jueves, 15 noviembre 2018
18:20
, última actualización
Castilleja de la Cuesta

Los clientes de un súper logran retener al ‘ladrón del abrigo’

La Policía Local de Castilleja de la Cuesta detiene a un individuo, reclamado por la Justicia, por cometer robos en tiendas del Aljarafe

01 jun 2018 / 20:12 h - Actualizado: 01 jun 2018 / 20:17 h.
  • Un agente de la Policía Local de Castilleja de la Cuesta inspecciona la mochila del ‘ladrón del abrigo’. / El Correo
    Un agente de la Policía Local de Castilleja de la Cuesta inspecciona la mochila del ‘ladrón del abrigo’. / El Correo

Robaba pequeñas cantidades, sin llegar a los 400 euros que separan el límite de la falta y el delito, pero el hombre detenido este jueves en Castilleja de la Cuesta cometió el error de querer realizar demasiados robos en poco tiempo, hasta que entró en el supermercado Aldi de Castilleja de la Cuesta.

Se trata de un ladrón que es conocido por distintos apelativos, aunque el de abrigado puede ser el que mejor se le adapte, ya que, con las temperaturas que se viven estos días en la provincia de Sevilla, siempre iba pertrechado con, al menos, un chaquetón de considerables proporciones, donde escondía artículos que robaba en tiendas y supermercados.

Sin saber exactamente el destino que le daba a la mercancía sustraída, en los últimos días este vecino de Sevilla había robado en varios establecimientos del Aljarafe sevillano y la Policía de Castilleja le había interceptado al menos en una ocasión. Su modus operandi consistía en entrar en una tienda y dar el habitual paseo que da cualquier cliente buscando los artículos para meter en el carro o la cesta. Siempre provisto de un chaquetón, aunque por las tardes el termómetro llegase a los 30 grados, llegaba a la caja registradora con algunos artículos a la vista, como botellas de aceite, que intentaba colar sin pagar, desistiendo tras discutir con las cajeras.

Cuando salía a la calle, sacaba el verdadero botín, consistente en artículos de todo tipo, sobre todo chacinas o fiambre, dejando atrás los elementos que había usado como señuelo. En esa tesitura fue captado el pasado miércoles por una patrulla a la salida de un super, con artículos que rondaban los 150 euros, lo que equivale a una falta, por lo que fue puesto en libertad con una falta por hurto a sus espaldas.

Sin embargo, parece que la codicia pudo más que la libertad de la que disfrutaba, y en la tarde del jueves entró en un supermercado de la cadena Aldi, de donde intentó repetir su método de robo, pero en esta ocasión se encontró con una oposición que no esperaba: los clientes del mismo supermercado.

Cuando la Policía Local acudió al lugar, los clientes se encargaron de retener al ladrón, comprobando los agentes posteriormente que había sido una decisión arriesgada, ya que llevaba oculto un cuchillo de más de 10 centímetros de hoja, que, por suerte, no llegó a utilizar.

Cuando los policías iniciaron las diligencias comprobaron que estaba reclamado por el juzgado número 5 de Sevilla, por lo que tendrá que comparecer ante la autoridad judicial, lo que habría evitado si no hubiese incurrido en robos continuados en los últimos días.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016