viernes, 20 octubre 2017
07:58
, última actualización

Ybarra conmemora el año del incendio levantando su fábrica

Visita a las obras de la nueva factoría en el polígono Aceitunero del municipio sevillano de Dos Hermanas, que la empresa quiere tener en funcionamiento el próximo mes de diciembre

17 jul 2017 / 17:36 h - Actualizado: 17 jul 2017 / 23:03 h.
  • Íñigo Afán de Ribera, consejero de Ybarra; Antonio Gallego, presidente y Francisco Viguera, director general, flanqueados por los responsables de la obra de la nueva fábrica. / Jesús Barrera
    Íñigo Afán de Ribera, consejero de Ybarra; Antonio Gallego, presidente y Francisco Viguera, director general, flanqueados por los responsables de la obra de la nueva fábrica. / Jesús Barrera
  • Ybarra conmemora el año del incendio levantando su fábrica
  • Ybarra conmemora el año del incendio levantando su fábrica
  • Ybarra conmemora el año del incendio levantando su fábrica
  • Ybarra conmemora el año del incendio levantando su fábrica
  • Ybarra conmemora el año del incendio levantando su fábrica
  • Ybarra conmemora el año del incendio levantando su fábrica
  • Ybarra conmemora el año del incendio levantando su fábrica

El 16 de julio de 2016 la fábrica de Ybarra en Dos Hermanas, una de las mayores fabricantes de mayonesas y aceites de España, se consumió en un incendio. Desde el primer momento el grupo recibió el aliento de las instituciones e incluso de los consumidores para que el fuego no se llevara por delante 175 años de historia. Ayer la cúpula de la empresa organizó una visita a la nueva fábrica que construye en terrenos del polígono Aceitunero, en suelos permutados por el Ayuntamiento nazareno y que, según las previsiones de la empresa, comenzarán a producir aceite y mayonesa en diciembre.

«En estos 365 días la compañía ha trabajado sin descanso en la normalización de sus procesos productivos y la construcción de su nueva planta», explicó la firma en un comunicado. A pie de obra, lo desarrollaron Antonio Gallego, presidente d Ybarra; y Francisco Viguera, director general de Ybarra. «Queremos funcionar lo antes posible, por eso estamos haciendo una obra de tres años en uno», expuso Gallego bajo la enorme estructura de 36.000 metros cuadrados –la fábrica anterior tenía 20.000– que acogerá la fábrica.

Las instalaciones tendrán no solo las últimas tecnologías en seguridad alimentaria para fabricar aceites, mayonesas y salsas, sino una capacidad entre un 30 y un 40 por ciento mayor que las instalaciones calcinadas, explicaron Gallego y Viguera; además de significar, cuando comiencen, el «compromiso» –así lo manifestó el director general– de reincorporación de la plantilla de entre 150 y 175 trabajadores que antes del desastre trabajaban en Dos Hermanas y que ahora están bien sujetos a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) o en otros destinos: los productos de Ybarra que se elaboraban en Dos Hermanas se hacen ahora en 14 sitios distintos. La empresa quiere que la fábrica nazarena sea «referencia en Europa», por lo que producirán nuevas líneas de salsa y exportarán a 85 países. La fábrica está llamada a durar «cien años», expuso Gallego.

La factoría, cuya obra costará 40 millones de euros al 100% procedentes de la iniciativa privada, explicó Viguera, tendrá 16 máquinas y una capacidad de 20.000 palés. Y es que, según los datos del director general, el consumo no se ha visto afectado por el incendio –lo que también tiene la lectura del esfuerzo logístico para mantener la producción sin contar con la fábrica central– y la facturación no se ha resentido ni un tres por ciento, al bajar de 214 en 2015 a 209 millones de euros el año pasado, el del desastre. Pese a ello, reclamó Viguera alguna aportación directa a las administraciones por el empleo que se mantiene «de manera heroica», según la empresa alimentaria.

En todo caso, el Ayuntamiento de Dos Hermanas ha acelerado las licencias, la Junta también ha acelerado los papeleos de su competencia y el Ministerio de Empleo ha eximido a Ybarra de los seguros sociales de los trabajadores afectados por el ERTE.

Salida por carretera

Además, el director de Marketing, Gonzalo Ybarra, señaló que la construcción de la fábrica avanza a tal ritmo que la salida de los camiones –que será de 50 al día cuando comience la producción– está por resolverse la salida hacia la carretera N-IV (Madrid-Cádiz).

La fábrica en obras se sitúa entre esta vieja carretera y la AP-4 (autopista de peaje Sevilla-Cádiz).

El 16 de julio de 2016 la fábrica de Ybarra en Dos Hermanas, una de las mayores fabricantes de mayonesas y aceites de España, se consumió en un incendio. Desde el primer momento el grupo recibió el aliento de las instituciones e incluso de los consumidores para que el fuego no se llevara por delante 175 años de historia. Ayer la cúpula de la empresa organizó una visita a la nueva fábrica que construye en terrenos del polígono Aceitunero, en suelos permutados por el Ayuntamiento nazareno y que, según las previsiones de la empresa, comenzarán a producir aceite y mayonesa en diciembre.

«En estos 365 días la compañía ha trabajado sin descanso en la normalización de sus procesos productivos y la construcción de su nueva planta», explicó la firma en un comunicado. A pie de obra, lo desarrollaron Antonio Gallego, presidente d Ybarra; y Francisco Viguera, director general de Ybarra: «Queremos funcionar lo antes posible, por eso estamos haciendo una obra de tres años en uno», expuso Gallego bajo la enorme estructura de 36.000 metros cuadrados –la fábrica anterior tenía 20.000– que acogerá la fábrica.

Las instalaciones tendrán no solo las últimas tecnologías en seguridad alimentaria para fabricar aceites, mayonesas y salsas, sino una capacidad entre un 30 y un 40 por ciento mayor que las instalaciones calcinadas, explicaron Gallego y Viguera; además de significar, cuando comiencen, el «compromiso» –así lo manifestó el director general– de reincorporación de la plantilla de entre 150 y 175 trabajadores que antes del desastre trabajaban en Dos Hermanas y que ahora están bien sujetos a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) o en otros destinos: los productos de Ybarra que se elaboraban en Dos Hermanas se hacen ahora en 14 sitios distintos. La empresa quiere que la fábrica nazarena sea «referencia en Europa», por lo que producirán nuevas líneas de salsa y exportarán a 85 países. La fábrica está llamada a durar «cien años», expuso Gallego.

La factoría, cuya obra costará 40 millones de euros al 100% procedentes de la iniciativa privada, explicó Viguera, tendrá 16 máquinas y una capacidad de 20.000 palés. Y es que, según los datos del director general, el consumo no se ha visto afectado por el incendio –lo que también tiene la lectura del esfuerzo logístico para mantener la producción sin contar con la fábrica central– y la facturación no se ha resentido ni un 3 por ciento, al bajar de 214 en 2015 a 209 millones de euros el año pasado, el del desastre. Pese a ello reclamó Viguera alguna aportación directa a las administraciones por el empleo que se mantiene «de manera heroica», según la empresa.

En todo caso, el Ayuntamiento de Dos Hermanas ha acelerado las licencias, la Junta también ha acelerado los papeleos de su competencia y el Ministerio de Empleo ha eximido a Ybarra de los seguros sociales de los trabajadores afectados por el ERTE.

SALIDA POR CARRETERA

Además, el director de Marketing, Gonzalo Ybarra, señaló que la construcción de la fábrica avanza a tal ritmo que la salida de los camiones –que será de 50 al día cuando comience la producción– está por resolver la salida hacia la carretera N-IV (Madrid-Cádiz)–.

La fábrica en obras se sitúa entre esta vieja carretera y la AP-4 (autopista de peaje Sevilla-Cádiz).

SALSAS CON CALIDAD BRC+, CON SELLO KOSHER Y HALAL

La fábrica de Ybarra en Dos Hermanas mantendrá los certificados de calidad que ya tenían las salsas que salían de la factoría siniestrada. El sello más importante es del de calidad BRC+, que, explica el director de Marketing, significa que todo el trabajo está organizado y preparado, «con todo lo que eso significa» para superar la prueba de una visita por sorpresa de un auditor de calidad.

Además, Ybarra mantiene para sus productos los certificados que garantizan la pureza para las minorías religiosas: kosher en el caso de los judíos y halal para los musulmanes. Y todos los productos de Ybarra están libres de gluten.

Las primeras líneas en funcionar de la fábrica serán las de aceite y mayonesa, explica Ybarra. El 100% de las líneas tendrán rendimiento a lo largo del primer semestre de 2018. De hecho, la de mayonesa ecológica, recién recuperada tras el incendio, ha estado casi un año con la producción parada, en contraste con la de mayonesa tradicional, cuya elaboración, interrumpida el 16 de julio de 2016 por las llamas, pudo retomarse al mes en otras instalaciones.

175 AÑOS DE EXPERIENCIA

Ybarra fue fundada en 1842 y en estos 175 años se ha especializado en la producción, envasado y comercialización de aceite de oliva, salsas, mayonesas y otros productos alimenticios. Mantiene las marcas Ybarra y La Masía y envasa el 20 por ciento del aceite que se consume en España. En 1965 inició la elaboración industrial de mayonesas, y hace 40 años la de vinagres.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016