miércoles, 23 agosto 2017
18:52
, última actualización

45.000 euros para vigilar la comisaría de la Gavidia

El Ayuntamiento ha adjudicado un nuevo contrato sobre labores de seguridad, control y vigilancia de este espacio, en desuso y cerrado desde 2003

22 jul 2017 / 11:00 h - Actualizado: 22 jul 2017 / 11:14 h.
  • Antigua comisaría de la Gavidia. / El Correo
    Antigua comisaría de la Gavidia. / El Correo

TAGS:

El Ayuntamiento de Sevilla ha resuelto en favor de la empresa Protección y Seguridad Máxima S.A., el procedimiento negociado sin publicidad promovido para el nuevo contrato relativo a las labores de seguridad, control y vigilancia de la antigua comisaría de la Policía Nacional de la plaza de la Concordia, conocida como comisaría de La Gavidia. La contratación, según la información recogida por Europa Press, supone un desembolso de 45.261 euros para las arcas municipales.

En paralelo, y respecto a la antigua y céntrica comisaría, cabe señalar que merced a la Ley 2/2017 de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado declarar este edificio como Lugar de Memoria Democrática.

En concreto, la Ley autonómica 2/2017 de Memoria Histórica y Democrática dedica su capítulo II a los “lugares y senderos de Memoria Democrática”. En dicho capítulo, consultado por Europa Press, el artículo 28 estipula todo un “régimen de protección y conservación” para los lugares declarados de Memoria Democrática, determinando que “la Consejería competente en materia de memoria democrática podrá impedir un derribo y suspender cualquier clase de obra o intervención en un Lugar de Memoria Democrática”.

El mismo artículo expone que para “salvaguardar los valores históricos, etnográficos o antropológicos” de los lugares declarados de Memoria Democrática, “será necesaria la autorización de la Consejería competente, con carácter previo a las restantes autorizaciones o licencias, para cualquier cambio o modificación que se desee llevar a cabo, tanto se trate de obras de todo tipo, incluyendo remociones de terreno, como de cambios de uso”.


TAMBIEN LA PUBLICIDAD

“La colocación de publicidad comercial, cableado, antenas y conducciones aparentes estarán igualmente sometidos a dicha autorización previa”, fija el mencionado artículo.

En paralelo, el artículo 27 regula las “obligaciones” de los propietarios de lugares de Memoria Democrática, comenzando por “el deber de conservarlos y mantenerlos de manera que se garantice la salvaguarda de sus valores”. En consecuencia, la Administración andaluza goza de potestad para ordenar como tal a los propietarios, la ejecución de medidas destinadas a “garantizar la conservación, mantenimiento o custodia de los bienes inscritos como Lugar de Memoria Democrática”. Los dueños de inmuebles declarados de Memoria Democrática, además, tienen “la obligación de permitir su visita pública cuatro días al mes, en días y horas previamente señalados”.

La antigua comisaría de la Policía Nacional de la plaza de la Concordia, nominada como de la Gavidia a cuenta de la plaza vecina a su enclave, permanece en desuso y cerrada desde 2003, toda vez que su propiedad corresponde al Ayuntamiento de Sevilla, después de que el edificio le fuese transferido por el Ministerio de Interior.


EL FUTURO DE LA GAVIDIA

Desde su cesión, el Ayuntamiento ha intentado vender el inmueble, siempre sin éxito, y en el pasado mandato, el entonces gobierno municipal del PP promovió una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), para reclasificar el edificio de suelo de interés público y social (SPIS), a suelo de gran superficie comercial. En el actual mandato, en el que el PSOE gobierna el Ayuntamiento, la institución municipal desistió finalmente de dicha recalificación, teniendo aún pendiente decidir qué uso dar al edificio.

A día de hoy, según ha manifestado el concejal de Hábitat Urbano y Cultura del Ayuntamiento, Antonio Muñoz (PSOE), pesan “distintas propuestas” para destinar el edificio a “usos hoteleros, deportivos o sociales”. Al respecto, ha mencionado la propuesta promovida por el colectivo de arquitectos ‘Entre Adoquines’, para que la antigua comisaría acoja un centro de investigación y emprendimiento de la Universidad de Sevilla y la Universidad Pablo de Olavide, junto a un espacio socio cultural y una zona lúdica.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016