jueves, 22 agosto 2019
14:16
, última actualización

Vecinos rumanos de Pedrera dejan el pueblo por miedo a la violencia

Los arrestados por todos los incidentes ascienden a siete y ya han sido puestos en libertad

09 ene 2018 / 21:27 h - Actualizado: 09 ene 2018 / 23:28 h.
  • En primer plano, un coche volcado. Al fondo concentración de vecinos de Pedrera vigilados por la Policía Local. / SPPM Osuna
    En primer plano, un coche volcado. Al fondo concentración de vecinos de Pedrera vigilados por la Policía Local. / SPPM Osuna

La calma vuelve poco a poco a Pedrera tras los incidentes de este fin de semana, cuando pedrereños volcaron hasta nueve vehículos de familias rumanas. El detonante de esta violencia fue un accidente de tráfico leve que tuvo lugar el sábado y que acabó en una pelea entre los ocupantes de ambos vehículos, unos nativos de Pedrera y otros de origen rumano. Los rumanos en esta discusión golpearon a una persona del otro coche, que resultó herida leve.

A raíz de este suceso las patrullas y los altercados racistas se han prolongado en el tiempo, aunque ayer, según el alcalde de Pedrera, Antonio Nogales (IU), la situación estaba más tranquila. De hecho, informó de que niños rumanos habían vuelto al colegio.

A pesar de que los ánimos están más calmados, los refuerzos de la Guardia Civil se mantienen en Pedrera hasta que los disturbios acaben del todo. Este clima de intolerancia hacia la comunidad rumana ha hecho que algunos de estos vecinos extranjeros hayan optado por irse del pueblo por miedo a los altercados.

Debido a estos incidentes han sido ya detenidas un total de siete personas, la última en la mañana de ayer: los tres rumanos que tuvieron el accidente de tráfico, y cuatro pedrereños por los altercados. En el día de ayer los siete arrestados ya estaban en libertad tras prestar declaración, pero no se descartaba que pudiese haber nuevos arrestos. Según declaró ayer el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, se está tomando declaración e investigando a una decena de personas por participar en los disturbios. Además, señaló que este viernes se celebrará la junta local de seguridad a la que asistirán el regidor; el subdelegado del Gobierno, Ricardo Gil-Toresano; responsables de la Guardia Civil y de la Policía Local, para analizar la situación, en el marco de la coordinación y el contacto «fluido» que se viene manteniendo «desde el principio», indicó Sanz.

El alcalde tachó de «energúmenos» a los que están realizando los altercados e insistió en que hay muchos pedrereños que están muy disgustados por lo que está sucediendo en la localidad.

Asimismo, culpó de esta situación a bulos que están corriendo en las redes sociales que están haciendo mucho daño para la buena convivencia entre los vecinos de Pedrera.

Nogales, además de contar con el respaldo de Gil-Toresano, del que, según destacó, está teniendo mucha ayuda. Ayer también contó el apoyo del secretario político del Partido Comunista de Andalucía (PCA) en Sevilla, Miguel Ángel Bustamante, quien mostró su preocupación ante «los actos violentos contra la comunidad rumana» sucedidos en Pedrera y trasladó su «total apoyo» a los vecinos de esta localidad de la Sierra Sur y su regidor. «Rechazamos contundentemente los altercados racistas y xenófobos que se han llevado a cabo en Pedrera estos días atrás, al calor de un incidente aislado y menor de tráfico, al tiempo que expresamos nuestro deseo de que la normalidad se restablezca cuanto antes», indicó.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016