jueves, 25 mayo 2017
20:41
, última actualización
Sevilla

Los extranjeros dejan de echar raíces en Sevilla

La cuarta parte de la población foránea se ha marchado de la provincia desde 2012, sobre todo de América del Sur y la UE

26 abr 2017 / 21:47 h - Actualizado: 27 abr 2017 / 08:56 h.
  • Los extranjeros dejan de echar raíces en Sevilla
    Un grupo de estudiantes extranjeros charla en los pasillos del Rectorado de la Hispalense. / José Luis Montero

Sevilla perdió la cuarta parte de su población extranjera en un lustro. O, dicho de otra forma, 19.965 inmigrantes hicieron las maletas y dejaron la provincia desde 2012. Casi tanta gente como población tiene Arahal, El Viso del Alcor o Lora del Río. Esa tendencia se plasma en el padrón continuo que, con fecha de 1 de enero, publicó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE). Ahí recogen que en Sevilla residen 62.331 extranjeros, cifra muy similar a la de 2008 y un 24,2 por ciento menos que hace cinco años. Con este nuevo descenso, el quinto consecutivo, se sitúa como la quinta provincia española con menos porcentaje de población inmigrante, con una representación del 3,2 por ciento. Sólo Jaén, Córdoba, Badajoz y A Coruña tienen una cuota inferior a la sevillana.

El éxodo foráneo tiene sobre todo dos frentes. Más de la mitad de los foráneos que han abandonado la provincia son de países de América del Sur (11.049 personas). Su representación ha quedado reducida a la mitad desde 2012, cuando la comunidad la constituían 22.609 personas. El segundo frente es la Unión Europea. En un lustro, 8.435 comunitarios han abandonado la provincia.

Con todo ello, la principal fuente de entrada es el continente asiático, que aportó 1.494 altas en el padrón. De hecho, la china es la única nacional que ha incrementado su representación en Sevilla de las cinco primeras de una clasificación que sigue encabezando los rumanos, pese que tiene 3.038 habitantes menos empadronados en la provincia que en el año 2012.

La marcha de extranjeros, en todo caso, no es anecdótica, ya que empieza a afectar al perfil demográfico de una provincia que, hasta hace bien poco, iba a un ritmo lo suficientemente elevado como para soñar en superar los dos millones de habitantes. En cambio, desde 2015, ya no sólo no se crece, sino que los números afloran en rojo. Primero, con crecimiento cero y, en este último año, con la pérdida de 1.511 habitantes, arrojando un cómputo global de 1.938.264 sevillanos. Una bajada cuya culpa es achacable a los extranjeros (-2.441) y no a los nacionales (+930).

Con ello, Sevilla tiene cada vez menos población y esta, además, es más mayor. La explosión de natalidad permitía a la provincia mantener su juventud a finales de la década pasada. Pero, una vez que se diluyó este baby boom, la única arma disponible para mantenerse con ese espíritu juvenil pasaba por lograr retener a los extranjeros que, por lo general, tienen una edad media inferior. En el caso sevillano, los datos del INE arrojan que la media de edad extranjera se sitúa en los 34,8 años. Sin embargo, al tener tan escasa representación, apenas influye un par de décimas a la edad media de la provincia, que consolida, por tercer año consecutivo, su condición de cuarentona: ahora se sitúa en 40,7 años.

Tanto la pérdida de población como su envejecimiento no son síntomas únicos de Sevilla, sino de todo el país. De hecho, en España se ha producido una disminución de 17.982 personas y la edad media está en los 42,3 años. Eso ha permitido, de hecho, que pese a estos síntomas, la provincia sevillana siga siendo la tercera más joven de todo el conjunto español, solamente superado por Almería (39,6 años) y Murcia (40).

Andalucía a la baja

El descenso no se circunscribe, por tanto, a Sevilla. Andalucía, por ejemplo, cerró el padrón a fecha de 1 de enero de 2017 con 8.370.368 habitantes, con una disminución de 17.739 personas. Así, se ha convertido en la tercera comunidad que más ha bajado en población en términos absolutos, por detrás de la Comunidad Valenciana y Castilla y León. La comunidad andaluza también figura entre las que registran más reducción de población extranjera con 20.127 personas menos.

El INE puntualiza que las cifras publicadas son un avance provisional y que las definitivas, una vez finalice el procedimiento para su obtención, y tras el informe favorable del Consejo de Empadronamiento, se elevarán al Gobierno antes de fin de año, para su aprobación mediante Real Decreto, que será publicado en el Boletín Oficial del Estado.


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016