martes, 19 junio 2018
23:51
, última actualización
Salud

Un fármaco literario para liberar la mente

El taller ‘Las palabras son alas’ saca a relucir la creatividad de los pacientes de Salud Mental del Hospital El Tomillar

01 nov 2017 / 22:00 h - Actualizado: 01 nov 2017 / 22:05 h.
  • Un fármaco literario para liberar la mente
  • Los profesores de la iniciativa, David Eloy y José María Gómez. / El Correo
    Los profesores de la iniciativa, David Eloy y José María Gómez. / El Correo

Decía Gabriel Celaya que la poesía es un arma cargada de futuro. En el Hospital El Tomillar de Alcalá de Guadaíra es, además, un fármaco sin efectos secundarios para los pacientes de la comunidad terapéutica de Salud Mental. Así ha sido prescrito en el taller denominado Las palabras son alas, en el que ha participado más de una veintena de pacientes con un alto grado de satisfacción e implicación, según explicaron desde este centro sanitario.

El alma mater del proyecto es Alicia Martínez. Con la ayuda de las unidades de Salud Mental y Atención a la Ciudadanía del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, que coordinan el taller, esta poeta pretende aproximar la poesía y las artes al sistema de salud público a nivel nacional. Y lo hace con una «atención singular y personalizada a personas con diversas necesidades específicas que pueden beneficiarse de las posibilidades terapéuticas del lenguaje, la imaginación y la experiencia estética». Durante cinco sesiones de hora y media cada una, la propuesta de taller realizada por el colectivo La Palabra Itinerante ha permitido desarrollar con los pacientes momentos en los que se buscaba «rentabilizar la capacidad de sanación de la poesía y la narrativa desde el convencimiento de su aportación a sus vidas».

Porque las palabras «acompañan, divierten y consuelan, activan y orientan, ofrecen sentidos y valores útiles para entender el mundo y ubicarse en él, permitiendo expresar sentimientos y emociones».

Los pacientes, de esta forma, han podido comunicarse y conocerse a ellos mismos y a sus compañeros a través de la experiencia poética que les han impartido los escritores David Eloy Rodríguez y José María Gómez, ambos con una amplia y reconocida trayectoria literaria, además de especialistas en pedagogía creativa. Su prolífica obra (poesía, literatura infantil, narrativa, obras escénicas y guiones, letras de canciones...) ha merecido importantes premios nacionales e internacionales y ha sido traducida y publicada en diferentes países.

Con una metodología sencilla en la que se leen, se comenta y se debaten poemas, los dos profesores han conseguido sacar la creatividad de la veintena de participantes estimulando la reflexión y la escritura. De hecho, estos acabaron plasmando por escrito «sus deseos, asombros, frustraciones, recuerdos y sensaciones», creando y compartiendo, individual o colectivamente, «textos de mucho interés estético, palabras de gran intensidad, verdad y belleza para transmitir lo que piensan, disfrutan, sufren y sueñan».

Para muestra, un botón en la recopilación de los instantes especiales de estos pacientes: «Cuando descubría con mi padre y mi familia la naturaleza y vi un rayo por primera vez caer en el campo»; «ver la feria desde mi balcón»; «cuando vi por primera vez el mar y me sumergí en el agua»: «la ilusión y los nervios antes de salir de viaje»; «sentir el amor de los seres queridos»; o «tener por primera vez conciencia de ser feliz».

En este sentido, el coordinador de la comunidad terapéutica de Salud Mental del Tomillar, Julián Vicente, asegura que «lo creativo se constituye como un instrumento terapéutico transformador de la realidad interna, convirtiéndose la creación literaria en una excelente herramienta para fomentar la confianza y la autoestima entre nuestros usuarios, aumentar la autonomía y la motivación personal, promover la autoconciencia y la reflexión y estimular el ordenamiento creativo de las experiencias». La literatura se convierte, por tanto, en un elemento liberador que tanto pacientes como trabajadores han valorado «de forma muy positiva».

Por eso, la intención del dispositivo sanitario es dar continuidad a esta iniciativa, con el fin de consolidar los efectos terapéuticos que se han constatado.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016