lunes, 18 junio 2018
23:42
, última actualización

Adaptarse a las exigencias del paciente VIH de edad avanzada

El hospital de Valme replantea la asistencia farmacoterapéutica de este tipo de enfermos en función de su deterioro y comorbilidades fruto del envejecimiento

01 abr 2018 / 22:20 h - Actualizado: 01 abr 2018 / 22:25 h.
  • Ramón Morillo, Esther Márquez (responsable de la UGC de Farmacia Hospitalaria), Fernando Lozano (infectólogo) y Emilio Suárez (digestivo). / El Correo
    Ramón Morillo, Esther Márquez (responsable de la UGC de Farmacia Hospitalaria), Fernando Lozano (infectólogo) y Emilio Suárez (digestivo). / El Correo

Los nuevos tratamientos antirretrovirales han contribuido a aumentar notablemente la esperanza de vida en pacientes infectados con el VIH, cuyo envejecimiento viene asociado a problemas antaño secundarios como las comorbilidades o el deterioro funcional y cognitivo que, sin embargo, deben ser tenidos en consideración desde el punto de vista de la asistencia farmacoterapéutica.

En este contexto, la Unidad de Gestión Clínica de Farmacia Hospitalaria del Hospital Universitario de Valme acaba de celebrar la 11ª edición de unas jornadas dirigidas a la actualización en farmacoterapia de enfermedades víricas (VIH-sida, hepatitis B y hepatitis C). Con gran experiencia en la gestión eficiente de este tipo de tratamientos, el hospital sevillano ha consolidado esta iniciativa de carácter anual a través de la cual se han formado más de 500 farmacéuticos españoles.

Acreditadas por la Agencia Andaluza de Calidad y la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria, estas jornadas han permitido durante una década actualizar los avances farmacoterapéuticos en el marco de la evolución constante de los tratamientos en el ámbito de las patologías víricas.

La presente edición ha abordado una tema de interés creciente entre estos especialistas: el enfoque estratégico del paciente VIH de edad avanzada, cuya complejidad farmacoterapéutica se acrecienta como consecuencia de su envejecimiento; junto al manejo de las neoplasias en el paciente VIH dada la sobreactuación que precisa por el comportamiento diferente de su sistema inmunitario.

Según el director de estas jornadas, el farmacéutico de Valme Ramón Morillo, «nos encontramos con el reto de reenfocar el manejo asistencial del paciente VIH. Es prioritario no ceñirse exclusivamente al tratamiento de la infección y al manejo de los fármacos antirretrovirales, puesto que es cada vez mayor la presencia de otros problemas emergentes asociados al envejecimiento como el manejo de comorbilidades y los deterioros funcional y cognitivo».

La evolución en terapias ha propiciado el envejecimiento de la población afectada de VIH, abocada a la polifarmacia y a la complejidad farmacoterapéutica, lo que conlleva una transformación asistencial de estos pacientes. Precisamente al objeto de optimizar la labor que realizan los farmacéuticos de hospital, estas jornadas defienden la efectividad del nuevo modelo de atención farmacéutica CMO, diseñado e impulsado desde Valme.

Digestivos e infectólogos

Además de la intervención de farmacéuticos hospitalarios en el diverso contenido del programa formativo, han participado digestivos e infectólogos dada la necesaria coordinación en una gestión de calidad de estas tres especialidades médicas en el conjunto de su abordaje.

El hospital de Valme dispone de una consulta especializada de atención farmacéutica de patologías víricas que anualmente atiende a 700 pacientes infectados por VIH. Dirigida por Ramón Morillo, ha incorporado a su dinámica de trabajo los beneficios de las nuevas tecnologías potenciando la gestión eficiente de farmacoterapia en estas patologías.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016