jueves, 27 julio 2017
05:05
, última actualización

Los municipios más cercanos sostienen la población

Sigue siendo la cuarta en población del Estado español, pese al descenso en 1.705 habitantes. En la Sierra Norte y la Campiña todos sus pueblos pierden habitantes en el último padrón

02 ene 2017 / 21:52 h - Actualizado: 02 ene 2017 / 22:09 h.
  • Vista aérea de la comarca del Aljarafe. En especial, la primera corona sigue sumando habitantes, mientras desciende la capital, las sierras norte y sur, y la campiña. / El Correo
    Vista aérea de la comarca del Aljarafe. En especial, la primera corona sigue sumando habitantes, mientras desciende la capital, las sierras norte y sur, y la campiña. / El Correo

A fecha 1 de enero de 2016, la provincia de Sevilla había perdido 1.705 habitantes respecto al año anterior, aun así sigue siendo la cuarta en población del Estado español. Buena parte de esa merma hay que achacársela a la capital, donde el padrón registra 3.312 personas menos que en 2015.

El resto de municipios más poblados, excepto Écija, continúan incrementando su población, empezando por Mairena del Aljarafe, que tiene 652 habitantes más y seguida por Dos Hermanas, con 538 más –curiosamente, los municipios principio y final de la línea 1 del Metro–. Un problema, el de la movilidad, que está directamente relacionado con la población. No importa alejarse un poco de la capital si llegas incluso antes al trabajo que viviendo en muchos de sus barrios.

A estas poblaciones les sigue Camas –que no está entre los municipios más poblados–, que ha crecido en 397 habitantes. En este caso, se podría pensar que su proximidad a Sevilla ha hecho que la población camera haya crecido tanto, sin embargo, eso no ha sido óbice para que el número de habitantes haya caído en Gines, donde la vivienda es más cara que en municipios cercanos, o Santiponce, no mucho más lejos de la capital que Camas, pero que no se ha convertido en ciudad dormitorio.

Por comarcas –una delimitación geográfica tan dispar como organismo que la establezca–, en la Campiña, la comarca de Morón y la Sierra Norte, todos sus municipios pierden habitantes, y en otras como la Sierra Sur o la Ruta de la Plata casi cumplen el mismo axioma –en el primero se salva Herrera y se mantiene la población en Badolatosa, mientras que en la segunda crecen algo Gerena y Guillena–. Y no mucho mejor están los municipios de La Vega, donde de 14 municipios solo crecen tres, Alcalá del Río, Burguillos y Villaverde del Río, y se encuentra el municipio que ha perdido más población, Lora del Río, con 204 habitantes menos en un año.

No hay comarca cien por cien ganadora de población, y aunque el Aljarafe, en sus tres coronas ha sido principalmente el lugar al que emigraban los capitalinos –con la excepción nazarena–, lo cierto es que hay municipios que muy probablemente debido a las dificultades de movilidad siguen perdiendo población. Es el caso de Isla Mayor, La Puebla del Río o Villamanrique de la Condesa, y a Olivares y Benacazón no les salva ni que el Cercanías los conecte directamente con Sevilla. En el caso de Villamanrique, con esta bajada rompe la tendencia al alza que mantenía los últimos años.

Porcentualmente, en relación a su población, el municipio que más crece es Castilleja del Campo, un 2,04 por ciento, con 13 habitantes más con lo que sitúa al pueblo más pequeño del Aljarafe en 635 vecinos.

En el caso contrario se encuentra el municipio más pequeño de la provincia, El Madroño, que ha perdido el 3,04 por ciento de su exigua población, quedándose con solo 296 vecinos, nueve menos.

Ya en los de más población destaca el crecimiento porcentual de Espartinas –1,9 por ciento–, con 289 habitantes más, superando los 15.000 habitantes –15.198–, mientras que han perdido más de un dos por ciento de su población pueblos como El Castillo de las Guardas, El Pedroso o Villanueva de San Juan.

Y en el caso de El Castillo la situación puede ir a peor. Así lo indicaba su alcalde tras el incendio sufrido el pasado agosto. Gonzalo Domínguez Delgado señalaba las pérdidas de puestos de trabajo que traería consigo a una población que cada año pierde habitantes porque no encuentran una salida económica. «Necesitamos dar una vuelta de tuerca a El Castillo. Generar empleo para recuperarnos, empleo dedicado al campo, al turismo activo, al ocio rural...».

Una curiosidad es la dispar distinción por sexos en cada municipio de la provincia. Ciertamente hay más mujeres que hombres en el total de la provincia, 990.343 frente a 949.432, una diferencia de 40.911, sin embargo la gran disparidad se da en la capital, con 34.834 mujeres más. No ocurre igual en 49 localidades de la provincia en las que hay más hombres. Entre estas destacan Los Palacios, con 307 hombres más que mujeres y Cantillana, con 235 más.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016