martes, 19 septiembre 2017
14:10
, última actualización

Bueno se queda a 200 avales y no disputará la secretaría general

La precandidata impulsada por Ferraz se retira de las primarias y ni siquiera presentará las firmas obtenidas. Pérez será reelegida como líder del PSOE sevillano

15 sep 2017 / 21:29 h - Actualizado: 15 sep 2017 / 22:46 h.
  • Bueno se queda a 200 avales y no disputará la secretaría general
  • Bueno se queda a 200 avales y no disputará la secretaría general

No habrá primarias en Sevilla. Eva Patricia Bueno, la precandidata a la secretaría general del PSOE sevillano impulsada por el sanchismo en la provincia no ha logrado pasar el corte del 20 por ciento del censo requerido para llegar a la elección directa por las bases, prevista para el próximo 1 de octubre. En un encuentro celebrado en la tarde de ayer en la agrupación socialista de Miraflores, de la que Bueno es secretaria general, anunció que no optará a esta consulta a la militancia tras no lograr en los diez días habilitados el mínimo de firmas requeridas.

Este acto, cuadrado como final de la precampaña en compañía de sus más directos colaboradores, confirmó que apenas han sido unos 200 los avales que la han separado de disputar el liderazgo socialista a Verónica Pérez, que de esta forma renovará su puesto al frente del PSOE provincial. Según fuentes cercanas a Bueno consultadas por este periódico, la precandidata sanchista se ha quedado en 1.943 avales -unas 150 más de las que cosechó Pedro Sánchez en Sevilla para las primarias al federal–, a poco menos de dos centenas de firmas de las 2.133 supuestamente requeridas, porque solo en Ferraz se conoce el censo oficial. Si bien, esas mismas fuentes también reconocieron a este periódico que ni siquiera llegarán a presentar este sábado las firmas obtenidas ante el provincial, con lo que esa cifra filtrada no podrá ser confirmada y validada por el partido, aun siendo reconocida como insuficiente.

Se trataría, aproximadamente, de algo menos del 19 por ciento de la militancia sevillana, un punto menos del polémico 20 por ciento, criticado hasta la saciedad por el sector próximo al renacido secretario general Pedro Sánchez y que a la postre se ha revelado como decisivo. Este último axioma, el que ha circundado sobre el porcentaje de avales que habrían de conseguir, marcó los primeros compases de la recogida de firmas y también lo ha hecho al final. En el acto celebrado en Miraflores, Bueno consideró que esta exigencia ha «impedido el debate, la confrontación de ideas y la posibilidad de expresarse libremente mediante el voto secreto que es la garantía de la democracia». La precandidata también denunció la existencia de «presiones» que de alguna forma «han impedido el libre desarrollo del proceso de recogida de avales».

Por su parte, fuentes oficialistas del PSOE sevillano, defienden la postura elegida de requerir este número máximo de avales, en base a que esta posibilidad venía dada por el 39º Congreso del PSOE, el que designó a Sánchez como líder tras las primarias en las que ganó a Susana Díaz. En el cónclave socialista del pasado junio se daba la posibilidad a las direcciones regionales y provinciales de elegir entre adoptar el requerimiento antiguo del 20 por ciento o la nueva regla aprobada que solo obligaba a reunir un tres por ciento del total de la militancia. El no estar aún revestido de «seguridad jurídica» por no ser confirmado por un Comité Federal fue la razón que el PSOE andaluz esgrimió para mantener el 20 por ciento en su proceso interno celebrado en julio y que se solventó sin oposición para Díaz. Además, desde San Vicente se diseminó esta regla por los ocho provinciales andaluces, que este sábado día 16 tenían marcada su fecha de recogida y recuento de avales. De esta forma, el PSOE de Sevilla reelegirá a Verónica Pérez como secretaria general, sin llegar a celebrarse las que hubieran sido las primeras primarias de la historia de los socialistas hispalenses.

Fuentes sanchistas, que no ocultaron cierta decepción por quedarse «a las puertas», anunciaron que ya se están organizando para el siguiente paso en la pirámide invertida que son los procesos internos socialistas, el de las agrupaciones locales. En este escenario, los partidarios del reelegido Sánchez, comandados en la provincia por Toscano y Gómez de Celis, buscarán aumentar su cuota de poder en casas del pueblo. En Sevilla capital cuentan, a día de hoy, con ejecutivas afines en Bellavista, Miraflores y Nervión, mientras que en la provincia destacan la poderosa agrupación de Dos Hermanas y la de las Cabezas de San Juan liderada por Paco Toajas, alcalde cabecense.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016