martes, 17 septiembre 2019
22:52
, última actualización
Provincia

Utrera busca reducir la población ‘extra’ de palomas silvestres

El Ayuntamiento de Utrera va iniciar para ello una campaña de reducción mediante capturas selectivas de los ocho millares que ejemplares que se calculan pueden existir en la ciudad

18 nov 2018 / 12:18 h - Actualizado: 18 nov 2018 / 19:05 h.
  • Utrera busca reducir la población ‘extra’ de palomas silvestres
  • Utrera busca reducir la población ‘extra’ de palomas silvestres

La ciudad de Utrera se ha trazado como una de sus objetivos para mejorar su salubridad y proteger su rico patrimonio artístico el reducir y controlar la elevada población de palomos silvestres que anidan y conviven en distintos enclaves históricos del centro de la ciudad.

El ayuntamiento de Utrera va emprender una campaña para la reducción de la población de palomas bravías que, en la actualidad, según los estudios realizados, podrían alcanzar los ocho millares de ejemplares. Con esta iniciativa se pretende reducir el número de estas aves salvajes en el casco urbano de Utrera en un 90%.

Para conseguir este objetivo se van a colocar jaulas de captura selectiva en diferentes puntos de Utrera donde existe las colonias más numerosas como son la Biblioteca Municipal, Teatro Municipal, Ayuntamiento, Castillo, iglesias de San Francisco, Santa María y Santiago, colegio Rodrigo Caro y en el colegio Nuestra Señora del Carmen, entre otros puntos. Estas jaulas, en función de las necesidades y resultados, se irán trasladando a otras zonas.

Según ha explicado la delegada de Salud del Ayuntamiento de Utrera, María José Ruiz Tagua (PSOE), las jaulas están preparadas para garantizar el bienestar animal ya que contendrán agua, comida, refugio y serán revisadas tres veces por semana. También ha aclarado que las palomas anilladas que se puedan capturar serán devueltas a sus propietarios y que las tórtolas turcas serán liberadas de forma inmediata.

Una vez capturadas las aves, posteriormente, serán enjauladas de forma provisional en voladeras para deshabituarlas, siendo su destino definitivo las sierras de Sevilla, Huelva y Badajoz donde serán puestas en libertad.

De forma paralela se les administrará a las palomas pienso anticonceptivo a través de maíz recubierto de nicarbacina que suprime la puesta de huevos con el fin de reducir su reproducción masiva. El efecto de estos anticonceptivos es reversible y que no conlleva ningún efecto perjudicial para el medio ambiente. Además, tampoco conlleva riesgo para otros seres vivos. También, se colocarán medidas disuasorias estructurales como redes y pinchos anti posado.

La campaña tiene una segunda fase en la que se tomarán medidas disuasorias ahuyentando a las palomas con aves de cetrería, que tendrán como objetivo evitar el asentamiento de grandes grupos de palomas en un único punto.

La proliferación de palomas silvestres es uno de los problemas más molestos para los vecinos y vecinas del centro de Utrera. La sobrepoblación de palomas que existe en el núcleo urbano utrerano implica un riesgo potencial para la salud pública, la degradación del patrimonio arquitectónico y el deterioro de inmuebles particulares.

Así, el riesgo para la salud pública es manifiesto ya que las palomas pueden potencialmente padecer enfermedades o ser portadoras de agentes patógenos zoonósicos. Esta proliferación de palomos está provocando ya la degradación y el deterioro de los inmuebles como la de San Francisco y en colegios como el Rodrigo Caro o en edificios municipales como el Teatro Municipal Enrique de la Cuadra. Estos riesgos son los que se quieren reducir por parte del Ayuntamiento de Utrera mediante la puesta en marcha de esta campaña


Todos los vídeos de Semana Santa 2016