miércoles, 20 junio 2018
20:57
, última actualización
Santiponce

«Porque Itálica se lo merece»

La candidatura del conjunto arqueológico a Patrimonio de la Humanidad se consolida tras su presentación en un anfiteatro amenizado por danzas, lecturas colectivas y una suelta de palomas

01 jun 2017 / 23:32 h - Actualizado: 01 jun 2017 / 23:43 h.
  • Los asistentes al acto pudieron disfrutar de unos bailes romanos. / Fotos: Teresa Roca
    Los asistentes al acto pudieron disfrutar de unos bailes romanos. / Fotos: Teresa Roca
  • La entrada al anfiteatro fue amenizada por una compañía de danza.
    La entrada al anfiteatro fue amenizada por una compañía de danza.
  • Momento de la presentación del logo de la candidatura.
    Momento de la presentación del logo de la candidatura.

Estas no son unas ruinas cualquiera, por mucho que el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos por sus siglas en inglés) opinase en 2014 que la primera idea de impulsar una candidatura de Itálica a Patrimonio Mundial de la Humanidad no era «demasiado innovadora». Es precisamente la «excepcionalidad» del conjunto arqueológico la que sustenta esta iniciativa impulsada por la Unión Cívica del Sur de España (Civisur) y presentada con todos los honores ayer en el epicentro de las ruinas: su anfiteatro.

Itálica es única por varias razones. Lo explica el catedrático de Arqueología de la Universidad de Sevilla (US) y miembro del consejo asesor de la candidatura José Beltrán. Su patrimonio arqueológico es «singular», dando lugar a un modelo que Adriano desarrolla en otros lugares del imperio. Además, es la única ciudad que puede considerarse «patria de los dos mejores emperadores que tuvo Roma», continúa Beltrán, añadiendo que fue el primer conjunto arqueológico «que comenzó a investigarse».

Eso con respecto a sus características físicas e históricas, porque no hay que olvidar que Itálica está más de moda que nunca tras haber sido escenario de rodaje de la séptima temporada de Juego de Tronos o de la serie La Peste, del director sevillano Alberto Rodríguez. Se ha notado en las visitas, como confirmaron el delegado provincial de Cultura, José Manuel Girela y la concejal de Cultura del Ayuntamiento de Santiponce, Cristina López –la alcaldesa poncina, Carolina Casanova, fue la gran ausente–. De hecho, Itálica es el segundo espacio patrimonial más visitado de Andalucía tras la Alhambra de Granada.

Y a pesar de estar cargadas de razones, las numerosas instituciones –Fundación Cajasol, Diputación de Sevilla, Junta de Andalucía, US, UPO y UNIA y Consistorio de Santiponce– que se han unido para apoyar e impulsar este «sueño» de Civisur –así lo define su secretaria y maestra de ceremonias del acto, Concha Cobreros– son conscientes de lo «complejo» que resultará lograr el objetivo.

Una vez presentada oficialmente la candidatura, y tras haber cumplido con la constitución del consejo asesor de expertos y la celebración de un seminario para «hacer piña» el pasado miércoles, hoy comenzará la segunda etapa de este «arduo camino» en el que el conjunto arqueológico busca su Valor Universal Excepcional (VUE) para conseguir ser declarado Patrimonio Mundial. Una nueva plataforma de apoyo, que dará cabida a toda la sociedad, se pondrá en marcha a partir de este mismo viernes, mientras que las conclusiones de la jornada desarrollada en la Fundación Cajasol serán las que sirvan de base para continuar la defensa de la iniciativa.

Claro que ya solo el enclave de las ruinas resulta atractivo a todo aquel que lo visite. Y en él se desarrollaron durante el acto de presentación una serie de danzas romanas, una lectura colectiva de textos de diferentes autores dedicados a la ciudad romana e incluso del estreno de una recreación paleogastronómica –es decir, recuperación de sabores que se creían perdidos– de un vino inspirado en una receta de Paladio.

La nota emotiva del evento la puso una decena de niños vestidos de blanco impoluto que hicieron una simbólica suelta de palomas, «que llevarán nuestro mensaje a la Unesco», aseguró Cobreros. Tampoco faltó la presentación del logo de la candidatura, con el lema Itálica. De emperador a emperador, que acompañará a partir de ahora todas las futuras actividades.

Todo ello ayudó a crear el ambiente necesario para ir abriendo el camino a una evidente «oportunidad de desarrollo socioeconómico» para el municipio en el que se encuentra y para el que ambos deben ir de la mano. Porque Santiponce, al igual que Itálica, «se lo merece».


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016