sábado, 29 abril 2017
15:22
, última actualización
Carrión de los Céspedes

Unos 200 vecinos de Carrión se echan a la calle contra los okupas

Tras la protesta se han desalojado dos viviendas y se han tapiado de forma provisional

14 feb 2017 / 18:20 h - Actualizado: 14 feb 2017 / 19:31 h.
  • Unos 200 vecinos de Carrión se echan a la calle contra los okupas
    Decenas de carrioneros se concentraron para protestar contra los últimos incidentes en la barriada de las Casas de la Feria. / El Correo
  • Unos 200 vecinos de Carrión se echan a la calle contra los okupas
    La Guardia Civil mantiene la presencia en la localidad.

No aguantaban más. Alrededor de 200 vecinos de Carrión de los Céspedes se echaron a mediodía de este martes a la calle, de manera espontánea, para mostrar su rechazo a las ocupaciones ilegales de algunas viviendas en la barriada conocida como Casas de la Feria, donde hace meses se instalaron varias familias conflictivas que han provocado incidentes como la brutal paliza recibida por Wenceslao Romero, quien el pasado sábado intentó defender la casa de su hijo de un intento de ocupación, según denunció otra de sus hijas y portavoz de esta movilización, Cristina Romero.

De manera pacífica y a pesar de la lluvia que cayó durante la mañana del martes, los carrioneros marcharon y se concentraron en una zona en la que la presencia de la Guardia Civil ha sido constante en los últimos días y, de hecho, vecinos como Celia Cuevas aseguraron que algunos agentes procedieron al desalojo «por voluntad propia y de buenas maneras» de una de las viviendas, aclarando a los okupas que «iban a ser denunciados y que, tarde o temprano, los echarían». Este extremo fue confirmado por el alcalde de Carrión, Ignacio Escañuela (IU), señalando que se había procedido a desalojar al menos dos de las casas y que se había pedido a la entidad financiera que las gestiona, La Caixa, que tomara algún tipo de medida preventiva para que no volvieran a ser ocupadas. En concreto, se ha procedido a «tapiar» alguna de las viviendas de forma provisional y hasta que este jueves tenga lugar un encuentro entre el Consistorio y la entidad para buscar una solución definitiva al problema. Asimismo, tanto Endesa como Aljarafesa van a proceder a cortar cualquier tipo de suministro de agua y luz que puedan tener de manera ilegal.

La concentración improvisada contó con la presencia no solo de vecinos de la citada barriada, sino también de otros lugares de la localidad e incluso de comercios carrioneros, llegando algunos de ellos a cerrar durante la mañana para poder asistir a la protesta. Y es que los empresarios locales también denuncian la inseguridad que amenaza a Carrión «por culpa de estas familias incívicas».

Es el caso de Gema Fernández, que regenta un supermercado en el centro del pueblo al que acceden estas personas conflictivas «en grupos grandes, y al final nos cogen las vueltas y se van con los bolsillos llenos y sin pagar nada», lamenta esta carrionera que trabaja en su comercio «con uno de los cuchillos de la carnicería escondido en el delantal, por lo que pueda pasar». A su juicio, la concentración ha superado todas las expectativas «a pesar de que era un día laborable y del mal tiempo, porque esto es un problema que atañe a todo el pueblo», sentenció Gema.

Por eso, los vecinos asistentes pidieron, sobre todo, «unidad para que no dejemos que ocupen nuestras casas, para que nuestros niños puedan ir tranquilos por la calle y para que los que viven aquí –por la barriada de las Casas de la Feria– legalmente lo puedan hacer tranquilos», decía Cristina Romero durante la protesta.

Las fuerzas de seguridad, no obstante, no paran de patrullar el municipio y, de momento, lo seguirán haciendo, manifestó Escañuela, al igual que también se está trabajando en esclarecer los incidentes que se han producido, como la agresión del sábado, y qué delitos se podrían haber cometido.

El alcalde, que mantuvo una reunión de coordinación con la Guardia Civil, aclaró también que «se están tomando todas las medidas legalmente establecidas para garantizar la seguridad pública», al tiempo que pidió confianza tanto en la labor de los agentes como en la de la Justicia.

«Desde el Ayuntamiento ha habido y va a continuar existiendo coordinación y vigilancia constante», incidió Escañuela, recordando además que los disturbios y la ocupación son elementos diferentes y que la Guardia Civil «realiza una vigilancia permanente tanto desde los incidentes producidos como desde antes».

Por el momento, sin embargo, no se ha producido la detención de ninguna de estas personas conflictivas por los hechos de los que se les acusa.


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016