miércoles, 22 mayo 2019
23:50
, última actualización

Las obras del Vado Vaqueros evitarán rodeos de 60 kilómetros

Con unos 300.000 euros de presupuesto, se prevé que la actuación de recrecimiento de la carretera del Guadiamar acabe antes de final de año

10 mar 2017 / 08:11 h - Actualizado: 10 mar 2017 / 08:13 h.
  • Un vehículo atrapado en el agua por el cruce del vado de los Vaqueros. / El Correo
    Un vehículo atrapado en el agua por el cruce del vado de los Vaqueros. / El Correo

Antes de que acabe el año, los vecinos de Isla Mayor dejarán de dar rodeos de 60 kilómetros cada vez que el río Guadiamar crezca como consecuencia de las fuertes lluvias. Porque las obras de recrecimiento previstas en el cruce con la carretera en Entremuros, un lugar conocido como Vado Vaqueros, comenzarán antes del verano y tendrán una duración de cuatro meses, según explicó ayer el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Ricardo Gil-Toresano.

El proyecto fue presentado en un acto en el que Gil-Toresano estuvo acompañado por el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Manuel Moreno. De esta forma, la actuación, que contará con un presupuesto de 314.057 euros, evitará «rodeos de 60 kilómetros a los vecinos de Isla Mayor, dado que no pueden pasar por esta carretera cuando el río está crecido».

Las obras consistirán, en concreto, en un recrecido de 30 centímetros de espesor en hormigón sobre el pavimento existente, en una longitud total de 1.025 metros. El plazo previsto para la ejecución de las obras es de cuatro meses y comenzarán antes del verano, en cuanto finalicen los trámites administrativos, tal y como explicó el presidente de la CHG.

El subdelegado, por su parte, señaló también que esta actuación «es fruto del compromiso del Gobierno por mejorar la calidad de vida de los habitantes de Isla Mayor y de poblaciones cercanas como Villamanrique de la Condesa y Aznalcázar», ya que cuando se producen precipitaciones fuertes no se puede circular por esta carretera, por lo que es imposible el tránsito entre Isla Mayor y dichas localidades, adonde acuden un alto número de trabajadores. En un comunicado, la Delegación del Gobierno detalló que los vecinos de Isla Mayor cruzan el corredor verde del río Guadiamar a través de una carretera de doble sentido y que cuenta con dos vados para el cruce del río, uno de 20 metros de longitud y otro de 30 metros. La distancia de carretera comprendida entre los dos muros de defensa existentes es de 1.050 metros.

En los momentos de crecida del río, tanto cuando hay mucha lluvia como cuando se produce el desembalse de la presa del Agrio, el nivel de agua en la carretera impide el paso de los vehículos en condiciones de seguridad.

Gil-Toresano resaltó que esta circunstancia obligaba a los vecinos de Isla Mayor, que se desplazan mayoritariamente para trabajar a la zona de Huelva, «a dar un gran rodeo para acudir a sus puestos de trabajo, algo que se va a evitar en cuanto finalicen las obras».


Todos los vídeos de Semana Santa 2016