domingo, 25 agosto 2019
15:33
, última actualización

42 familias realojadas vuelven a Los Pajaritos en los nuevos bloques

Emvisesa ha asumido gastos como las mudanzas, la instalación de las cocinas o mejoras en el aislamento con un coste total de 387.000 euros

08 may 2019 / 10:40 h - Actualizado: 08 may 2019 / 10:50 h.
  • El alcalde, Juan Espadas, junto a vecinos retornados. / El Correo
    El alcalde, Juan Espadas, junto a vecinos retornados. / El Correo

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo, en coordinación con el distrito Cerro Amate, el Área de Bienestar Social y la Gerencia de Urbanismo, ha culminado la primera fase de ocupación de los nuevos bloques de viviendas construidos en la barriada de Los Pajaritos. En total, finalmente, han regresado al barrio 42 de las familias fueron realojadas en otros puntos de la ciudad durante el tiempo que se prolongó el derribo y la construcción y adecuación de las nuevas viviendas. Para ello, Emvisesa ha asumido gastos como las mudanzas, la instalación de las cocinas o mejoras en el aislamento con un coste total de 387.000 euros. Quedan por tanto finalmente sólo 20 pisos disponibles que se adjudicarán de acuerdo con el proceso iniciado de permutas a través de un baremo social por parte de la empresa de vivienda.

Dos opciones a las familias

En total, con el derribo de los bloques tuvieron que ser realojadas 92 familias en distintos puntos de la ciudad, aunque la mayoría en la Avenida de Andalucía. Todas ellas firmaron acuerdos por los que se les concedían dos opciones una vez que concluyeran las obras de construcción: permanecer en las viviendas que tenían asignadas para realojos a través de contratos de alquiler o regresar al barrio de Los Pajaritos. Finalmente, de las 62 personas que tenían esa opción de volver, la han suscrito 42, quienes durante las últimas semanas han venido realizando las mudanzas.

Estas 42 familias han retornado a nuevas viviendas a estrenar y con sus correspondientes plazas de aparcamiento. Las nuevas viviendas además han mejorado sus condiciones, puesto que de los menos de 45 metros que tenían han pasado a los más de 60 que hoy presentan, a lo que se añade el cumplimiento de las nuevas certificaciones que recoge el Código Técnico de Edificación, como son las relativas a las nuevas condiciones energéticas, el empleo de nuevos materiales y equipamientos, y la reordenación de los espacios públicos.

Resto de viviendas

En cuanto a las viviendas que aún quedan libres, Emvisesa abrió una convocatoria de permuta para que personas mayores, sin recursos económicos suficientes y graves problemas de accesibilidad o habitabilidad, pudieran permutar sus pisos para trasladarse a las nuevas viviendas con una renta social. Se registraron un total de 32 solicitudes que cumplen todos los requisitos y entre las que se designará a los adjudicatarios definitivos.

Durante todo este proceso, los servicios de Emvisesa están realizando una labor de asesoramiento y mediación entre las familias para favorecer la integración, así como tramitar las ayudas que sean necesarias dentro del marco normativo actual.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016