viernes, 26 mayo 2017
15:30
, última actualización
Carmona

Veinte años siguiendo los pasos de los emperadores Trajano y Adriano

La Ruta Bética Romana celebra sus dos décadas con un récord de visitantes en Carmona en 2016, superando la barrera de las 70.000 llegadas

06 feb 2017 / 15:28 h - Actualizado: 06 feb 2017 / 22:41 h.
  • Veinte años siguiendo los pasos de los emperadores Trajano y Adriano
    Visita teatralizada en el municipio sevillano de Carmona. / E.G.

Desde hace 20 años es posible viajar al pasado en Andalucía. Al menos, subir a una imaginaria y volver 2.000 años atrás en la historia, a la Hispania Romana, a la época imperial de los sevillanos Trajano y Adriano, al ir y venir de legiones por la Vía Augusta, la ruta más importante del comercio y las comunicaciones que conectaba la ricas provincias de la Bética con la capital del Imperio, haciendo buena la expresión de que «todos los caminos conducen a Roma».

Y este viaje al tiempo es posible gracias a la Ruta Bética Romana, un proyecto cultural, patrimonial y turístico que está de enhorabuena al cumplirse 20 años desde su creación. En la actualidad la ruta aglutina a 15 municipios de las provincias de Sevilla, Cádiz y Córdoba: Santiponce, Carmona, La Luisiana, Écija, Almodóvar del Río, Córdoba, Montoro, Almedinilla, Puente Genil, Osuna, Marchena, Jerez de la Frontera, Cádiz, Tarifa y Baena. Entre sus socios también cuenta con la Confederación de Empresarios de Andalucía y las diputaciones de la citadas provincias. En esta ruta están comprendidos espacios paisajísticos de gran interés geográfico y natural como son el Parque Natural de la Subbética Cordobesa, la Campiña sevillana, el Parque Natural de la Bahía de Cádiz o el Valle del Guadalquivir.

El objetivo de esta ruta ha sido, es y será el de recuperar y poner en valor el legado romano de estos municipios unidos por la Vía Augusta y por el valle del antiguo río Betis.

Carmona tiene gran peso en dicha ruta. De hecho, el presidente de la Ruta Bética actualmente es el alcalde de la ciudad, Juan Ávila (PP). El popular, ante tal efeméride, señaló que «tras dos décadas de existencia, esta ruta se ha convertido en un referente nacional para proyectos similares puesto que no sólo ha servido para la promoción de la rica herencia de los municipios que la componen, sino que también ha sido la herramienta por la que hemos podido realizar importantes proyectos de rehabilitación, recuperación y puesta en valor del mismo».

En la propia Carmona, un ejemplo de este esfuerzo por recuperar el patrimonio ha sido el Museo de la Ciudad que gracias a la inversión realizada a través de la Ruta Bética Romana pudo rehabilitarse y reabrir en 2014 con nuevas salas y contenidos. Y reconocer la gran labor de otros alcaldes como Sebastián Martín Recio (IU), quien integró a la ciudad en este ruta allá por 1997.

La puesta en valor del poblado del Cerro de la Cruz en Almedinilla, la reconstrucción de la cisterna romana y su musealización en Cádiz, la remodelación del Pósito en Tarifa, la recuperación del Templo Romano en Córdoba, la reordenación y adecuación turística de la Villa Romana de Fuente Álamo en Puente Genil, la recuperación de parte del recinto amurallado y zona anexa como ronda turística en Marchena, la rehabilitación de la muralla de Osuna, la puesta valor del puente romano y tramo de la Vía Augusta en Montoro, el aprovechamiento de la vía romana como ruta turística en Almodóvar del Río o la creación de un centro de interpretación de Itálica, han sido algunos de los proyectos incluidos en los planes de inversión de la Ruta Bética Romana en estos veinte años.

Actuaciones de inversión que se han complementado con otras de promoción y comercialización, adecuación de museos o reapertura de nuevos (Museo Mudéjar de Carmona), la creación de nuevos productos turísticos o la creación de nuevas empresas turísticas, así hasta alcanzar una cifra superior a los ocho millones de euros de inversión cofinanciados por los propios ayuntamientos y socios de la ruta, con la colaboración del Gobierno central a través de Turespaña y de la Junta de Andalucía.

Asimismo, cada municipio de la ruta ofrece un atractivo singular distinto, como piezas de un puzle que unidas dan una idea al curioso visitante de cómo era la vida en la Bética hace 2.000 años.

El imponente recinto amurallado de Carmona permite conocer cómo eran las defensas romanas y las artes militares y también su religiosidad, mientras que en La Luisiana descubrimos los baños romanos. En Marchena, la vida diaria en el Imperio; en Osuna, el derecho y la administración; mientras que en Santiponce podemos contemplar la domus y la ciudad romana.

Pero la importancia de la Ruta Bética no sólo está en la rehabilitación de su pasado, sino en la innovadora manera de ponerlo en valor. Para Ávila, «ésta ha sido una de las claves del éxito y continuidad de la ruta: trabajar hasta encontrar fórmulas que hagan nuevo y original el viaje al pasado romano».

La Ruta Bética Romana ya fue pionera en Andalucía en ofrecer paquetes turísticos y patrimoniales conjuntos tanto para adultos como para escolares, en una original iniciativa conocida como Enrédate con la Ruta gracias al cual miles de alumnos de toda Andalucía visitaron sus municipios.

También la Bética Romana fue original en utilizar el reclamo de los videojuegos, lanzando el suyo propio, Libertus. Ruta hacia la libertad, de descarga gratuita que proponía a los jugadores ponerse en la piel de un esclavo que lucha por recuperar su carta de libertad en la Hispania romana.

Y en este empeño por innovar, la última noticia, coincidiendo con el vigésimo aniversario de esta ruta, ha sido el lanzamiento de una aplicación móvil que permite al visitante conocer los detalles de la Bética Romana y de sus ciudades a través de sus teléfonos móvil o tablets. Un proyecto que ha sido acogido de manera muy positiva durante la reciente celebración de Fitur, la Feria Internacional del Turismo de Madrid, en la que la Ruta Bética Romana participa desde hace años.

El impacto de la Ruta Bética Romana ha sido importante no sólo porque ha hecho crecer de manera exponencial las cifras de visitantes a sus ciudades solo Carmona recibió 70.000 visitantes el año pasado, sino que ha influido en el impulso a empresas dedicadas a oficios tan dispares como la elaboración de joyas basadas en el mundo romano, la aplicación al patrimonio de las nuevas tecnologías o la creación de visitas para escolares en las que se recrea de manera teatralizada las costumbres funerarias romanas o la defensa militar de una fortaleza. Sin duda, una ruta con sabor andaluz que en la provincia de Sevilla se recrea entre atalayas y recovecos milenarios.


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016