viernes, 23 febrero 2018
05:00
, última actualización
Medio ambiente

Sevilla por el Clima denuncia a San Juan por la tala de árboles

La entidad demanda al Ayuntamiento ante Medio Ambiente y el Defensor del Pueblo Andaluz y pide la paralización de las actuaciones

08 feb 2018 / 22:47 h - Actualizado: 08 feb 2018 / 23:47 h.
  • El Ayuntamiento está talando más de medio centenar de árboles de la avenida principal de Montelar. / El Correo
    El Ayuntamiento está talando más de medio centenar de árboles de la avenida principal de Montelar. / El Correo

La Red Sevilla por el Clima ha denunciado al Ayuntamiento de San Juan ante la Delegación Territorial de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, la Fiscalía de Medio Ambiente y el Defensor del Pueblo por la tala de más de medio centenar de árboles en el barrio de Montelar. La entidad formalizó el miércoles la demanda ante lo que entiende como «un atentado sobre la naturaleza urbana», apunta su presidenta, Reyes Tirado.

En una carta remitida a los vecinos, el alcalde sanjuanero, el socialista Fernando Zamora, apuntaba que la sustitución de estos árboles –de la especie grevillea robusta– se debía a los daños que estaba ocasionando en el acerado y en las infraestructuras. El regidor advertía también del riesgo que supone esta masa arbórea para la ciudadanía, dada la debilidad de su madera y, por tanto, la facilidad de rotura de las ramas. Por ello, el Consistorio adoptó la medida de sustituir estos árboles por naranjos, una especie «menos agresiva» y que «garantiza la sombra con más eficacia».

Sin embargo, desde la Red Sevilla por el Clima sostienen que los argumentos esgrimidos por el gobierno municipal son rebatibles. La entidad asegura que la imagen creada por el alcalde sobre los desperfectos en la calle «se contradicen con el buen estado real del acerado y la arboleda, que se puede comprobar in situ». Y en caso de ser así, Tirado asegura que son problemas solventables «con un buen manejo del arbolado». Además, denuncian que la tala se ha realizado «sin las condiciones técnicas y de prevención necesarias para dicha operación, poniendo en peligro la seguridad de los viandantes».

El escrito registrado recalca que los árboles talados «se encontraban en perfecto estado de conservación, generando sombra necesaria para el viario público», lo que contribuye a la mejora del aire respirable y, por tanto, favorece «la salud colectiva de los vecinos».

Por ello, desde la Red Sevilla por el Clima reclaman al Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache «la paralización de dichas actuaciones y la reposición del arbolado que hasta la fecha se ha apeado con ejemplares equivalentes a los originales».

La denuncia de la entidad se acumula a la interpuesta por una vecina días después de que empezaran los trabajos. La ciudadana alegaba en su escrito que el Consistorio estaba llevando a cabo una tala «descontrolada» a pesar de que el arbolado estaba «en perfecto estado». Asimismo, criticaba que la decisión municipal se hubiese tomado sin consultar a los vecinos, a pesar de que el alcalde recogía en su carta que éstos habían comunicado problemas con estos árboles.

Un informe de la Hispalense desmonta el argumentario municipal

La tala de árboles ha llegado a ser objeto de estudio de la Universidad de Sevilla. El profesor titular de Ecología de la Hispalense, Jesús Castillo, rubrica un informe científico en el que desmonta la justificación del Ayuntamiento sanjuanero sobre la medida.

Según el documento, el arbolado de Montelar «ofrece, actualmente, servicios ecosistémicos valiosos para las calles y la barriada en las que se sitúan». Así, desgrana que estos árboles son un «hábitat de descanso diario, dormidero, nidificación y alimentación para diferentes aves». Asimismo recoge que la fotosíntesis de la grevillea robusta «regula la calidad del aire de las calles donde se encuentra, absorbiendo dióxido de carbona» y actúa «como filtro de partículas en el aire y de contaminación acústica para los apartamentos próximos». El estudio también hace referencia a la sombra que ofrece la copa alargada de esta especie, lo que la hace «especialmente interesante durante el verano en los edificios de la avenida Clara Campoamor, cuya fachada principal está orientada al sur».

En cuanto al argumento que da el Consistorio sobre la seguridad ciudadana, Castillo reconoce que se pueden caer ramas dada la debilidad de la madera, un riesgo «fácilmente evitable con un mantenimiento adecuado». Igualmente sostiene que frente a los desperfectos que pudiera ocasionar en el acerado (y que «actualmente no se observan»), sería recomendable aumentar el tamaño de los alcorques.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016