martes, 21 noviembre 2017
11:05
, última actualización
Solidaridad

Al rescate de una sonrisa

Los cuerpos de seguridad montan un dispositivo especial frente al Virgen del Rocío para hacer más llevadera y animada la estancia a los niños ingresados

26 ene 2017 / 17:53 h - Actualizado: 26 ene 2017 / 22:08 h.
  • En torno a media centenar de efectivos acudieron al dispositivo especial organizado por la asociación Sonrisas en el Virgen del Rocío. / El Correo
    En torno a media centenar de efectivos acudieron al dispositivo especial organizado por la asociación Sonrisas en el Virgen del Rocío. / El Correo

Un dispositivo especial con efectivos de la Policía Nacional, la Policía Local de Castilleja de la Cuesta, el Seprona, la Guardia Civil, Bomberos forestales, Protección Civil y un poco más y hasta el Ejército. Agentes con sus perros y otros subido a lomos de sus caballos. Hasta la unidad motorizada se plantó a las puertas del Hospital Virgen del Rocío. Todo un batallón –y nunca mejor dicho– con una misión de vital importancia, casi de mayor empresa que hayan podido tener estos agentes de la ley: arañar la sonrisa de unos niños.

Cerca de medio centenar de profesionales, entre ellos de profesionales sanitarios y asociaciones policiales como la Asociación de Mujeres de la Policía Local, Nacional y Guardia Civil (Mupolia) pasaron la mañana con los niños ingresados en el Hospital Infantil de la mano de la Asociación Sonrisas. «Nuestro objetivo es llevar una sonrisa a todos los niños hospitalizados o en riesgo de exclusión social», explica Mireia Humanes, delegada en Sevilla de la citada asociación, que tiene tres tipos de sonrisas en función del Cuerpo: verdes (si son guardias civiles), azules (si son policías locales o nacionales) y naranjas (si el responsable es del Ejército o de Protección Civil).

Así se montó el operativo a las puertas del Infantil. No faltaron ambulancias –las de Tenorio– ni coches de Protección Civil o Policía Local o un vehículo amarillo chillón del Plan Infoca contra la extinción de incendios. Ahí llegaron algunos niños ingresados como si de un parque de atracciones. Unos, con la ilusión de acariciar a los canes y otros subidos en una de las motocicletas. Todos son risas y muy contagiosas. Más de un agente dejaba a un lado su rictus serio por la carcajada a boca llena.

Después tocó acudir a las entrañas del hospital para el visionado de vídeo de la asociación y la presentación de la entidad en sociedad. Posteriormente, tocó el otro momento dulce del día: los efectivos se distribuían en equipos para hacer entrega de los juguetes a los pequeños ingresados. Juegos que iluminaron el rostro de unos niños que no pasan, precisamente, por su mejor momento.

Este tipo de iniciativas responden al programa de Humanización y Atención al Paciente del centro, que intenta que todos los pacientes ingresados, ya sean adultos o niños, además de la asistencia sanitaria puedan acceder actividades complementarias que hagan más llevadera su estancia.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016