sábado, 22 septiembre 2018
09:40
, última actualización

Atarazanas, un proyecto de consenso

Hoy es el momento de reconocer el esfuerzo realizado por los diferentes equipos de la Consejería de Cultura, así como de la Asociación de Defensa del Patrimonio de Andalucía y la Fundación Bancaria La Caixa

14 ene 2018 / 06:25 h - Actualizado: 14 ene 2018 / 06:25 h.

Por Miguel Ángel Vázquez Bermúdez. Consejero de Cultura. Junta de Andalucía

Sesde su adquisición al Estado, la Junta de Andalucía ha mostrado un interés inequívoco por la conservación y puesta en valor de las Reales Atarazanas de Sevilla. Un monumento de extraordinario nivel patrimonial que desde el primer momento tuvimos claro que íbamos a convertir en uno de los referentes culturales de nuestra comunidad, al servicio de la ciudadanía sevillana y andaluza, y de todos nuestros visitantes.

De ahí la satisfacción que supone haber culminado con éxito el proceso de diálogo y negociación que pusimos en marcha desde la Consejería de Cultura para retomar lo antes posible el plan que teníamos para las Atarazanas.

Han sido bastantes meses de intenso trabajo por parte de la comisión técnica que creamos para solucionar la situación. Un trabajo conjunto en el que todas las partes han hecho recomendaciones y aportaciones que han enriquecido y mejorado el proyecto. Hoy es el momento de reconocer el esfuerzo realizado por los diferentes equipos de la Consejería de Cultura, así como de la Asociación de Defensa del Patrimonio de Andalucía y la Fundación Bancaria La Caixa. La dedicación, el compromiso y la voluntad de acuerdo presidió en todo momento los encuentros mantenidos, lo que tuvo como resultado el acuerdo que queríamos para un proyecto tan ambicioso como el que estamos impulsando.

El pasado 29 de diciembre, el presidente de Adepa, el director general de la Fundación Bancaria La Caixa, y este consejero de Cultura firmamos, gracias a la generosidad y altura de miras por parte de todos, un convenio que permitió desbloquear el proyecto. Un acuerdo fruto del diálogo, la responsabilidad y el rigor que refuerza la garantía de los aspectos patrimoniales, jurídicos y técnicos del proyecto y que además añade el valor del consenso.

Por tanto, nuestro objetivo ahora es que las obras se inicien lo antes posible. Para ello, se adecuará el proyecto arquitectónico a la nueva propuesta y se someterá a los procedimientos establecidos legalmente. En esto, la Consejería de Cultura se compromete firmemente a agilizar lo antes posible los trámites que sean de su competencia. Con esa misma determinación, el gobierno andaluz está decidido a que las Atarazanas sean un patrimonio monumental vivo y en uso, al que acudan ciudadanos de Sevilla, Andalucía y el resto del mundo para vivir, disfrutar y compartir cultura, profundizando en la historia y singularidad del edificio y al mismo tiempo disfrutando de prácticas artísticas y participando en la reflexión contemporánea.

Estamos convencidos de que en poco tiempo el antiguo astillero estará indisolublemente unido a la identidad de Sevilla y será uno de los grandes atractivos de su oferta para el turismo cultural.

Un proyecto que trascenderá y superará la idea de bien patrimonial para su mera observación y hará posible que las Atarazanas sean de nuevo una fábrica, pero en este caso de experiencias, conocimiento, pensamiento y creatividad. En definitiva, un monumento vivo que va a contribuir a transformar la ciudad y va a sumar un nuevo activo cultural a nuestra comunidad.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016