miércoles, 19 julio 2017
20:14
, última actualización
La provincia en fiestas

Las ferias son insustituibles

La crisis obligó a muchos ayuntamientos a suspender estas fiestas, algunas ya se han recuperado y otras están en vías de volverse a celebrar como antaño

19 feb 2017 / 21:07 h - Actualizado: 19 feb 2017 / 21:07 h.
  • Casetas de la feria de Benacazón cuando esta se celebraba. / El Correo
    Casetas de la feria de Benacazón cuando esta se celebraba. / El Correo
  • La feria de Mairena del Aljarafe contaba hasta con paseo de caballos. / El Correo
    La feria de Mairena del Aljarafe contaba hasta con paseo de caballos. / El Correo

Las ferias vuelven a estar presentes en los calendarios de muchos municipios de la provincia de Sevilla que las suspendieron por falta de recursos durante los años más crueles de la crisis. Algunos alcaldes optaron por reducir a cero los gastos más superfluos como en su opinión eran las ferias. Otros decidieron reconvertirlas en veladas o reducir los días de celebración. Otros, sin embargo, a pesar de las dificultades, las mantuvieron por entender que generan riqueza y porque consideraban que sus vecinos ya lo estaban pasando demasiado mal como para cercenarles la diversión.

Los ayuntamientos de Aznalcóllar, Coria del Río, Bollullos de la Mitación o Bormujos anularon sus ferias, pero posteriormente las recuperaron. En algunos casos se debió al cambio en los gobiernos locales como sucedió en Aznalcóllar y Coria del Río.

En otras localidades se eliminaron o se transformaron en veladas porque no había suficientes caseteros como ocurrió en Aznalcázar, donde el año pasado su feria del Corpus Christi se reconvirtió en una velada de dos días de duración. Este año la alcaldesa, Manuela Cabello (PSOE), se ha marcado el objetivo de que la feria vuelva a tener el esplendor que tuvo años atrás cuando se llegaron a instalar hasta 36 casetas. Para ello ha iniciado una ronda de contactos con los vecinos para dar un impulso a su feria.

En El Saucejo el Consistorio promueve una consulta popular para decidir la nueva fecha de la feria. Esta está decayendo al coincidir con las fiestas de otras localidades de la comarca. El objetivo es que entre todos se decida cuál sería la mejor época para celebrarla y así poder reflotarla.

Otro municipio que perdió su feria fue Mairena del Aljarafe. Fue en plena crisis, la última se celebró en 2009 y contó con 35 casetas. Ahora el alcalde, Antonio Conde (PSOE), que fue el que tomó la decisión de suspenderla, quiere recuperarla tras cambiar la situación económica de las arcas municipales. El primer paso que se ha seguido para que su iniciativa sea un éxito ha sido contactar con los antiguos caseteros para saber si deseaban mantener sus casetas. El Consistorio abrió un plazo de consultas, que finalizó en enero, en el que 30 caseteros confirmaron su intención de mantener su caseta.

El siguiente paso será el proceso participativo. El Ayuntamiento trabaja en la realización de una encuesta para determinar dónde y cuándo se podrá celebrar la feria. Aunque de momento no hay nada cerrado, no se descarta que este año los maireneros puedan volver a disfrutar de su feria. La próxima que se celebre, según fuentes municipales, «será sostenible y buscará la integración de la localidad y que sea un punto de encuentro de todos los vecinos».

BENACAZÓN

Benacazón es otra localidad donde se está trabajando para recuperar su feria. Para ello, el Ayuntamiento ya ha convocado mesas con los responsables de las casetas y con los empresarios, asociaciones y otros colectivos locales. La primera fase del proyecto reiniciando la feria, ya se ha puesto en marcha. El objetivo era contar con la opinión de los vecinos para conocer en qué fecha quieren que se celebre. Hasta que se perdió en 2010 coincidía con las fiestas de la Virgen de las Nieves, que sí se han mantenido. El Consistorio ya ha realizado una consulta para saber si los benacazoneros preferían que la feria siga coincidiendo con las fiestas patronales o por el contrario eran partidarios de celebrarla en otro momento del verano. Al final, la mayoría de los ciudadanos ha optado por mantener la tradición y que la feria y las fiestas de la Virgen de las Nieves coincidan en el tiempo. Ahora este resultado se trasladará a los representantes y colectivos interesados en montar casetas. Para ello se convocará una nueva reunión para informarles de todos los pormenores de esta feria de 2017.

La idea de recuperarla es porque desde que se inauguró hace unos 25 años era una fecha clave del municipio con «enorme popularidad, tanto entre los vecinos, como entre los pueblos de alrededor», según el Consistorio.

La crisis fue la que hizo que poco a poco se extinguiese, pero desde el actual equipo de gobierno siempre se ha sido partidario de que la feria se recuperase, porque generará un importante movimiento económico para la localidad.

La alcaldesa, Juana María Carmona (PSOE), recuerda que la feria llegó a tener hasta 50 casetas, admite que este año no se instalarán tantas, «pero creo que poco a poco podrá ir creciendo».

Aunque la feria se vaya a recuperar, la regidora es tajante al afirmar que su deseo es que las fiestas patronales se mantengan tal y como se celebran hasta ahora, con el engalanamiento de las calles por parte de los vecinos. Señala que es una tradición que se puso en marcha tras la suspensión de la feria «y son un atractivo turístico diferente al de la feria, que es igual o parecida en todos los pueblos».

Carmona remarca que las fiestas patronales y la feria son celebraciones diferentes, pero compatibles.

Asimismo, destaca que la recuperación de la feria será muy positivo para la economía de la localidad: «Generará riqueza, porque hay más trabajo para los catering, los distribuidores de bebidas y en general para el comercio local, que aumentará sus ventas», recalca.


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016