lunes, 12 noviembre 2018
23:56
, última actualización
La Rinconada

Palacio privatiza el camposanto por «la falta de respuesta» local

El Arzobispado responde a las críticas vecinales. «Nunca se hizo al Consistorio la oferta que se le ha hecho a la empresa», replica el alcalde de La Rinconada

27 jun 2018 / 21:47 h - Actualizado: 27 jun 2018 / 21:55 h.
  • El cementerio de La Rinconada será gestionado por la funeraria Santa María de la Estrella, a no ser que el Ayuntamiento y el Arzobispado retomen la negociación. / F.J.D.
    El cementerio de La Rinconada será gestionado por la funeraria Santa María de la Estrella, a no ser que el Ayuntamiento y el Arzobispado retomen la negociación. / F.J.D.

La parroquia de Nuestra Señora de las Nieves y la Archidiócesis de Sevilla han firmado la cesión del cementerio parroquial a una empresa privada «ante la falta de respuesta por parte del Ayuntamiento», según explica el Arzobispado en un comunicado. Sin embargo, desde el Consistorio se alega que los términos incluidos en el contrato con la funeraria Santa María de la Estrella no han sido ofrecidos al Ayuntamiento para hacerse cargo de la gestión del camposanto.

En la nota difundida este miércoles se explica que desde 2008, y ante «la imposibilidad técnica de continuar la prestación del servicio por parte de la parroquia», la Archidiócesis ha tratado de acordar un convenio de cesión con el Ayuntamiento. Señalan que «ninguna de las propuestas» que se han remitido al Consistorio «han sido atendidas por el señor alcalde», indicando en el texto que la negociación ha estado condicionada por la parte municipal «a la entrega de la propiedad». Ante esa referida falta de respuesta que señala el Arzobispado se llega al acuerdo con una empresa «para la gestión indefinida y gratuita», destacando que se realiza «en términos equiparables a los ofrecidos al Consistorio».

La versión municipal difiere diametralmente de lo expuesto en el comunicado. Así lo explicó la tarde antes de su publicación el alcalde, Javier Fernández, en una reunión con los vecinos que llenó el salón de plenos municipal. «Nunca se hizo al Ayuntamiento la oferta que se le ha hecho a la empresa. Si nos hubieran hecho esa propuesta hoy el convenio estaría firmado».

Explicó que en las dos negociaciones realizadas, en 2009 no se llegó a acuerdo porque «la Iglesia pedía una casa para el cura, unos salones parroquiales y 2.000 metros en el Pago de Enmedio» a cambio de la cesión gratuita. En la segunda, en fechas recientes, el consistorio pidió «la titularidad del cementerio, que la petición viniera avalada por la comunidad parroquial y que se entregara libre de cargas». Estas negociaciones «se enquistaron en las escrituras y que a lo máximo que llegaban eran a 30 años con derecho de usufructo. Ese usufructo limita al Ayuntamiento a hacer inversiones», por lo que no se aceptó. Sin mediar más negociación, «se nos ha comunicado el convenio cerrado, firmado y escriturado. Un convenio que no conocía nadie. Nunca se nos dijo que si no firmábamos los 30 años recurrirían a una empresa privada».

Este periódico ha tenido acceso tanto al borrador de la propuesta de convenio remitido por el Arzobispado al Ayuntamiento como al contrato firmado con la funeraria, con sede en Coria del Río. Mientras que la Iglesia proponía –en el acuerdo que no se llegó a firmar con el Ayuntamiento– un usufructo por un período de 30 años, reservándose en todo momento la parroquia la titularidad del cementerio, con la funeraria se ha firmado un contrato de comodato, en el que la Archidiócesis sigue siendo la propietaria de los terrenos y se ceden por 40 años. Sin embargo, tanto en la cláusula primera como en la séptima del documento se recoge que la duración del acuerdo será indefinida, y con efectos irreversibles a partir de su firma, con entrada en vigor el día 1 de julio. «Es un bien del pueblo que se da de manera gratuita e indefinida a una empresa privada para que lo explote con fines lucrativos, sin compromisos y con cantidad de dudas sobre la gestión», resumió el alcalde.

El regidor ha querido dejar claro que «esto no es un enfrentamiento del Ayuntamiento con la Iglesia». Fernández defendió las relaciones entre ambas instituciones destacando que «el Ayuntamiento nunca se ha desentendido. Cada vez que ha habido una inversión en el cementerio ha estado el Ayuntamiento detrás».

En ese sentido, el alcalde explicó que se estaba preparando «un plan de inversión de 100.000 euros para el cementerio». Criticó que se ha cedido a una empresa «con fines lucrativos que no se compromete a nada. No hay compromiso de inversión ni de hacer nichos ni de realizar la instalación eléctrica y de agua», que no existe actualmente, así como la ampliación que requiere.

Los servicios jurídicos del Ayuntamiento están estudiando el convenio para emprender posibles acciones. Como ya adelantó este periódico, el alcalde de La Rinconada se reunirá con representantes del Arzobispado el próximo lunes. «Espero que el sentido común prospere. Voy a pedir que se rescinda el contrato y renegociarlo todo por el bien del municipio, partiendo desde cero y sin condiciones». El Ayuntamiento incluso está dispuesto a asumir «el uso, gestión y administración para siempre y que la Iglesia mantenga la titularidad».


Todos los vídeos de Semana Santa 2016