lunes, 20 noviembre 2017
23:27
, última actualización
Tussam

«Al chófer del autobús de Tussam se le cruzaron los cables»

Uno de los pasajeros del autobús explica que «todo lo que pasó fue desproporcionado» y que «los dos conductores se equivocan»

15 sep 2017 / 21:24 h - Actualizado: 16 sep 2017 / 08:51 h.
  • El autobús de la línea C3 en la que tuvo lugar el suceso con el conductor de un turismo. / A. García
    El autobús de la línea C3 en la que tuvo lugar el suceso con el conductor de un turismo. / A. García

«En el autobús viajábamos cinco o seis personas y tras lo sucedido empezamos a pulsar el botón del Stop para que el chófer parara en la parada más próxima». Lo cuenta a este periódico uno de los pasajeros del autobús que embistió a un turismo después de una discusión en la avenida Torneo.

«Fue casualidad que estuviera grabando con el móvil. Se lo iba a enviar a una amiga con la que había quedado para que viera lo que hacía y sucedió la pelea». Fue el autor de vídeo más visto este viernes en Sevilla y le da miedo que se desvele su nombre, prefiere mantenerse en el anonimato. Este joven sevillano de 23 años cuenta que el conductor del turismo se iba a incorporar desde el Stop que se encuentra en la gasolinera de Torneo. «Parece que iba hablando con el móvil y al incorporarse el chófer tuvo que frenar bruscamente a la par que el turismo para evitar el accidente».

Esta sería la razón por la que el chófer de Tussam le recriminó a este conductor que tuviera cuidado, que no fuera conduciendo hablando con el teléfono móvil porque casi provoca un accidente. «Después de la recriminación el joven del turismo se puso a decirle cosas y entonces el chófer abrió las puertas del autobús. Empezaron a discutir –como se puede observar en el vídeo– y al chófer del autobús de Tussam se le cruzaron los cables y embiste al coche».

Tras estos hechos el chófer cerró las puertas y prosiguió la marcha por la avenida Torneo. «Una pasajera se levantó y le recriminó lo sucedido, le pidió que parara. El chófer se negó porque tenía que esperar a la próxima parada», aclara el testigo, que explica que rápidamente se levantaron todos los pasajeros para pulsar el botón de Stop para que el autobús parara en la siguiente parada.

«Estábamos todos bien. Nos bajamos y dejamos al chófer que prosiguiera la marcha solo porque actuó de forma muy violenta. El ambiente era tenso», cuenta este joven, que intenta ser neutral: «Sinceramente creo que las reacciones de ambos fueron desproporcionadas. No justifico la actuación de ninguno, pero entiendo que el conductor de un autobús público debe ser responsable de la seguridad de los pasajeros... Y no lo fue».

Tussam abre un proceso interno para investigar lo sucedido

El director gerente de la sociedad Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam), Rubén García, manifestó ayer que esta empresa perteneciente al Ayuntamiento ha abierto un «proceso interno», para esclarecer el altercado protagonizado por un chófer de la compañía y un conductor particular y que se habría saldado con una supuesta embestida del autobús al vehículo privado. García avisó de que median «distintas versiones» sobre lo ocurrido y, por eso, pidió esperar a que la empresa cuente con «todos los datos». García expuso que Tussam ha abierto «un proceso interno» destinado a «aclarar» el altercado en el que se habría visto envuelto el pasado martes por la noche un autobús de la línea C3 que habría acabado embistiendo a un vehículo privado. Así, una vez que la empresa municipal cuente con «todos los datos» y escuche tanto al trabajador involucrado en los hechos como al conductor particular, «se determinarán las posibles responsabilidades». Entretanto, García dijo que el conductor de Tussam «está en un proceso médico de incapacidad temporal». «Estamos en un proceso interno de aclaración», insistió considerando «prematuro» decidir ya si el trabajador será o no objeto de un expediente sancionador.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016