miércoles, 17 julio 2019
22:46
, última actualización

San Juan pide una solución definitiva a las averías del ascensor del metro

El Ayuntamiento reclama que se solucione de una vez el problema del ascensor inclinado que ha tenido dos averías seguidas en pocos días

16 abr 2019 / 10:51 h - Actualizado: 16 abr 2019 / 11:02 h.
  • Ascensor inclinado de la parada de metro de San Juan Bajo. / El Correo
    Ascensor inclinado de la parada de metro de San Juan Bajo. / El Correo

Al Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache se le ha terminado la paciencia con el ascensor inclinado de la parada de metro de San Juan Bajo, y ha reclamado oficialmente que terminen los problemas con esta infraestructura, que últimamente sólo da problemas a los usuarios de la misma.

A través de sus redes sociales oficiales, el consistorio ha pedido “información y una solución definitiva a Metro de Sevilla ante la segunda avería en pocos días en el ascensor inclinado de la parada de metro de San Juan Bajo”.

Y es que, este ascensor conecta la estación de metro de San Juan Bajo con el barrio del Monumento a los Sagrados Corazones, que corona el cerro de Chaboya de San Juan de Aznalfarache, y sufrió una nueva avería en la mañana de ayer.

Segunda avería en pocos días

Es la segunda avería que se produce en los últimos días, y desde el Ayuntamiento de San Juan se ha solicitado a la empresa Metro de Sevilla información sobre esta situación y espera que la avería sea subsanada a la mayor brevedad posible.

Asimismo desde el Consistorio lamentan los daños que puedan ocasionar a los vecinos que hacen uso de este servicio que conecta la barriada del Monumento con la parada de la estación de San Juan Bajo.

Historia

El Ascensor de San Juan como se le conoce, es una infraestructura con un toque novedoso que conecta la Barriada del Monumento con la estación de metro de San Juan Bajo, lo que lo convierte en un elemento imprescindible para usar el metro en esa zona de la localidad.

Su construcción se inició en la primavera de 2009 y fue inaugurado el 20 de julio de 2011. Cuando se puso en marcha, el metro de Sevilla ya llevaba dos años funcionando, y se concibió para facilitar los desplazamientos entre distintas zonas del pueblo hacia la parada de metro, además de una forma sostenible.

Para sacar adelante esta infraestructura fue necesaria una inversión que alcanzó los 4,79 millones de euros.

El ascensor fue fabricado por ThyssenKrupp Elevadores, la siderúrgica alemana considerada la empresa más importante en el país dedicada a la fundición y forja del acero. Es un elevador inclinado con sistema de tracción eléctrica con contrapesos de acero galvanizado.

La cabina, con una capacidad para 25 personas, tiene un acabado de acero inoxidable satinado y luna de cristal de seguridad; a su vez, dispone de un sistema de telefonía bidireccional, sistemas de emergencia, indicador de posición visual y acústica para personas de movilidad reducida y está dotada de climatización por aire acondicionado.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016