sábado, 20 abril 2019
16:39
, última actualización

Andalucía es la segunda región con más plazas de alojamiento

Turismo. La comunidad presenta una amplia oferta de camas. Es la segunda del país en número de plazas regladas. Los apartamentos turísticos crecen a ritmo de vértigo

24 jun 2017 / 06:03 h - Actualizado: 23 jun 2017 / 21:44 h.
  • Cientos de veraneantes en la playa onubense de Mazagón. El turismo de sol y playa es uno de los sectores fuertes del turismo en Andalucía. / Miguel Vázquez (Efe)
    Cientos de veraneantes en la playa onubense de Mazagón. El turismo de sol y playa es uno de los sectores fuertes del turismo en Andalucía. / Miguel Vázquez (Efe)
  • Un grupo de turistas pasea por el puente sevillano de Isabel II. / Pepo Herrera
    Un grupo de turistas pasea por el puente sevillano de Isabel II. / Pepo Herrera
  • Colas de visitantes en la Plaza del Triunfo para acceder al Real Alcázar de Sevilla. / Manuel Gómez
    Colas de visitantes en la Plaza del Triunfo para acceder al Real Alcázar de Sevilla. / Manuel Gómez

Llega el verano y llega el debate de todos los años. ¿Dónde nos vamos? ¿Dónde nos alojamos? Es el gran debate en las familias o grupos de amigos que deciden viajar unos días para descansar y desconectar del día a día. Una vez decidido el destino, la oferta de alojamientos es tan múltiple y variada que hay opciones tanto para todos los gustos como para todos los bolsillos.

Todos los alojamientos legales –porque hay también tristemente muchos ilegales que no figuran en ninguna estadística oficial– forman parte de un registro que depende de la consejería de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía. Este órgano, en su informe Oferta de alojamiento turístico en Andalucía. Año 2016, refleja que la oferta de alojamiento de la comunidad se sitúa en segundo lugar en el ranking nacional de plazas de alojamiento reglado por detrás de Cataluña y superando en número de plazas a Canarias. La cuota de participación de Andalucía es del 15 por ciento mientras que Cataluña alcanza el 19,2 por ciento y Canarias, el 15,4 por ciento. En Andalucía, la mayoría de las plazas ofertadas en las provincias andaluzas son hoteleras. Destacan Almería y Sevilla, donde el peso de esta oferta supera el 50 por ciento de sus camas.

La mayoría de las plazas ofertadas en las provincias andaluzas son hoteleras, destacando Almería y Sevilla donde el peso de esta oferta supera el 50 por ciento de sus camas. En Málaga los hoteles alcanzan una cuota del 44,3 por ciento y es en esta provincia donde destaca de forma especial la presencia de apartamentos turísticos y viviendas con fines turísticos con porcentajes muy similares (19,2 por ciento y 18,9 por ciento, respectivamente).

Córdoba y Sevilla, por su parte, tiene las participaciones más elevadas de pensiones y hostales mientras que Jaén concentra un alto porcentaje de plazas en viviendas turísticas de alojamiento rural. Respecto a las plazas de campings, Huelva presenta una alta participación (33,9 por ciento) mientras que Cádiz también presenta una elevada cuota en esta categoría (20 por ciento).

En cifras generales, el Registro Estadístico de Turismo de Andalucía, en 2016 la comunidad andaluza contó con un total de 21.832 establecimientos que han ofertado 546.517 plazas.

Estos datos reflejan que se registraron más de 16.200 viviendas y 91.200 plazas, que se unieron como viviendas turísticas, alojamiento rural o viviendas con fines turísticos. En el resto de establecimientos, Andalucía terminaba el pasado año con un total de 455.257 plazas, un 0,7 por ciento más que las ofertadas en 2015.

Uno de los fenómenos que está creciendo a pasos agigantados es el de las viviendas de alquiler como apartamentos turísticos. En muchas ciudades, Sevilla entre ellas, resulta ya bastante complicado encontrar un piso para alquiler como vivienda habitual en las zonas más turísticas de la ciudad dado que los propietarios logran mucha más rentabilidad alquilándolos por días sueltos para los visitantes que por años completos.

Debido a este auge, y también para luchar contra aquellos que alquilan una vivienda ilegalmente y sin el más mínimo control restando clientes a los hoteles, la Junta de Andalucía publicó el decreto 28/2016 de 2 de febrero de las viviendas con fines turísticos y de modificación del decreto 194/2010, de 20 de abril, de establecimientos de apartamentos turísticos para regular este tipo de actividad así como para proteger tanto el derecho de los arrendatarios como de los arrendadores.

Aunque estos apartamentos turísticos que están regulados por la Junta de Andalucía son completamente legales y suponen una nueva competencia los establecimientos tradicionales. Así, desde las patronales hoteleras asumen que es una competencia reglada que forma parte además de la misma patronal, aunque lamentan que estos tipos de alojamientos no deban pasar todos los controles que la administración establece para los hoteles (seguridad, sanitarios, alimentación etc), que además de dotar de seguridad a los establecimientos implican que estos deben destinar parte de sus recursos económicos para poder pasar todos estos controles de calidad que obliga la administración. Por ello, aunque los apartamentos turísticos que estén en el registro de la Junta de Andalucía sean legales, tienen una alta rentabilidad económica ya que soportan muchos menos costes que un establecimiento hotelero tradicional. Es más, desde el sector hotelero algunas voces piden que este reglamento necesita una revisión porque los pisos turísticos deberían tener las misas condiciones de seguridad, por ejemplo, que un hotel y que no cumplen dado que están planteados inicialmente como si fueran una vivienda convencional.

Comparando los precios en la capital sevillana en el barrio de Santa Cruz, probablemente el más turístico de la ciudad, se puede encontrar para el fin de semana que viene –de viernes 30 de junio al domingo 2 de julio– una habitación en un hotel de cuatro estrellas por 283 euros con desayuno incluido (141,5 euros la noche para dos personas).

A pocos metros de este hotel, por contra, es posible reservar en el portal de reservas Airbnb un apartamento turístico en el barrio de Santa Cruz para cuatro personas por 126 euros las dos noches (63 euros la noche para dos personas), una cifra que supone menos de la mitad que el precio del hotel de cuatro estrellas. El apartamento, además, tiene 60 metros cuadrados (bastante más que una habitación de hotel convencional) y dispone de una cocina completamente equipada. Esta forma de viajar, en la que se puede disponer de un apartamento completamente equipada resulta cada vez más opción preferida por miles de viajeros.

Todo dependerá también, y los previos variarán según la zona y la temporada, si es alta o baja, del tipo de turismo que el visitante quiera hacer ya que pude ser turismo de interior, de sol y playa, de golf, de camping, de congresos, excursionismo, en familia o de salud y bienestar, entre otros tipos. Actualmente, el turismo de naturaleza gana cada día más adeptos y es uno de los sectores que presenta un mayor potencial de crecimiento como impulso económico y de creación de empleo.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016