jueves, 23 noviembre 2017
19:16
, última actualización
Vandalismo

Quitan los azulejos al monolito en recuerdo a represaliadas en San Juan

El monumento fue inaugurado el martes y rinde homenaje a las aceituneras de la UGT víctimas en 1936 de la represión golpista

25 oct 2017 / 13:03 h - Actualizado: 25 oct 2017 / 14:54 h.
  • El antes y el después del monolito en San Juan de Aznalfarache. / El Correo
    El antes y el después del monolito en San Juan de Aznalfarache. / El Correo

Ni 24 horas duraron los azulejos que, desde el pasado martes por la tarde, decoraban un monolito dedicado a 15 víctimas del franquismo fusiladas el 24 de octubre de 1936, colocado en una avenida de San Juan de Aznalfarache que antes portaba el nombre del cardenal Segura y que, ese mismo, día había sido rebautizada como Paseo de las Nueve Aceituneras, trabajadoras que pertenecían a la UGT y que se encontraban entre estos represaliados homenajeados.

El monumento, inaugurado por el Ayuntamiento sanjuanero a propuesta de la Plataforma de la Memoria Histórica de la localidad –entidad que también había solicitado el cambio en el nombre de la calle–, amaneció hoy completamente destrozado y despojado de todos sus azulejos, en los que podía leerse los nombres de los asesinados así como una dedicatoria adornada con un dibujo que incluía la bandera republicana.

Fuentes municipales manifestaron que los hechos ya se han puesto en conocimiento de la Policía Local con el objetivo de esclarecer este «acto vandálico». La intención del Consistorio, además, es la de reponerlo, si bien habrá que estudiar el coste económico y, al ser un objeto totalmente artesanal, su sustitución puede ser más complicada. También será difícil averiguar quién está detrás del destrozo, dado que la zona en la que se ubica el monumento no es un sitio comercial en el que pueda haber cámaras que hayan captado a los responsables. En los alrededores, tan solo se ubican el monumento a la Mujer Trabajadora y la parroquia de San Juan Bautista que, según explicaron desde el Ayuntamiento, no cuentan con ningún elemento de seguridad que pueda ser útil a la investigación. Durante el pleno celebrado esta mañana, los cuatro grupos municipales de la corporación mostraron su «condena y su rechazo» a lo ocurrido. Hay que recordar que, cuando se decidió sustituir el nombre del cardenal Segura por el de las nueve aceituneras en la avenida en la que se ubica este monolito, ya hubo cierta polémica en la localidad, e incluso el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, pidió al Ayuntamiento que mantuviera el rótulo.

REACCIONES

Pero el destrozo del azulejo trascendió más allá de las fronteras sanjuaneras, y fue tachado de «ataque fascista» por formaciones como Izquierda Unida (IU), Podemos o el Partido Comunista de Andalucía (PCA) en Sevilla. Lo expresaba el coordinador provincial de IU, Manuel Lay, en redes sociales: «Parece que el fascismo sigue campando a sus anchas». La coalición de izquierdas estuvo presente en la inauguración del monolito durante la que, según algunos testigos, se escuchó «a dos individuos gritando desde un coche ‘¡Viva España!’». También Podemos Andalucía lamentaba el desmantelamiento del azulejo y advertía, en su cuenta de Twitter, que «el fascismo sigue vivo».

Otra de las reacciones fue la del recientemente elegido como secretario provincial del PCA Sevilla, Miguel Ángel Bustamante, quien, en la misma línea, condenó el «ataque fascista» sufrido por este monumento. A su juicio, se trata de una «falta de respeto brutal hacia las personas homenajeadas, sus familiares y vecinos», y aprovechó para reivindicar el «cumplimiento íntegro de la Ley andaluza de la Memoria Histórica, así como la implicación de las instituciones públicas en la defensa de los valores democráticos que encarna esta norma».


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016