miércoles, 19 junio 2019
12:43
, última actualización

Algo temporal hasta la ansiada conexión ferroviaria

31 ene 2016 / 20:36 h - Actualizado: 31 ene 2016 / 20:38 h.

El nuevo servicio de autobús entre la estación del Metro de Blas Infante y la Cartuja se considera una medida meramente temporal porque, admiten todas las partes, no es la solución para una zona con unos problemas de movilidad que se verán agravados cuando entre en servicio la Torre Sevilla, algo que ocurrirá a lo largo del presente año.

El objetivo final es una demanda largamente planteada en la ciudad, la conexión en tren entre la estación del Metro de Blas Infante y la de Cercanías de Cartuja mediante la prolongación de la línea ferroviaria, lo que de paso permitiría ubicar un apeadero a la altura de Torretriana, sede de varias consejerías de la Junta. El problema es el de siempre, que no hay presupuesto, porque hablamos de una propuesta que podría costar del orden de los 50 millones de euros.

Así las cosas, esta conexión ferroviaria está formalmente en estudio desde el verano de 2014, aunque no ha hecho su aparición en los Presupuestos Generales del Estado hasta los actualmente vigentes de 2016. En concreto hay prevista una partida de dos millones de euros para empezar a trabajar en el proyecto, cantidad inicialmente no incluida pero que se admitió tras una enmienda que presentó el PP de Sevilla.

Mientras llega el lejano momento en que esta línea sea una realidad, el Ayuntamiento anuncia que la zona dispondrá de un plan especial de tráfico y, además del servicio exprés de Tussam, se habilitarán nuevas zonas de aparcamiento en solares de la isla y mejorarán las condiciones del carril bici para fomentar su uso.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016