ambientales.

Acto seguido, la responsable de Argos, proyectos educativos y parte activa del voluntariado y la educación ambiental, Trinidad Herrero, fue la encargada de dar a conocer el programa que llevarán a cabo en este 2018 para desarrollar el proyecto de sensibilización medioambiental en el Parque Natural. Un proyecto que Herrero justificó en hechos como la rapidez con la que avanza el cambio climático o la amplia diversidad cultural, social o emocional presente en nuestros días, y a los que se debe combatir con una mejor concienciación, implicando a la población local, creando conciencia ambiental y facilitando la participación ciudadana.

Entre los actos previstos para este año se encuentran las salidas para conocer aspectos de interés ambiental, el reconocimiento de las buenas prácticas de gestión en el sector empresarial, el conocimiento y la potenciación de la marca parque natural, un muestreo de la biodiversidad en la Dehesa de la Atalaya, jornadas temáticas, servicios ecosistemáticos, un encuentro de voluntariado y otro encuentro temático sobre educación ambiental.

Con todo ello, se pretende potenciar la participación y el debate entre los distintos sectores, mejorar y conocer las potencialidades del parque, potenciar el interés de conocer mejor los recursos y mejorar la participación entre los habitantes, logrando crear un multitejido que ya ha llevado a cabo, en parte, el voluntariado del parque.

La segunda ponencia del día corrió a cargo de Josechu Ferrera, biólogo madrileño y creador de la Feria de la Ciencia, quien comenzó su exposición advirtiendo de que para los ciudadanos en general los problemas medioambientales no son una prioridad. Asimismo, no son vistos por todo el mundo igual, pues poca o ninguna coincidencia hubo entre la opinión de los presentes a la hora de citar los problemas locales ambientales a nivel regional y la de las encuestas.

Según Ferreras, esa «enfermedad» que sufre nuestro planeta tiene remedio a base de acuerdos entre países, mediante leyes, con avances tecnológicos y con comunicación y educación medioambiental.

Por otra parte, asegura el biólogo, ya en la reunión internacional de Belgrado en 1975 se plantea la necesidad de educar en valores ambientales. Una educación que considera fundamental para acabar con los problemas medioambientales y que cobra mayor importancia ante datos como que, afirma, la mitad de las emisiones no las controla el gobierno, sino que corresponde a la iniciativa propia de los ciudadanos.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016