martes, 23 julio 2019
22:08
, última actualización

Barberías e imprentas artesanales, de moda

Las tendencias y el gusto por lo artesanal ha motivado el resurgir de profesiones que habían quedado olvidadas

05 oct 2016 / 07:00 h - Actualizado: 05 oct 2016 / 08:00 h.
  • Los calendarios de ‘Tiporium’. / M. G.
    Los calendarios de ‘Tiporium’. / M. G.

El gusto por lo artesanal está en auge. Esto ha motivado el resurgir de algunos oficios que habían quedado en el olvido. Es el caso de las imprentas artesanales que en unos pocos años han vuelto a aparecer. «En las imprentas digitales sí hay una decadencia pero nosotros no competimos con ellas. Nuestra producción no es a gran escala», explica Juan Contreras, dueño de Tiporium, uno de los cuatro negocios de este tipo que hay en la provincia de Sevilla. Los otros se ubican en la calle Baños, el taller Lirandy, en Bustos Tavera, Les Chevalets; y en Correduría, Los Tipejos.

«Yo empecé por curiosidad, siempre me ha gustado el diseño y quería conocer la raíz de todo, que está en los tipos de plomo móviles... Primero me compré una tipografía, luego fue una máquina y la gente fue encargándome cosas hasta que me decidí a montar algo», relata. «Esto no es una moda, es un nicho de mercado», asegura este diseñador gráfico que encuentra la razón en que «se valora mucho lo artesanal, lo cuidado, el mimo... Aquí cada producto es único». Al igual que en las imprentas digitales, uno de los productos estrella son las invitaciones de boda, «pero nosotros le damos un plus. No solo personalizamos el producto, contamos la historia de la gente y vamos más allá, a una pareja que se conoció en la playa les hicimos unas con la propia arena», apunta. «A nosotros nos funciona el tacto a tacto, cuando ven el producto, se convencen de la diferencia».

Muchos de los negocios que han resucitado en los últimos años se relacionan con la artesanía, como es el caso de las mercerías, que han vuelto a abrirse casi en cada barrio después de años de olvido. En la moda del Do It Yourself (DIY) es donde reside la explicación de esta tendencia. Al igual que en el caso de las tiendas de bicis lo es el boom ciclista que se ha vivido en los últimos años en la capital hispalense, desde que se construyeran los carriles en la ciudad hace una década.

En los nuevos cánones de belleza está la clave para que casi en cada esquina haya surgido una barbería. Hasta hace no mucho, quien lucía barba o bigote se veía obligado a cuidarla como buenamente podía. Una circunstancia bien distinta a la actual pues ahora es bastante frecuente encontrar productos específicos para su cuidado. Las barberas de Sevilla, unas hermanas que siguen el oficio de su padre en Sevilla Este o The Barber Shop en Padre Damián son algunas de ellas.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016